Cadena perpetua para cúpula de SL por caso Tarata

Sentencia. Abimael, Iparraguirre y sus seguidores no muestran arrepentimiento y apelan fallo declarándose inocentes. Sala Penal Nacional argumenta que Comité Central a cargo de Guzmán dio órdenes directas para ejecutar feroz atentado que dejó 25 muertos y generó el terror en Lima.

Sentencia. Abimael, Iparraguirre y sus seguidores no muestran arrepentimiento y apelan fallo declarándose inocentes. Sala Penal Nacional argumenta que Comité Central a cargo de Guzmán dio órdenes directas para ejecutar feroz atentado que dejó 25 muertos y generó el terror en Lima.

Mientras la relatora daba cuenta de los detalles del feroz atentado perpetrado por Sendero Luminoso el 16 de julio de 1992 con un coche bomba en Tarata, que provocó la muerte de 25 personas, la terrorista Elena Iparraguirre sonreía al lado de Abimael, sin dar muestras de arrepentimiento.

Ayer, durante la lectura de la condena a cadena perpetua a Abimael Guzmán y gran parte de la cúpula del Comité central de Sendero Luminoso, la Sala concluyó que los años de prisión no han cambiado el pensamiento violentista de los acusados.

Haciendo un mea culpa, el Poder Judicial reconoció en su fallo que la cárcel no resocializa a los terroristas, por lo que tenerlos en libertad es un peligro para la sociedad.

Y no le faltó razón, pues una vez que acabó la lectura de la sentencia, todos los condenados a cadena perpetua apelaron esa decisión, declarándose inocentes, ante el estupor de los magistrados de la Sala Penal Nacional.

No conforme con ello, el abogado de Abimael Guzmán y Elena Iparraguirre, Alfredo Crespo, se atrevió a cuestionar la decisión, negando la responsabilidad de sus defendidos, demostrando que el dolor y las muertes causadas no les han hecho reflexionar y no han pedido perdón por ello, tal como lo recordaron los magistrados.

Los argumentos

La lectura de la sentencia se inició a las 11:42 a.m. en la Sala de Audiencias de la Base Naval del Callao y culminó a las 5:55 p.m.

Tras explicar los argumentos de la Fiscalía en su pedido de cadena perpetua por terrorismo y tráfico ilícito de drogas a la cúpula senderista liderada por Abimael Guzmán, la Sala Penal Nacional explicó al detalle el modus operandi de la organización terrorista en su sangrienta existencia.

Se dio cuenta además que los ejecutores de los atentados, aniquilamientos y sabotajes respondían directamente al Comité Central al mando de Guzmán.

Las órdenes eran verbales para no dejar documentos, justamente lo que ahora argumenta la defensa de los senderistas, cuando alega que "no hay pruebas de las órdenes para ejecutar el atentado en Tarata".

La justicia concluye que la línea de mando era vertical y no se hacía nada sin el consentimiento del Comité Central, y en el caso Tarata se recogen declaraciones de testigos protegidos y del propio Osmán Morote, quien reconoce que todo se hacía bajo las órdenes de Abimael Guzmán.

El atentado fue ejecutado por los destacamentos 12, 15 y 18 de Sendero Luminoso con Socorro Popular, y en el reporte en el que dan cuenta del hecho de sangre manifiestan que "todo salió muy bien", pese que el coche bomba fue detonado 50 metros lejos del objetivo inicial, que era el Banco de Crédito ubicado en el cruce de las avenidas Larco y Benavides.

El testigo que alude el fallo sostiene que en el momento de la ejecución del atentado mortal, el conductor del coche bomba se tocó de nervios, pues los vigilantes de las galerías comerciales cercanas sopecharon del atentado y efectuaron algunos disparos, por lo que el coche fue colocado finalmente 50 metros más abajo, en la calle Tarata.

Debido a que se utilizaron 500 kilos de dinamita y anfo en bombas de preparación artesanal, los daños causados fueron de un alcance de 500 metros a la redonda, por lo que tuvo el mismo efecto 50 metros anteriores o posteriores.

Culminado ese acto de terror que enlutó familias y generó el caos y el miedo en el país, el Comité Central de Sendero Luminoso se mostró complacido, pues era parte de la tercera etapa del plan senderista para desestabilizar el país y tomar el poder.

