Tsunami la arrastró, esposo la creyó muerta y aparece caminando días después

Indonesia. Buscó a su esposa entre los escombros, pero no pudo hallarla. Nunca imaginó que, tras resignarse a su muerte, ella terminaría encontrándolo.

Indonesia. Buscó a su esposa entre los escombros, pero no pudo hallarla. Nunca imaginó que, tras resignarse a su muerte, ella terminaría encontrándolo.

El terremoto que azotó las costas de Indonesia ha afectado a más de 300 mil habitantes. Miles de familias han visto cómo en cuestión de minutos sus casas y negocios se han destruido a causa del movimiento telúrico y el posterior tsunami. Entre las miles de historias que hay que contar, la de estos esposos es más que increíble. 

De acuerdo con medios internacionales, la pareja conformada por Azwan y Dewi se separó luego que el terremoto de magnitud 7.5 provocara un tsunami. Olas de gran tamaño hicieron que la población de la ciudad de Palu, Indonesia, buscarán desesperadamente refugio; en medio de su huida ellos se alejaron.

Para el esposo fueron días de angustia estar separado de su mujer. Azwan no solo caminó por las calles de su ciudad, sino también visitó la morgue y lugares empleados para colocar los cuerpos de los fallecidos. Ni en los hospitales de la zona logró hallar a su amada Dewi

Según cuenta Azwan, Dewi estaba registrando a los invitados que iban participar en un festival de un hotel de la costa de Palu (Indonesia) cuando la tierra tembló. El hombre, que lo primero que hizo fue correr hacia su esposa, no logró alcanzarla al ver que un "muro de agua" estaba a punto de llegar.

“Llegó una ola que me golpeó fuerte. Cuando tomé consciencia estaba en la calle, delante del hotel. Recuerdo haber escuchado a la gente gritar “¡Tsunami!,Tsunami!”. Fue aterrador", relata.

Por su parte, Dewi contó que si bien la ola logró alcanzarla, con mucha destreza pudo ponerse a buen resguardo. Empezó a caminar por las calles repletas de escombros hasta que llegó a un puesto de evacuación, donde pasó la noche. “Nos pidieron que esperábamos hasta que la situación fuera segura, las réplicas no cesaban”, recuerda la mujer. 

Azwan, quien para ese entonces ya estaba a salvo junto a su hija, no tenía noticias de su esposa. Para ese entonces, los sismos no paraban en Indonesia

Pasó varios días buscándolas, pero casi por el cuarto, él ya había comenzado a aceptar que tal vez había muerto en el desastre. Mientras iba de regreso a su refugio pudo ver como una mujer idéntica a Dewi se acercaba a él. Herida y cojeando, la esposa llegó hasta Azwan. 

Al menos 1.234 personas murieron en el sismo seguido de un tsunami en Indonesia, según el último balance, que podría agravarse.
 

 

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO