Italia: detienen a pescadores por ayudar a inmigrantes

Incidente se vive en medio de una polémica por esclarecer la ayuda humanitaria y el tráfico de personas en Italia. Tunecinos exigen que se libere a Chamseddine Bourassine, quien auxilió a los inmigrantes junto a otros colegas.

Incidente se vive en medio de una polémica por esclarecer la ayuda humanitaria y el tráfico de personas en Italia. Tunecinos exigen que se libere a Chamseddine Bourassine, quien auxilió a los inmigrantes junto a otros colegas.

Chamseddine Bourassine, presidente de la asociación de pescadores de la ciudad de Zarzis, en Italia, fue detenido junto a otros cinco compañeros de trabajo por ayudar a 14 migrantes de Túnez que atravesaban dificultades en su embarcación antes de llegar a la isla de Lampedusa. El hecho fue registrado en la madrugada y los guardacostas de esta localidad mantienen bajo arresto preventivo a los trabajadores en el penal de Agrigento. 

Como parte de las políticas para combatir la inmigración irregular y el tráfico de personas, las autoridades italianas han apostado por no ayudar a las embarcaciones que llegan de otros países. Según revela el diario El País, la agencia europea Frontex, que protege las frontera, monitoreó los movimientos de la embarcación hasta el momento en que los pescadores ayudaron a remolcar la barcaza de los inmigrantes a unas 24 millas de las costas italianas. Cuando ambos se separaron luego de la ayuda, los trabajadores fueron interceptados. 

La noticia ha provocado el asombro de miles de personas ya que Bourassine es conocido por las constantes labores de rescate que ha realizado en Zarzis y que incluso se le ha voceado como un posible aspirante a Premio Nobel de la Paz. Por ello, alrededor de un centenar de personas se agruparon en la embajada de Italia en Túnez para protestar por la liberación de los pescadores. "Chamseddine es mitad pescador y mitad salvador. Todos nosotros, cuando encontramos una barca en situación de peligro, siempre la ayudamos. Incluso si ello significa que tengamos que dejar de faenar, y perdamos dinero", explicó el sobrino del trabajador, Mabruk Bourassine.

vhf

Pese a ello, existen versiones contradictorias ya que los migrantes sostienen que ellos mismos juntaron dinero y compraron una barca; sin embargo, las autoridades de Zarzis sostienen que los pescadores habrían cobrado por el traslado y soporte a la barca cuyo motor dejó de funcionar, dejando entrever que se trataría de una mafia sobre tráfico de personas. Por su parte, el Gobierno de Túnez reveló a través de Adel Jarboui, secretario de Estado de Inmigración, que pondrá a disposición un abogado a favor de los acusados y que el Ministerio de Relaciones Exteriores ya está revisando el asunto. 

 

 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO