EXCEPTO EN LIMA Y CALLAO - Paro de transportistas continúa en todo el Perú LO ÚLTIMO - Mariano González es el nuevo ministro del Interior

Trucos infalibles para que la yema del huevo frito te quede jugosa y sabrosa

Te dejamos 5 tips prácticos y fáciles para obtener una yema consistente y con un sabor especial que acompañará a la perfección tus comidas favoritas.

La yema del huevo es perfecta para acompañar bistecs, arroz y mucho más. Foto: Mel Joulwan
La yema del huevo es perfecta para acompañar bistecs, arroz y mucho más. Foto: Mel Joulwan
La República

Cuando se trata de un huevo frito, nada es mejor que una yema líquida, consistente y sabrosa para acompañar el pan o distintas recetas, como el bistec a lo pobre. Sin embargo, no siempre queda así debido a distintos factores. Por ello, aquí te traemos algunos trucos caseros muy efectivos para que te quede inigualable.

En ocasiones, suele suceder que el huevo frito queda muy seco o demasiado cocinado, o bien que la yema se rompa. La clave estará en emplear el aceite adecuado y a la temperatura correcta, pero también hay otros tips poco conocidos. Revísalos a continuación.

PUEDES VER: Arroz a la cubana: conoce el origen de su nombre

Fríe el huevo con bastante aceite

Aunque hacer un huevo a la plancha o en el microondas es una idea atractiva, lo cierto es que obtiene un sabor incomparable cuando se fríe en una sartén con abundante aceite. El diario El Español recomienda especialmente el aceite de oliva. Esto ayudará, entre otras cosas, a que el huevo no se quede pegado en la sartén

¿Cuánto tiempo debe estar el huevo en la sartén?

Entre 15 a 20 segundos. Ese es el tiempo justo y necesario que debe permanecer el huevo dentro de la sartén, siempre que el aceite esté bien caliente. Así, garantizamos una yema bien líquida, pero también un huevo con la contextura ideal y el borde crujiente.

Para una yema sabrosa y líquida, el huevo deberá tener la cantidad ideal de aceite. Foto: Alton Brown

PUEDES VER: Conoce 9 tipos de leche y cuáles son los más adecuados para tus recetas

Cubre la yema con aceite

Esta pequeña técnica consiste en rociar un poco de aceite sobre la yema con una espumadera. Esto hará que todo el huevo tenga un aspecto muy agradable, aunque la experiencia de sabor no cambiará en absoluto.

No olvides la sal

Una vez que el huevo esté en la sartén, rocía sal sobre la yema. De esta forma, adquirirá un sabor muy especial.

Lazy loaded component
PUEDES VER: ¿Consumo excesivo de gas? Consejos prácticos para ahorrar en la cocina

¿Qué hacer para que no se rompa la yema?

Una excelente idea para evitar que la yema se rompa es vaciar el huevo en un plato o una taza antes de freírlo. En cambio, si lo rompes encima de la sartén, puede que no quede entero al momento de freírlo.

Un último consejo

Como te habrás podido dar cuenta, esta receta de huevo frito ha absorbido una buena cantidad de aceite para maximizar el sabor de la yema. Por ello, recomendamos prepararla así una vez a la semana e intentar fórmulas algo más ligeras para otras ocasiones, pues abusar de ella puede perjudicar a tu salud.