René Gastelumendi

René Gastelumendi

Extremo centro

Más del columnista

René Gastelumendi

La masacre de Los Mayoruna durante el primer gobierno de BelaundeJueves 17 Sep 2020 | 9:59 h

René Gastelumendi

¿Qué es el pueblo?Jueves 10 Sep 2020 | 9:56 h

René Gastelumendi

Hasta pronto, mi niñaJueves 03 Sep 2020 | 12:02 h

René Gastelumendi

Blankito in contextJueves 27 Ago 2020 | 10:09 h

La masacre de Los Mayoruna durante el primer gobierno de Belaunde

“No voy a profundizar en cómo considero que el legado de las dos gestiones de Belaunde está sobredimensionado: corrupción...”.

La insondable figura del expresidente peruano de Acción Popular, el excelentísimo arquitecto Fernando Belaunde Terry y sus loables maneras democráticas, en estos tiempos de piratería política, un poco más y han sido evocadas como si se tratara de un referente del criterio divino para enfrentar esta crisis. No voy a profundizar en cómo considero que el legado de las dos gestiones de Belaunde está sobredimensionado: corrupción, terrorismo, crisis económica, “Los Cabitos”. Sí, voy a sacar del olvido un oscurísimo y sanguinario pasaje de su primer gobierno.

A inicios de 1964, indígenas Mayoruna, de la región Ucayali, rechazaron la invasión de madereros ilegales que habían ingresado a su territorio ancestral y abierto una trocha entre la zona de Requena y la frontera brasileña. Es cierto que los Mayoruna asesinaron a dos trocheros, pero los reportes de la época indican que, como respuesta, en octubre, Belaunde ordenó a la FAP bombardear las aldeas indígenas, asesinando hombres, mujeres y niños cuyas muertes nunca fueron cuantificadas. Los relatos del antropólogo y profesor italiano Stefano Varese, y su par peruano Alberto Chirif, cuentan que los helicópteros, además de ametrallar las chozas de tres aldeas también, con apoyo aéreo extranjero, habrían usado gas napalm, como en Vietnam.

La prensa nacional lo resaltó como un hecho “glorioso y triunfal” contra los bárbaros amazónicos, lo que Belaunde nunca desmintió. Los “salvajes” Mayoruna estorbaban las actividades de algunas compañías madereras nacionales y transnacionales y de la International Petroleum Company. El periodista y escritor Ricardo Virhuez considera que se trató de la primera intervención de una potencia extranjera sobre nuestro territorio, ya que aviones norteamericanos llegaron hasta la zona para lanzar el napalm. Todo esto con la venia del excelentísimo arquitecto.