Marisa Glave

Marisa Glave

Desde la raíz

Más columnas

Marisa Glave

Peinadito de Cleopatra15 Oct 2021 | 7:11 h

Marisa Glave

Gol con la zurda08 Oct 2021 | 8:26 h

Marisa Glave

Obsolescencia política programada01 Oct 2021 | 8:50 h

Marisa Glave

Gira del presidente y los tropiezos del premier24 Set 2021 | 5:59 h

Bono universal

Las reformas estructurales implementadas en el Perú en los años 90 introdujeron en el Estado el sesgo de la focalización de la pobreza.

La congresista Silva Santisteban ha propuesto un bono universal de mil soles. La propuesta recoge ideas de los economistas Oscar Dancourt y Pedro Francke. El objetivo es claro, permitir que todos reciban ayuda para paliar los efectos económicos de esta emergencia. Una medida similar acaba de aprobarse en España donde se otorgará un ingreso mínimo vital de 500 euros.

Francke señala que para el Perú esta inyección de recursos supondría poco más del 3% del PBI, lo que es razonable ya que el MEF anunció que el paquete de rescate frente a los efectos del Covid-19 equivaldría al 12%.

Sin embargo, la propuesta choca con el dogma neoliberal que rechaza la universalización de las políticas sociales. Las reformas estructurales implementadas en el Perú en los años 90 introdujeron en el Estado el sesgo de la focalización de la pobreza. El propio Seguro Integral de Salud (SIS) nació focalizado. Hoy expertos, también el presidente Vizcarra, reconocen que no se puede excluir a nadie del derecho a la salud. Debe dejar de ser una mercancía y volver a ser un derecho.

Desde la perspectiva de la focalización de la pobreza desaparecen los ciudadanos para convertirse en “beneficiarios”. Pero la realidad se impone a las estadísticas oficiales y cientos de miles de personas que han caído en situación de pobreza o vulnerabilidad no aparecen en el SISFOH, el registro oficial usado por el Ejecutivo, y por ello no han recibido un sol de ayuda en la emergencia. El MIDIS ha reconocido que escapa a la capacidad del Estado identificar a este nuevo sector. La focalización de la pobreza fracasa como base para implementar políticas sociales en tiempos de crisis generalizada que afecta a la gran mayoría.

Se afirma que usando una medida universal un sector que no necesita el bono podría beneficiarse, pero vista la encuesta de IPSOS el sector no afectado es muy reducido. Si tanto les molesta la universalidad entonces atrévanse a una focalización inversa. No identifiquen pobres o personas vulnerables con economías precarizadas, como autoempleados, trabajadores asalariados fuera de planilla o independientes que quedaron sin ingresos de manera abrupta, sino identifiquen a los ricos o a quienes mantienen ingresos altos y estables. Son menos y son más fáciles de identificar.

Ya se anunciaron medidas a pedido de la CONFIEP, toca ahora construir medidas con sello ciudadano.