Mientras la relatora daba cuenta de esos detalles, Abimael Guzmán y Elena Iparragirrre se miaraban y sonreían, como si disfrutaran el solo hecho de recordar la tragedia. Tal como dice el fallo, los terroristas sentenciados no han dado muestras de haber cambiado en su forma de pensar.

Otro de los testigos protegidos aseguró que inicialmente iban a utilizar 1000 kilos de dinamita y anfo, y se desconoce el motivo por el que cambiaron de opinión.

Al respecto, en el Comité Central no faltaron los reproches por no haber usado esa carga explosiva que hubiera generado mucho más daño y más muertes.

La Sala Penal tomó como antecedente la matanza de Lucanamarca, en el que Abimael Guzmán dijo a sus seguidores que los excesos de la violencia se justifican en la lucha por el poder y para demostrar a las autoridades que no les tiembla la mano para tomar decisiones drásticas.

El fallo tiene carácter independiente de la anterior sentencia a cadena perpetua que se ha dictado contra Guzmán y algunos miembros de su cúpula.

En el caso de Osmán Morote y Margot Liendo, quienes aluden que estuvieron en prisión cuando se ejecutó el atentado en Tarata, la justicia dice que también les corresponde la cadena perpetua, pues está demostrado que la cúpula senderista tomaba decisiones aun con sus miembros en prisión.

Ambos cumplían arresto domiciliario, por lo que de inmediato fueron arrestados para ser trasaladados a prisión en cumplimiento del fallo judicial.

En el caso de la acusación por tráfico ilícito de drogas, la justicia manifestó que no hay los elementos suficientes para acreditar su responsabilidad por lo que los absolvió de esos cargos, lo que fue bien recibido por la defensa de los acusados.

Cronología

- Horror en Tarata

El 16 de julio de 1992 explosionan dos "coches bomba" en la cuadra dos de la Calle Tarata, en Miraflores. Eran las 9.15 p.m. El atentado acabó con la vida de 25 personas y dejó heridas a otras 200. Los daños materiales: 400 locales comerciales, 183 viviendas y 63 vehículos totalmente destruidos.

El objetivo principal era el Banco de Crédito ubicado en la Av. Larco. Testimonios recogidos por la Comisión de la Verdad aseguran que un vigilante del banco no dejó estacionar los vehículos frente a la entidad bancaria, por lo que los terroristas decidieron estacionarlos a pocos metros de allí, en la calle Tarata.

- Confesiones

En noviembre del 2005, Óscar Ramírez Durand, camarada 'Feliciano', responsabilizo a Abimael Guzmán por el atentado de Tarata. "Le golpearon los penales y respondió con Tarata", manifestó en el Ministerio Público ante el cual aseguró que a nivel del Comité Central llegaban las acciones más importantes (…) Tarata se produce dentro de este plan".

- Juicio oral

El 14 de febrero de 2017 se inicia el juicio por el caso Tarata contra Abimael Guzmán, cabecilla de Sendero Luminoso, y 12 integrantes de su cúpula. Ellos son Elena Iparraguirre Revoredo, Óscar Ramírez Durand, Eleuterio Flores Hala (a) "Artemio", Osmán Morote Barrionuevo, Margot Liendo Gil, Elizabeth Cárdenas Huayta, Margi Clavo Peralta, Edmundo Cox Beuzeville, Florentino Cerrón Cardoso, Moisés Limaco Huayascachi, María Pantoja Sánchez y Laura Zambrano Padilla. La Fiscalía los acusa de ser autores intelectuales del atentado y pide cadena perpetua para ellos.

Además del delito de terrorismo, los acusados son juzgados por tráfico ilícito de drogas, por supuestamente haber protegido el narcotráfico en la zona del Huallaga en los años 80 y 90.

Sentencia

El 11 de setiembre del 2018, en la Base naval del Callao, se dictó sentencia contra todos los procesados.

Indira Huilca - Congresista Nuevo Perú

“Tarata fue casi el final de una larga serie de actos abominables que no deben repetirse jamás. Así acaba el proyecto fracasado de Guzmán”.

Allan Wagner - Presidente de Transparencia

“Es una clara demostración de la decisión del sistema de justicia y de los ciudadanos de castigar con toda energía al terrorismo”.

Marco Miyashiro - Congresista FP, ex jefe del GEIN

“Aunque algunos de los terroristas ya tienen condena, ahora la justicia se va a aplicar para toda esa cúpula dirigencial”.

Te puede interesar