Conoce a Mahe, el perro que nunca se aparta de su dueño, un niño autista

El labrador le cambió la vida al pequeño James, de apenas 9 años, e incluso duermen juntos en la cama del hospital.

18 Feb 2016 | 6:48 h

El labrador le cambió la vida al pequeño James, de apenas 9 años, e incluso duermen juntos en la cama del hospital.

Una historia que ha conmovido a miles de personas. La vida de James, un niño con autismo, cambió drásticamente luego de que conoció a Mahe, un perro labrador negro, quien se ha convertido en su mejor compañía.

PUEDES VER: Barack Obama confirma visita histórica a Cuba en marzo

Y es que el pequeño, quien vive en Nueza Zelanda, siempre solía mantenerse en silencio y evitaba el contacto con sus padres.

Sin embargo, la llegada de Mahe cambió todo. “Es su mejor amigo, lo es todo para él”, explicó Michelle, la madre de James, en diálogo con el portal ‘Stuff.co.nz’.

Incluso han tenido que pedir un permiso especial para que el can pueda entrar al hospital junto al niño ya que el niño sufre de eventuales ataques.

“No podíamos ir ni a tomar un café. James se ponía muy nervioso y quería irse inmediatamente. Pero cuando Mahe llegó, James se sentaba ahí esperando a que termináramos nuestros cafés”, detalló Michelle.

Te puede interesar