Piloto de helicóptero muere en accidente durante acción policial antidrogas en Satipo

Experimentado en operaciones contrasubversivas y antinarcóticos, el comandante PNP Rodolfo León Gavilán logró salvar a 22 efectivos de la Dirandro.
Doris Aguirre, Lima
Elías Navarro, Huamanga
Manuel Tovar, Huancayo

El comandante de la Policía Rodolfo León Gavilán , un experimentado piloto de helicópteros  rusos Mi-17, partió de la base antinarcóticos de Mazamari con destino a la localidad de Poyeni, en el distrito de Río Tambo, en la provincia de Satipo, Junín.

Transportaba a efectivos policiales antidrogas que recibieron el llamado de los pobladores de la comunidad de Poyeni, quienes detuvieron una lancha que surcaba por el río Tambo con dos narcotraficantes a bordo y un alijo de media tonelada de cocaína.

Cuando estaba por aterrizar, el rotor de la cola de la aeronave que piloteaba el comandante León, y que llevaba a 22 elementos de la Dirección Antidrogas (Dirandro), al mando del coronel PNP Jorge Castillo Arauco,  chocó con las aguas del río Ene.

La nave se desestabilizó, precipitándose cerca
de la comunidad de San Antonio de Chine, en la margen izquierda del río Ene, a 100 kilómetros de Mazamari.

EXPULSADO DE LA CABINA

El comandante León pudo controlar hasta cierto punto la máquina, consiguiendo incluso completar un aterrizaje forzoso para salvar la vida de sus pasajeros. Pero el piloto murió por el impacto.

La máquina cayó a orillas del río. Por el fuerte golpe,
el cuerpo del comandante Rodolfo León fue despedido hacia las aguas. Sus propios compañeros consiguieron rescatarlo y le dieron los primeros auxilios. Luego de diez minutos, sin embargo, murió debido a hemorragias internas.

Nacido en Ica el 29 de diciembre de 1961, el comandante León contaba con miles de horas de vuelo, en gran parte consumidas durante exitosas operaciones antidrogas y contrasubversivas. Por eso lo llamaban "Cazador".

Pertenecía a la Promoción Los Indomables de la ex Guardia Civil, que egresó en 1988.

Entre las últimas misiones que protagonizó, el comandante intervino en la persecución de 19 presos que se escaparon del penal de Challapalca, el 17 de febrero de este año. 
 
Otra intervención importante fue en la operación de destrucción de dragas de los mineros ilegales en Inambari, Madre de Dios.
León también fue el piloto de la aeronave que transportó el cuerpo del suboficial PNP César Vilca Vega de Kiteni al aeródromo de Las Malvinas, de donde partió a Lima.

Quedaron heridos por el accidente el ingeniero de vuelo técnico superior PNP Roque Bedriñaga Peralta; el mecánico suboficial superior PNP Segundo Castro Ascoy; y el artillero suboficial de primera PNP Luis Blanco Mancine.

Con ellos, además, el copiloto, mayor PNP Freddy Quiroz Guerrero, y otros dos agentes antinarcóticos.

Todos sufrieron fracturas, además de contusiones en diversas partes del cuerpo. Los demás efectivos se encuentran estables. Los policías que viajaban en el helicóptero Mi-17 son de la base de Mazamari, especialistas en operaciones de interdicción de drogas en el valle de los ríos Apurímac y Ene (Vrae).

En horas de la noche, los heridos fueron trasladados a la capital para recibir la atención médica necesaria.

Coincidentemente, el jefe del grupo de agentes antidrogas, el coronel PNP Jorge Castillo Arauco, había participado en la "Operación Libertad".

El comandante PNP Rodolfo León Gavilán tuvo una especial deferencia con los reporteros de La República. El 2 de mayo transportó a los reporteros Doris Aguirre y Virgilio Grajeda – quienes viajaron en busca del suboficial César Vilca – del aeródromo de Las Malvinas hacia Kiteni.

Al día siguiente, el comandante León recogió a los periodistas, así como el féretro del suboficial César Vilca y al padre de éste, Dionisio Vilca.

Durante el vuelo, el comandante León relató a los reporteros: "Yo soy piloto de la Policía desde 1992. Ya perdí la cuenta de cuántos operativos he participado. Son muchos . Tengo larga experiencia".

León era de carácter bonachón, carismático, y siempre tenía una sonrisa.

"Tengo la orden de llevarlos a Kiteni y de regresarlos sanos y salvos. Y cumpliré", nos dijo el comandante Rodolfo León, sonriendo. Poco después moriría en el cumplimiento de su misión en un operativo antidrogas en Satipo.?

FRANCOTIRADOR NARCOSENDERISTA ASESINA A SOLDADO

A las 12 y 30 de la madrugada del miércoles, un francotirador senderista hizo varios disparos contra la base contrasubversiva de Mazángaro, en el distrito de San Martín de Pangoa, provincia de Satipo. Uno de los proyectiles mató al suboficial EP Valentín Huanca Huillca, de 37 años.

Desde que se instaló la base Mazángaro, los senderistas frecuentemente hostigan el lugar debido a que han impuesto un obstáculo al pase de droga y de insumos químicos para la elaboración de cocaína.

Natural del distrito de Ccatca, provincia de Quispicanchi,
Cusco, el suboficial Huanca vivía en Ite, en la provincia de Jorge Basadre, Tacna. Sus restos han sido derivados a la base de Pichari para luego dirigirse al Cusco.

Síguenos en Facebook