Padres salvan a bebé de ser atropellado por el metro en Londres

El descuido de una madre pudo cobrar la vida de su pequeño en el Metro de Londres. Una noticia que ha dado la vuelta en todo el Reino Unido

El descuido de una madre pudo cobrar la vida de su pequeño en el Metro de Londres. Una noticia que ha dado la vuelta en todo el Reino Unido

Una mujer quien estaba esperando el tren en la estación Baker Street en el metro de Londres, empujaba el cochechito de su bebé en la plataforma, cerca del borde; sin pensar que luego de ello, ocurriría la peor. 

En su descuido, la mujer en el tren de Londres, cayó junto a su bebé a las vías del tren. Al mismo tiempo, el padre de la familia saltó a las vías del tren de Londres para tratar de ayudarlo, mientras el otro hijo de la pareja se quedó arriba, viendo todo lo que sucedía. 

Según el organismo responsable del Metro de Londres, los padres y el pequeño no resultaron electrocutados, ya que no rozaron las línea eléctricas de 360 voltios. 

El diario The Telegraph del Reino Unido dijo que ambos se metieron en una cavidad que había debajo de los rieles para evitar se atropellados por el tren que iba a toda marcha. 

Presentes en el incidente avisaron al chófer del tren en Londres y este se detuvo inmediato. Vale destacar que el vehículo terminó protegiendo a la familia. 

La Policía de Transporte en el Reino Unido evacuó la estación y los empleados del organismo cortaron la energía de la vía y suspendieron la línea Jubilee. Los padres y su hijo se arrastraron debajo del tren para salir y ninguno sufrió lesiones graves. 

En otro caso con un bebé, también en el Reino Unido. Un pequeño que nació con 350 gramos se ha convertido en sobreviviente más joven de su país. Theo Taylor había dejado de crecer cuando aún estaba dentro del vientre de su madre.

Su madre Helen había sido diagnosticada por los médicos como una mujer con síndrome de ovario poliquístico. Según los especialistas de la salud, ella nunca podría tener hijos, sino que experimentaría una menopausia temprana. Sin embargo, la madre quedó embarazada y decidió tener al bebé.

Según el testimonio de sus padres, al nacer Theo Taylor medía menos que la palma de un adulto. Los médicos habían encontrado restos de fluido alrededor de su corazón. Hoy Theo ya ha alcanzado el peso de un bebé normal, superando los 3 kilogramos.

Te puede interesar