Batalla por el agua: Bolivia demanda a Chile por utilización del río Silala

El gobierno de Evo Morales exige una indemnización a Chile por la utilización de las aguas del río Silala.
 

El gobierno de Evo Morales exige una indemnización a Chile por la utilización de las aguas del río Silala.
 

Una vez más el agua es el motivo de disputa entre Chile y Bolivia. Antes por el mar, ahora por el río Silala. Y es que Bolivia exige una indemnización a Chile ante la Corte Interamericana de Justicia (CIJ) por la utilización del río que nace en su territorio pero desemboca en tierras chilenas.

La disputa diplomática fue elevada ante la CIJ en La Haya, Holanda. Según Bolivia, las aguas del cauce fluvial Silala fueron explotadas por diversas empresas chilenas. Ante tal hecho, demanda el pago de una indemnización.

PUEDES VER: Chile: vacunan a 25 niños contra el papiloma humano por error

El mandatario de Bolivia, Evo Morales, exige una compensación por el uso de las aguas del referido río. "Bolivia tiene soberanía sobre el flujo artificial de las aguas del Silala, que ha sido mejorado o producido en su territorio y Chile no tiene derecho a ese flujo internacional", anunció el jefe de Estado boliviano, durante una comparecencia ante los medios en La Paz este viernes 31 de agosto.

Vale precisar que la acción se presenta como una respuesta a la demanda presentada por Chile en el 2016, en dicho proceso el equipo chileno refería que el Silala es un río internacional que deben compartir ambos países latinoamericanos.

La acción se presenta como una respuesta a la demanda presentada por Chile el 6 de julio del año 2016. En el, el equipo chileno estableció el argumento de que el curso fluvial es un río internacional que deben compartir ambos países.

Cronología del litigio por el agua

Como principal argumento a su demanda, Bolivia señala que el Silala o Siloli era, en principio, un manantial cuyo cauce fue canalizado de forma artificial por “un acuerdo establecido en el año 1908, que ya expiró”.

En 1908 la empresa The Antofagasta-Bolivia Railway Company Limited y el departamento de Potosí, Bolivia firmaron un acuerdo que permitía el aprovechamiento de las aguas que abastecerían las máquinas de los ferrocarriles que eran a vapor. 

Sin embargo, este acuerdo culminó en 1961 cuando la compañía cambió el uso de vapor por el diésel en sus máquinas. Según Bolivia, la utilización de las aguas continuó, incluso sin autorización,  por parte de diversas empresas del norte de Chile dedicadas a la explotación de cobre.

Ya en 1997, el gobierno de Bolivia revocó la concesión otorgada bajo el argumento de que las aguas no fueron utilizadas para los fines establecidos en el acuerdo original. Desde entonces Chile y Bolivia buscaron formar de lograr un acuerdo, pero sus intentos no rinden frutos.

Sin embargo, existió brevemente un acuerdo que ponía fin a la disputa por el agua. En el 2009 Chile aceptó pagar el 50% del agua utilizada del río Silala. Ante ello, los habitantes de Potosí mostraron su rechazo, ya que consideraban que Chile debe pagar el 100% del agua que utilizó.


Mapa interactivo del cauce del río Silala:

Te puede interesar