MPT y GRLL se tiran la pelota por remodelación de colegio Raimondi

Problema. Según comuna, expediente presentado por región tiene 80 observaciones. Procurador denunciará a alcalde Espinoza.

Problema. Según comuna, expediente presentado por región tiene 80 observaciones. Procurador denunciará a alcalde Espinoza.

Siguen los cuestionamientos entre la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) y el Gobierno Regional de La Libertad (GRLL) por la excesiva demora en el inicio de los trabajos de remodelación de la institución educativa Antonio Raimondi.

Ahora, según la MPT, el expediente técnico entregado por la región a la comuna para hacer realidad dicha obra tiene ochenta observaciones, las cuales hasta la fecha aún no han sido subsanadas por el GRLL.

Asimismo indicaron que la licitación para elaborar el proyecto fue lanzada en el año 2015, sin embargo, el GRLL inició los trámites para la construcción de este centro educativo en el 2018, lo que ocasionó un aplazamiento de tres años en dicho proceso.

Las autoridades ediles informaron que realizaron diversas reuniones con la Asociación de Padres de Familia (Apafa) del centro educativo, a fin de levantar las observaciones encontradas en el expediente técnico.

“Desde la MPT se continúa con el proceso respectivo para que se otorgue la licencia de edificación de este colegio y así responder al derecho del alumnado a contar con una infraestructura digna”, afirmó un vocero del municipio.

Rápida respuesta

El gobernador regional Luis Valdez Farías autorizó al procurador Javier Orbegoso denunciar al alcalde de Trujillo, Elidio Espinoza Quispe, y a los funcionarios ediles que resulten responsables por obstaculizar el inicio de las labores de remodelación del Antonio Raimondi.

Según el GRLL, se presentan dos tipos de delito: omisión de actos funcionales y abuso de autoridad, en principio porque de 80 observaciones que han hecho al expediente para construir el local escolar, por lo menos 50 son ilegales porque están referidos a una escuela de jornada completa, que no es el caso del Raimondi, y por exigir la firma del ministro de Educación en unos planos sobre los cuales se está solicitando licencia de construcción. 

Clave

“Lo que viene ocurriendo nos parece un absurdo, un exceso; es más, el Ministerio de Educación ya nos ha respondido que la municipalidad de Trujillo no puede estar exigiendo ese tipo de requisitos. En verdad eso nos hace quedar en vergüenza”, señaló Valdez Farías.

Te puede interesar