Denuncian interferencia de fiscal del caso “Desfalco del Ministerio Público”

Mal comportamiento. Permite que investigado continúe prestando servicios a la Fiscalía pese a admitir que entregó comprobantes falsos y comprados.

5 Mar 2018 | 9:32 h

Lindberg Cruzado

Chimbote

El abogado Augusto Cruz Rossel, ex defensor legal de Fernando Sergio Sotelo Valenzuela, investigado en el presunto desfalco de más de medio millón de soles en el Ministerio Público de Chimbote (región Áncash), denunció un supuesto comportamiento irregular del fiscal anticorrupción Felipe Elías Silva en este sonado caso.

Explicó con documentos que Elías Silva viene sirviéndose de este caso para interferir en otra investigación.

Dijo también que recién incluyó como investigado a Román Gerardo Otiniano Cruzado por prestar servicios al Ministerio Público y sustentarlo con comprobantes de pago falsos y otros comprados a la empresa Julián y Astrid en la época en que se denunció el desfalcó. Además, remarcó que no ha iniciado investigación a los funcionarios que permitieron que siga prestando servicios a la misma entidad y a los que omitieron denunciar.

“El fiscal Elías Silva tiene que ser apartado del caso por su comportamiento irregular. Lo que ha hecho hasta hoy es actuar de mala fe y presumiblemente manipular a testigos. Cómo es posible que después de casi un año de tomar conocimiento que Román Otiniano entregaba comprobantes falsos o comprados recién lo haya incluido como investigado y peor aún que continuaba prestando servicios a la Fiscalía, ya que el mismo proveedor señaló ello como justificación cuando no acudió a rendir su declaración a la sede anticorrupción, cuando fue requerido por el propio fiscal Elías Silva”, pronunció.

Cruz mencionó que el 6 y 7 de junio del 2017 los testigos Germán Julca Orillo y Román Gerardo Otiniano Cruzado, ahora este último investigado, lo denunciaron ante el fiscal Elías de presuntamente haberles ofrecido dinero para que cambien de versión y favorezcan a Fernando Sotelo, quien era en ese tiempo su patrocinado, y además que involucren en ello a su esposa Jessica Ortega Broncano (trabajadora del Poder Judicial) y al juez Eudocio Escalante Arroyo, quien fue separado del caso.

Pero Felipe Elías, al no tener competencia por materia, traslada la denuncia al fiscal penal de turno de Chimbote, quien a su vez por competencia territorial, deriva a la fiscal de Nuevo Chimbote, Rosa Castro Cárdenas, para que investigue a Augusto Cruz por el presunto delito contra la administración de justicia en la modalidad de obstrucción a la justicia, quien luego determina no formalizar y continuar con la investigación preparatoria contra el abogado porque los denunciantes manifestaron que nunca los amenazó, intimidó y tampoco les ofreció dinero alguno.

“Pero eso no fue todo, Germán Julca y Román Otiniano confesaron ante la fiscal Rosa Castro que no conocían al juez Escalante Arroyo y menos a mi esposa, de quien no sabían ni su nombre. Además, señalaron que nunca fueron a la Fiscalía a realizar dicha denuncia en mi contra, hecho que fue corroborado con los cuadernos de entrada y salida de la Fiscalía Anticorrupción los días 6 y 7 de julio del 2017, lo que acredita que solo les hicieron firmar los documentos”, protestó.

Pero el archivamiento de esta denuncia en contra de Augusto Cruz no quedó allí, sino que el fiscal Elías Silva interpuso una queja contra la disposición de archivo, pese a que no es parte y menos denunciante o agraviado, con lo cual habría interferido en una investigación que no está a su cargo.

Cabe indicar que sobre el presunto desfalco en la Fiscalía está preso el administrador del MP en Chimbote, Gino Reyes Roggero, y se encuentran prófugos Fernando Sotelo, responsable del fondo para pagos en efectivo de la Fiscalía. 

Cruz: “Fiscal Silva ha intervenido de manera temeraria y de mala fe”

“El fiscal provincial Elías Silva ha intervenido de manera temeraria, tendenciosa y de mala fe, presionando para que la fiscal adjunta Rosa Castro admita a trámite el 15 de febrero su queja, para lo cual no ha dudado incluso en quejarla, cuando el magistrado sabe que está cometiendo una falta muy grave al actuar en un proceso o procedimiento a sabiendas de estar impedido de hacerlo”, precisó. 

“Y ahora sorpresivamente, luego de casi un año, Germán Julca y Román Otiniano se han ratificado en su denuncia contra mi persona, lo cual carece de sustento toda vez que admitieron que nunca los amenacé, intimidé y ofrecí dinero, pero es evidente ahora quién está detrás de estos actos para perjudicarme y lo que no se hace es investigar a profundidad los hechos irregulares”, añadió.

Te puede interesar