Cusco pierde S/ 71 millones y 2,450 puestos de trabajo por las protestas

Lamentable. Solo huelga docente generó S/ 51 millones en pérdidas. Operadores de turismo marcharán pidiendo paz. Así se mata a la gallina de los huevos de oro.

15 Jul 2017 | 11:48 h

La economía de Cusco depende del turismo. Esta actividad se convierte en una de las más vulnerables por las huelgas de los gremios sindicales. Las manifestaciones no fueron pacíficas. Se bloquearon vías, la línea férrea, medios de transporte que trasladan turistas a Machupicchu y demás sitios turísticos. 

Entre enero y julio, las paralizaciones, que generalmente incluyeron bloqueo de vías provocaron pérdidas económicas por S/ 71 millones de soles. En ese periodo hubo seis protestas que alcanzaron la misma intensidad que la huelga por el aeropuerto de Chinchero en enero, de los estudiantes universitarios, los pobladores de Urubamba, los docentes y otras.

Solo en la huelga de los docentes, que lleva 31 días, los daños económicos alcanzaron a S/ 51 millones. Este cálculo fue efectuado por la Asociación de Agencias de Turismo Cusco (AATC), Asociación de Guías Oficiales de Turismo (Agotur), Colegio de Licenciados en Turismo y la OGD Cusco.

A causa de los paros este año, se dejarán de crear 2 mil 450 puestos de trabajo. Según un estudio de la escuela profesional de Economía de la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco (Unsaac), el turismo emplea a dos de cada diez cusqueños.

La "industria sin chimenea" también contribuye al Producto Bruto Interno Regional (PBI) con S/ 3 mil 913 millones 197 mil 436 soles. Eso equivale a decir que la actividad turística aporta con el 17% al PBI regional. Solo es superado por la transferencia de canon por la explotación del gas de Camisea y los minerales.

Miles de turistas retornaron a sus países sin conocer Machupicchu; los guías de turismo, porteadores y comerciantes no perciben ingresos para sustentar a sus familias (ver infografía).

La presidenta de la AATC, Silvia Uscamayta, lamentó la actitud de los docentes que atentaron contra buses turísticos en los días de paro, así como el daño causado a los rieles que impidió el paso de trenes hacia Machupicchu.

"Manifestamos nuestro repudio y preocupación por el perjuicio y ensañamiento que se viene generando hacia una de las más importantes actividades económicas del Cusco, como es el turismo", refieren los operadores en un pronunciamiento.

VIENE LO PEOR

El perjuicio registrado hasta ahora puede quedar pequeño  si no se resuelve el conflicto actual. Las embajadas de Estados Unidos, el Reino Unido y Australia lanzaron alertas para que sus ciudadanos tomen precauciones antes de viajar al Cusco por las protestas.

"Se aconseja a los ciudadanos estadounidenses que eviten grandes multitudes y se les recomienda que mantengan un alto nivel de vigilancia en relación con los eventos locales y tomen las medidas apropiadas para reforzar su seguridad personal", señala la embajada de EE.UU.

Y añade: "Las manifestaciones en el Perú son normalmente pacíficas, pero pueden escalar impredeciblemente en enfrentamientos violentos".

 

Te puede interesar