Edición Impresa del 14 de Julio de 2013

El nuevo régimen del Servicio Civil excluye al 60% de servidores públicos

Cambios. Ley no incluye a carreras especiales como Educación, Salud, Fuerzas Armadas. Tampoco a trabajadores del BCR y Congreso, en total un universo de más de 800 mil servidores.

Carlos Bessombes.

La nueva Ley del Servicio Civil  (N°30057), a la cual podrán ingresar 560 mil trabajadores públicos, toda vez que es voluntaria para quienes laboren bajo los alcances del Decreto Legislativo 276, DL. 728, y obligatoria para los servidores con Contrato Administrativo de Servicios (CAS), excluye a una masa laboral de más de 800 mil personas.

Hoy la cantidad de trabajadores que emplea el Estado es de un millón 400 mil personas. El 60% de ellas pertenecen a las carreras especiales, llámese Educación, Fuerzas Armadas y Policías, Salud, magistrados y diplomáticos, y quienes, de acuerdo con la norma, quedan excluidos de la Ley del Servicio Civil debido a que estos regímenes especiales tienen sus propias leyes y parámetros ya establecidos.

Se debe precisar que los trabajadores administrativos pertenecientes a las carreras especiales sí pasan al Servicio Civil.

Adicionalmente, la ley aprobada el 3 de julio por el Congreso de la República y promulgada y publicada el 4 de julio en el diario oficial también exonera a los trabajadores de la Contraloría General de la República, Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), Congreso de la República, Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) y de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

Asimismo, la ley exceptúa a los servidores de las 34 entidades adscritas al Fondo Nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial del Estado (Fonafe), entre ellas EsSalud, Sedapal, Agrobanco, Electroperú, Egesur, Perupetro, Enapu, Corpac, Banco de la Nación, Cofide, MiVivienda, entre otros. Petroperú está fuera del Fonafe, sin embargo la ley precisa que como empresa pública tampoco pasa al nuevo régimen laboral.

Los servidores públicos de los organismos reguladores sí pasarána la nueva ley, salvo los exceptuados por el Congreso como son la Sunat y la SBS.

Vale decir entonces que sí deben postular al Servicio Civil los trabajadores de la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmín), Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (Ositrán), Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi), Organismo Supervisor de la Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel) y de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass).

PRESIONES A LA NORMA

Si usted es un trabajador y labora en la Sunat, por ejemplo, se seguirá manteniendo como tal pero rigiéndose a las reglas de la Ley de Eliminación Progresiva del CAS, promulgada en abril del 2012. Fuentes del Servir confirmaron a La República que vienen analizando cómo harán para que estos CAS sean Servicio Civil más adelante.

Gracias a la Ley de Eliminación Progresiva del CAS, estos hoy gozan de beneficios como el pago por aguinaldo por Fiestas Patrias y Navidad, el derecho a un periodo vacacional de 30 días y a la libertad sindical.

Por citar otro caso, si usted trabaja para el BCR bajo el régimen DL 276 o DL 728, pues continuará laborando como tal sin ningún problema.

Los trabajadores CAS y de los DL 728 y DL 276 tienen chance de postular al nuevo régimen en otra entidad del Estado que sí lo tenga implementado.

Las precisiones de la Ley del Servicio Civil, así como los ajustes necesarios que ayuden a disipar las dudas sobre esta gran reforma, se realizarán en los 180 días que dura la reglamentación.

CARRERAS Y SUELDOS ESTANCADOS

Como lo ha reconocido la actual administración, gremios empresariales y agentes económicos, la Ley del Servicio Civil es una de las reformas más ambiciosas y esperadas de los últimos 20 años porque actualmente los sueldos están congelados y las carreras estancadas.

Se menciona que esta gran reforma, cuyo implementación durará 7 años es clave para lograr un mejor servicio público al introducir la meritocracia para elevar la calidad de los servicios que el Estado brinda a los ciudadanos. Asimismo, porque elevará los ingresos de la mayoría de los servidores públicos e incentivará su crecimiento personal y profesional en la administración pública.

Se debe recalcar que el paso al nuevo régimen es voluntario, es decir, respeta la voluntad de los trabajadores que podrán decidir postular al nuevo régimen.