Edición Impresa del 02 de Septiembre de 2012

Cajamarca ya no estará en estado de emergencia, pero fuerzas del orden seguirán

Desde mañana. Mientras opositores al proyecto minero Conga aseguran que medida era insostenible, facilitadores del diálogo ven nueva posibilidad de buscar acuerdos en la región.

Martín Hidalgo/

El Poder Ejecutivo decidió anunciar que no extenderá el estado de emergencia en Cajamarca , a falta de dos días para cumplirse la prórroga dada el pasado 3 de agosto . A diferencia de hace un mes, la Presidencia del Consejo de Ministros no salió a hacer el anuncio en conferencia de prensa, sino que lo hizo mediante un escueto comunicado.

El pronunciamiento especifica desde sus primeras líneas que "las fuerzas del orden se mantendrán en alerta para atender cualquier alteración del orden público" en las provincias de Celendín , Bambamarca y Cajamarca .

Luego dice que la decisión fue tomada en aras de la necesidad de trabajar "p ara reducir las brechas sociales, así como las pérdidas económicas que estos meses han ocasionado" . Así, sin meas culpas sobre la problemática ocurrida por la viabilidad del proyecto Conga de la minera Yanacocha.

Las reacciones de las autoridades y personalidades fueron varias e inmediatas.

El vicepresidente regional de Cajamarca , César Aliaga , fue el primero en asegurar que  si bien esta medida era una condición importante para reanudar el diálogo sobre Conga,  "no es suficiente". Ante ello, cursó una invitación al presidente Ollanta Humala para que visite Cajamarca y escuche las demandas de la población.

Ese pedido fue respaldado por el congresista cajamarquino Jorge Rimarachín, quien recordó que el accionar de los facilitadores del gobierno no ha tenido éxito mayor.

No obstante, para su colega de bancada, Mesías Guevara , el diálogo se ha distorsionado en Cajamarca, por lo que pidió a los facilitadores seguir trabajando en transparentar los medios de comunicación con los opositores del proyecto Conga .

"En Cajamarca se cree que el diálogo es usado como una mecedora del gobierno. Los facilitadores tienen la labor de cambiar esa percepción", dijo.


A TIEMPO Y DESTIEMPO


Por otro lado, Gastón Garatea –uno de los facilitadores del diálogo entre las partes en conflicto– saludó la decisión del gobierno al indicar que esta favorecerá la posibilidad de conversar nuevamente.

En esa línea, monseñor Miguel Cabrejos acotó que la medida genera confianza y contribuye al inicio de un nuevo proceso de diálogo.

El pasado 23 de agosto , el premier Juan Jiménez anunciaba que el proyecto minero Conga entró en una "fase de suspensión" por decisión de la propia compañía Newmont , por lo que empezaba un "escenario distinto" en Cajamarca .

Por ello, Cabrejos exhortó a todos los actores involucrados en la problemática minera de Cajamarca a desplegar todos sus esfuerzos de concertación "para reencontrarse y retomar el diálogo que conduzca a analizar los temas pendientes que son claves para el progreso y bienestar de todos los cajamarquinos", apuntó.


SOBERBIA DE PODER

Desde su cuenta de Twitter , el líder de Tierra y Libertad (TyL), Marco Arana, dijo esperar que con el levantamiento del estado de emergencia en Cajamarca se retire la maquinaria minera de las zonas con declaratoria de inviabilidad.

También exigió el cese de   persecución judicial y político a autoridades y líderes opuestos al proyecto Conga .

Según el vocero del Comité Unitario de Lucha , Ydelso Hernández , el accionar del gobierno no trae sorpresas, pues el estado de emergencia no tenía sentido.

"La prórroga dada el mes pasado fue una muestra de soberbia e intransigencia del gobierno. Con estado de emergencia o no nuestra lucha sigue firme", expresó.

Agregó que sobre Conga no hay nada que hablar, pero dijo que podrían dialogar sobre la construcción de reservorios.

 

PLAZO DEL ESTADO DE EMERGENCIA

El presidente Ollanta Humala declaró por primera vez el estado de emergencia en Cajamarca durante un mensaje a la nación. La medida fue dada el 5 de diciembre del 2011 , por 60 días, para las provincias de Cajamarca , Celendín, Hualgayoc y Contumazá.

En julio de este año, tras una intensa jornada de violencia en Celendín que dejó tres muertos y más de veinte heridos, el gobierno decidió declarar nuevamente en estado de emergencia tres provincias de dicha región por un lapso de 30 días .

Un mes después, el Ejecutivo decidió prorrogar por otros 30 días el estado de emergencia en las provincias cajamarquinas. Ese plazo se cumple a las 00:00 horas de mañana 3 de setiembre .