Política

Desaparecidos: priorizarán caso de periodista Jaime Ayala y otras víctimas de Huanta en 1984

Dirección de Búsqueda del Ministerio de Justicia presentó informe a la Fiscalía para continuar acciones para hallar sus cuerpos, identificarlos y entregarlos a sus familiares.

Reunión con la esposa del periodista Jaime Ayala, Rosa Pallqui, y otros familiares de víctimas de Huanta. Foto: Percy Rojas - DGBPD (Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas)
Reunión con la esposa del periodista Jaime Ayala, Rosa Pallqui, y otros familiares de víctimas de Huanta. Foto: Percy Rojas - DGBPD (Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas)
María Elena Castillo

Tres hipótesis se barajan sobre el destino que tuvo el corresponsal del diario La República Jaime Ayala Sulca, cuya familia lo busca desde hace 37 años tras haber ingresado a la base de la Marina instalada en el estadio de la provincia ayacuchana de Huanta. Así lo informó el jefe de Registro e Investigación Forense de la Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Jairo Rivas.

Esta instancia tomó el caso hace poco más de dos años, pero no avanzó mucho debido a la pandemia de la COVID-19 que motivó una estricta cuarentena y protocolos especiales para frenar los contagios. Sin embargo, el año pasado se pudo continuar con el trabajo iniciado.

“El caso de Jaime Ayala se enmarca en el caso de los desaparecidos por la Marina en el estadio de Huanta en 1984. En diciembre hemos terminado una investigación que involucra a 87 personas desaparecidas entre el 1 de julio y el 20 de agosto, entre ellos Ayala. La mayoría están reportados por la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) y por investigaciones posteriores, pero hay algún caso nuevo”, refirió Rivas.

Acotó que dicho documento ha sido enviado al Ministerio Público, institución que lidera la investigación, y con la que están coordinando que las labores para encontrar dichos cuerpos se realicen “por una suerte de equipo interinstitucional multidisciplinario”.

“Entre lo trabajado el Ministerio Público y lo establecido por nosotros tenemos tres hipótesis. La primera es que el cuerpo de Jaime Ayala esté en la segunda fosa del cementerio de Huanta, que no logró intervenirse en el 2009 y estamos en conversaciones técnicas sobre lo que puede hacerse porque sobre ella hay un mausoleo”, comentó.

Detalló que se trata de una construcción con varios nichos que pertenece a una familia y tienen previsto conversar con sus integrantes a fin de exponerles las opciones técnicas para poder explorar la zona. “Una opción es tumbarlo para que el Equipo Forense Especializado (EFE) del Ministerio Público pueda exhumar los cuerpos, pero estamos evaluando otras alternativas. De todas maneras, se espera recuperar los cuerpos de esa fosa”, dijo.

Esposa de Ayala en el estadio de Huanta. Foto: Percy Rojas - DGBPD (Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas)

Las otras tesis

Los cadáveres de ambas fosas son los 50 cuerpos enterrados en la quebrada de Pucayacu el 22 de agosto de 1984. Estaban desnudos, con visibles huellas de tortura, atados de manos y muchos tenían orificios de bala en la cabeza. Sin duda habían sido ejecutados. Incluso, en dicho lugar se encontró la libreta militar de Cirilo Barboza Sánchez, cuya esposa denunció su detención una semana antes.

Al no haber sido identificados, fueron enterrados en dos fosas comunes en el cementerio de Huanta. En el 2009, por orden judicial, se abrió una de ellas, exhumando 37 restos, de los que solo se pudo identificar a 10, todos pobladores quechuahablantes de la comunidad de Culluchaca, que finalmente fueron entregados a sus familiares.

Jairo Rivas señala que la segunda hipótesis es que uno de los 27 cuerpos que guarda el laboratorio del Instituto de Medicina Legal (IML) sea del periodista de La República. Espera que con las nuevas técnicas ahora sí se puedan identificar.

“El EFE y el laboratorio ha programado el trabajo antropológico y genético para avanzar en la identificación de los cuerpos que faltan. El caso Pucayacu está entre los que priorizarán”, informó.

Y la tercera hipótesis es que el cuerpo de Ayala esté en alguno de los sitios de entierro que habrían sido hechos poco después de su desaparición.

“En la investigación que hemos presentado estamos proponiendo una docena de sitios de entierro, algunos de ellos fueron reportados por la CVR. Están en el valle del acceso a Huamanga, en Luricocha y en las alturas, como Razohuilca, por ejemplo. Sabemos que esos lugares están asociados más o menos a julio-agosto de 1984. La propuesta que hacemos es que se intervengan, eventualmente podrían estar allí personas de esas fechas o de otras, pero igual es un trabajo que hay que hacer”, refirió.

Juicio oral

Por otro lado, en el lado judicial, la Cuarta Sala Penal Superior Nacional Liquidadora Transitoria de la Corte Superior de Justicia Penal Especializada, presidida por la jueza Miluska Cano, fijó para el 21 de marzo próximo el inicio del juicio oral por la desaparición de Jaime Ayala y otras personas detenidas en Huanta en 1984 que estuvieron en la base de la Marina.

Serán procesados como autores mediatos los oficiales de Marina en retiro, Augusto Rivero Valdeavellano, quien fue jefe del Comando Político Militar de Huanta y La Mar, y Augusto Gabilondo García del Barco, por haber ejercido la jefatura de la base de contrasubversiva de Huanta. Se les acusa de asesinato con alevosía y delito contra la humanidad en la modalidad de desaparición forzada contra el periodista de La República y otras personas detenidas en su zona de jurisdicción.