Columnista invitado

Columnista invitado

La República

Más del columnista

Columnista invitado

#ParaPensarEnElPerú Sabado 08 Ago 2020 | 18:11 h

Columnista invitado

Un nuevo contrato social para una nueva eraMiercoles 05 Ago 2020 | 11:51 h

Columnista invitado

Falsedad de falsedadesLunes 03 Ago 2020 | 6:05 h

Columnista invitado

Reforma republicana para potenciar al paísLunes 27 Jul 2020 | 6:29 h

Ley Piaci y Escazú: urgente aprobación

“El Congreso debe aprobar el proyecto de ley para garantizar la intangibilidad de sus territorios y salvaguardar la vida de 7.000 personas”.

Por: Richard Rubio (*)

Los pueblos indígenas enfrentamos otra amenaza que arriesga nuestra supervivencia. El abandono del Estado y la falta de acceso a servicios públicos de calidad (agua, salud, etc.) son aspectos que se han recrudecido con la pandemia y han terminado con la vida de miles de nosotros.

Los pueblos indígenas en aislamiento y contacto inicial (Piaci) llevan la peor parte. Con 58 casos de Covid-19 en el pueblo Nahua de la RTKNN, no hay un Plan Nacional de Salud específico para ellos, ni se refuerza el sistema de control territorial para prevenir nuevos contagios, dada su vulnerabilidad epidemiológica. El Congreso debe aprobar el proyecto de ley para garantizar la intangibilidad de sus territorios y salvaguardar la vida de al menos 7.000 personas.

En pandemia, los y las defensoras indígenas han sido perseguidas y asesinadas por su lucha contra actividades ilegales y legales en la Amazonía. A la fecha han muerto 10 líderes indígenas. Ratificar el Acuerdo de Escazú significaría proteger y asegurar nuestra participación, información y acceso a la justicia ambiental para resguardar nuestras vidas y preservar la Amazonía.

Sectores económicos y políticos lo critican alegando que se perdería la soberanía de la Amazonía y nos subordinaríamos ante tribunales internacionales en caso de conflictos, lo cual no es cierto. Quienes habitamos la Amazonía y la defendemos, exigimos ser escuchados y respetados. Cuando se vulneran nuestros derechos, el Estado no ha implementado las sentencias sobre derechos humanos; pero en controversias de carácter económico, obligados por empresas, no han demorado en cumplirlas.

El Congreso debe escuchar a quienes arriesgamos nuestras vidas y sufrimos diversas amenazas en la Amazonía por proteger los territorios y recursos naturales. El desarrollo debe ser para todos, así como para mejorar nuestras condiciones de vida sin perder costumbres ni saberes ancestrales. El movimiento indígena está fortalecido. La partida de mis hermanos y hermanas nos impulsa en Aidesep.

(*) Vicepresidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep).