Dejó embarazada a su nuera y la asesinó antes de que lo denuncie en la PNP

Justicia campesina. Ronderos pasearon por calles a Alejandro Herrera y su cómplice. Hoy serán entregados a las autoridades.

4 Dic 2017 | 7:19 h

Cajamarca. Alejandro Herrera Flores asesinó a su nuera Edita Cueva y a sus dos pequeños nietos de 4 años, en el intento de ocultar un crimen muy despreciable. Confesó ante las rondas campesinas de Bambamarca y Cajamarca que al salir del penal de Huacariz, en Cajamarca, lo primero que hizo fue ir a buscar a su hijo y se dio con la sorpresa de que se había ido de la casa abandonando a su familia.

Su nuera Edita lo recibió sin saber que cometía un mortal error. El sujeto la sometió a constantes vejaciones sexuales hasta dejarla embarazada. La joven mujer al saber de su estado y preocupada por lo que venía, decidió ponerle fin a toda la tortura que vivía, sin saber que esto provocaría la ira del sujeto, quien se convirtió en su verdugo.

PUEDES VER !Repudiable! suegro asesinó a su nuera y sus dos nietos en Cajamarca

El individuo, al saber que Edita estaba embarazada, decidió matarla a golpes delante de sus pequeños hijos. Cuando se dio cuenta de que eran testigos de su crimen también decidió atacarlos.

Tras cometer los crímenes, limpió la casa con lejía y detergente y cambió las maderas de pisos y paredes, pues sabía que la Policía tenía los medios para descubrir sangre. Igualmente se deshizo de la ropa tanto de sus víctimas como las que usó para cometer el crimen.

Su plan casi tuvo éxito, pero la PNP lo tenía como principal sospechoso de la desaparición de Edita y su familia, al igual que los ronderos, quienes decidieron hacer justicia y lo detuvieron y sometieron a un interrogatorio. En poco tiempo confesó su crimen.

Detuvieron a cómplice

Los integrantes de las rondas campesinas hicieron que el individuo revele la identidad de su cómplice con quien incineró los restos de madre e hijos. Ahora deberán enfrentar a la justicia por el triple crimen.

Te puede interesar