Amenazan a monseñor Pedro Barreto

Metales mortales. Luego de que el arzobispo de Huancayo criticó que se pretenda ampliar el plazo para que Doe Run presente su programa de protección del medio ambiente, PAMA, para operar el complejo metalúrgico de La Oroya.

 

Manuel Tovar
Monseñor Pedro Barreto, arzobispo de Huancayo, denunció ayer que es objeto de amenazas de muerte de personas desconocidas que lo llaman a su celular o le envían mensajes a través del personal del proyecto El Mantaro Revive.
"Esta mañana estuve con el celular apagado por una reunión con el premier, el ministro de Agricultura, el presidente regional de Junín y otras personalidades, pero la ingeniera Paula Meza y el señor Percy Malca, que trabajan en el proyecto El Mantaro Revive, con una diferencia de tres minutos  cada uno, recibieron una llamada directa de amenaza contra su vida", indicó monseñor Barreto.
Agregó que, en una de esas llamadas, a uno de los trabajadores  le dijeron que el arzobispo "también debería ya comprar su ataúd porque sus horas están contadas".
Paula Meza, directora de El Mantaro Revive, contó que la llamada se realizó desde un teléfono público a las 10:23 de la mañana. "Te has equivocado. No sabes con quién te has metido. Vas a morir", le dijeron.
Las amenazas se producen luego de que monseñor Barreto emitió un comunicado que critica el pedido de Doe Run para ampliar el plazo para la presentación del Programa de Adecuación y Manejo Ambiental, PAMA. 
Calidad de aire
El arzobispo de Huancayo anotó que es probable que las amenazas sean consecuencia de la publicación de los resultados del monitoreo comparativo de calidad del aire realizado por El Mantaro Revive.
Dicho monitoreo estableció  que durante el tiempo en que Doe Run lleva paralizada se ha producido una disminución en la presencia de dióxido de azufre y plomo en el aire de Cerro de Pasco.
"Esta buena noticia ha creado este desconcierto, pero estas amenazas lejos de desanimarnos nos refuerzan a seguir con el ejemplo de Jesús, que dio su vida por nosotros",  indicó monseñor.
Barreto precisó que no se opone a la reactivación del complejo metalúrgico de La Oroya, pero que primero se debe cumplir con el PAMA en salvaguarda de los pobladores de Cerro de Pasco.
"Esperamos que pronto se abra luz sobre estas actitudes cobardes (...). No vamos a echarnos atrás, seguiremos firmes en este camino en defensa de la vida. Tampoco nos van a asustar, no vamos a dejar de trabajar a favor de la población desde nuestra misión evangelizadora".
Congreso
Doe Run, la empresa que maneja el complejo metalúrgico de La Oroya, pretende que el gobierno, por tercera vez, le prorrogue por otros 30 meses la presentación del referido programa.
Según monseñor Barreto, Doe Run utiliza a sus trabajadores mineros para presionar al Congreso para la ampliación del PAMA, con lo cual se deja de lado, dijo, el cuidado de la vida y la salud de los pobladores de Cerro de Pasco. 
El congresista Casio Huaire Chuquilpachaico presentó el proyecto de Ley Nº 636 que permitiría que se amplíe el plazo para la presentación del PAMA por  Doe Run y, además, el perdón de diversas multas.
Claves
El arzobispado de Huancayo denunció las amenazas a la Dirincri. El coronel Juan Asmat Bucalo, jefe de la Región Policial Centro, dispuso un resguardo especial para el arzobispo y sus colaboradores.
En el frontis del edificio del gobierno regional, numerosos trabajadores de   Doe Run Perú reclamaron a gritos la pronta reactivación del complejo metalúrgico de La Oroya, que tiene más de mil días de paralizadas sus labores.

 

Síguenos en Facebook