AHORA - Cinemark y Cineplanet anuncian que volverán a funcionar desde el 5 de agosto
LO ÚLTIMO - Dólar cerró con ligera baja y se cotizó en S/ 4,066 al final del lunes 2 de agosto

Harina preparada y sin preparar: ¿en qué se diferencian y qué recetas puedo hacer con cada una?

Las diferencias entre la harina preparada y sin preparar radican en su utilidad. Créditos: The Spruce Eats.
Las diferencias entre la harina preparada y sin preparar radican en su utilidad. Créditos: The Spruce Eats.

Descubre las principales características de estos dos ingredientes indispensables en la cocina y conoce qué tipo de postres puedes preparar con ellos.

Publicidad

El confinamiento obligatorio decretado para frenar el avance de la COVID-19 ha llevado a que muchos decidan practicar sus habilidades gastronómicas realizando diferentes postres. Sin embargo, gran cantidad de personas tienen dudas sobre dos populares ingredientes: la harina preparada y sin preparar.

En la siguiente nota te contamos sobre estos ingredientes indispensables para preparar los mejores dulces. Descubre cuáles son sus principales diferencias, cómo convertir harina sin preparar en preparada, como conservarlas, así como rápidas y sencillas recetas para hacer en tu tiempo libre.

PUEDES VER ¿Todavía no sabes cómo preparar una cachanga? Conoce los secretos para cocinarla [VIDEO]

Diferencias entre la harina sin preparar y preparada

Las diferencias entre ambos tipos de harina radican en su utilidad. Por un lado, la harina preparada es aquella que tiene como componente principal la levadura seca, hecho que facilita la realización de diversos kekes o bizcochos que deben levantarse. Esta se usa principalmente en la repostería.

Por otro lado, la harina sin preparar es para todo tipo de uso y no cuenta con levadura. Algunas personas prefieren usarla por su versatilidad y porque es útil en recetas cuya masa que no necesita crecer como empanadas o buñuelos.

Cómo convertir harina sin preparar en harina preparada

Convertir la harina sin preparar a harina de repostería es más sencillo de lo que piensas. Solo necesitas harina sin preparar, maicena o harina de maíz, una cuchara, un tazón grande y un colador para tamizar. Después de reunir los ingredientes, sigue estos pasos:

1. Por cada taza de harina o 110 gramos tenemos que quitar dos cucharadas de la misma y añadir dos cucharadas de maicena.

2. Tamiza un mínimo cuatro veces, vertiendo la harina ya mezclada por el colador.

Recetas que se pueden hacer con harina sin preparar

Brownie en taza

Ingredientes:

-1 chorrito de esencia de vainilla

-1 pizca de sal

-3 cucharadas de harina sin preparar

-1 pisca de polvo de hornear

-2 cucharadas de azúcar rubia

-3 cucharadas de agua

-3 cucharadas de mantequilla derretida o aceite

-3 cucharadas de cocoa

-Pedacitos del chocolate que más les guste

Preparación:

1. Mezcla en una taza los ingredientes secos por unos segundos. Cuando no quede ningún grumo, agrega el aceite, el agua y la vainilla.

2. Por último, coloca trocitos del chocolate que más les guste y mete la mezcla en el microondas por un minuto.

Brownies

Galletas de vanilla

Ingredientes:

- 1/2 kilo de harina sin preparar

- 1/4 de kilo de margarina sin sal

- 220 gramos de azúcar granulada o azúcar en polvo

- 1 pizca de sal

- 1 huevo

- 1 cucharadita de vainilla

- Leche fresca opcional (2 a 3 cucharadas)

Preparación:

1. Coloca la harina en un tazón, agrega el azúcar en polvo cernida o tamizada y la sa. Mezcla suavemente.

2. Haz un pequeño hoyo en el centro y añade la margarina. Luego, incorpora la yema de huevo (leche opcional) y la vainilla.

3. Une poco apoco todos lo ingredientes hasta que se forme un bollo, envuélvelo en papel film o en una bolsa plástica. Refrigera por un mínimo de media hora.

4. Posteriormente, retira la masa del frío, estírala sobre la mesa previamente enharinada. Con cortadores especiales, dale la forma de galletas.

5. Coloca los moldes en una placa, lleva nuevamente a refrigerar por otra media hora y, transcurrido el tiempo, introdúcela en un horno precalentado, temperatura 175°C. por 15 - 20 minutos o hasta que los bordes de las galletas de vainilla se ponen dorados.

6. Finalmente, retira, deja enfriar y procede a decorar a tu gusto.

Recetas que se pueden hacer con harina preparada

Panqueques

Ingredientes

- 4 huevos

- 1 pizca de sal

- 1 cucharada sopera de Azúcar

- 1 tarro de Leche

- 1 taza de Harina preparada

- 1 pizca de Aceite

Procedimiento

1. Agrega la harina preparada en un recipiente ancho. Añade los huevos junto a una pizca de sal y azúcar.

2. Incorpora poco a poco la leche y mezcla. Debe quedar una masa ligeramente espesa y libre de grumos.

3. Posteriormente, añade un chorro de aceite y continúa removiendo hasta que la masa se integre.

4. Para cocinar, coloca una sartén a fuego bajo engrasada con mantequilla y aceite. Vierte un poco de mesa hasta que se aplane y puedas voltearlo por el otro lado.

Panqueques clásicos

Keke de vainilla

Ingredientes

- 1/2 lata de leche

- 4 unidades de huevos revueltos

- 1 taza de azúcar

- 2 tazas de harina preparada

- 2 cucharada de mantequilla sin sal

- 1 cucharada de esencia de vainilla

Preparación

1. Precaliente tu horno a 180°.

2. Bate los huevos con el azúcar hasta que alcance el doble de su volumen. Después, agrega la mantequilla junto a la esencia de vainilla. Cierne la harina dos veces e incorpórala en forma envolvente en tres tiempos y mientras la vas intercalando con la leche.

3. Vierte sobre un molde redondo de 26 cm de diámetro. Llevar al horno por 45 minutos.

Cómo guardar y conservar la harina

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) las harinas deben guardarse en gabinetes frescos, secos y libres de humedad. Además, recomiendan que en caso el recipiente o empaque original se encuentre intacto, se mantengan ahí.

Por otro lado, una manera de conservar la harina es congelarla para así evitar que se ponga rancia y sea ingerida por insectos de cocina. Para esto, primero deberás vaciarla en una bolsa hermética; luego, retirar el aire sobrante y, una vez realizado este último paso, cerrar y llevar a la congeladora.