Pedirán declaratoria de emergencia por erupción del volcán Sabancaya

zozobra. Constantes explosiones que botan cenizas producen conjuntivitis, IRAs y EDAs en niños y ancianos. Cultivos y animales en riesgo por el manto blanco.

lo que escupe el coloso. Cenizas se elevaron hasta 3,000 metros de altura y se dispersaron en dirección este al Colca.

lo que escupe el coloso. Cenizas se elevaron hasta 3,000 metros de altura y se dispersaron en dirección este al Colca..

Jonathan Bárcena Carpio.

Caylloma - Arequipa.

Rony Gonzáles tiene cinco añitos. No sabe por qué tiene una mascarilla que le cubre la boca y nariz. Su mamá fue la que le ordenó ponerse el tapaboca.

 Aunque en el colegio le han explicado que las cenizas del "Apu" Sabancaya le pueden hacer daño, aún no comprende qué es ese "polvo", como él lo llama, que escupe incesante el coloso por su boca.

Rony vive en Achoma, uno de los distritos más cercanos al Sabancaya, que inició su proceso de erupción. Esta mañana es calurosa y hay gente en la plaza principal porque les han informado que llegarán autoridades de Lima. Ministros, la gobernadora regional Yamila Osorio y alcaldes estuvieron presentes.

Ceferina Quicaño cuenta que pocos salen a pasear y evitan tener contacto con el medio ambiente. Achoma se puede convertir en un pueblo fantasma si las emisiones de ceniza del volcán se agudizan.

"La profesora de mi hijo nos ha dicho que nos quedemos en casa y que compremos mascarillas porque es peligroso caminar sin protección", señala mientras se cubre la boca con su chompa. Las mascarillas se han agotado en la posta de salud.

Trina Checa es técnica en la posta del distrito. En solo dos días atendió dos casos de conjuntivitis y siete infecciones respiratorias agudas (IRAs).

"En cuestión de días se incrementó que niños y ancianos vengan con cuadros de EDAs (Enfermedades Diarreicas Agudas)", señaló.

En la posta solo trabajan seis personas: dos obstetras, dos enfermeras, una técnica y personal asistencial.

Explosiones

Tras las continuas explosiones, el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet) declaró la alerta amarilla para el volcán. A diario se registran 10 estallidos, uno seguido del otro. El último ocurrió ayer a las 10:00 horas. La columna de ceniza alcanzó los 3,000 metros de altura y se expandió en un radio de 40 kilómetros.

El encargado del monitoreo de volcanes de Ingemmet, Domingo Ramos, señala que la ceniza llega pulverizada a los pueblos del valle del Colca y cubre cultivos, animales y casas; como un manto blanco  perjudicial para la población.

Emergencia

La gobernadora regional Yamila Osorio señaló que pedirán la declaratoria de emergencia a la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) para atender a la población afectada. 

"Parece que la naturaleza se ensañó con la provincia de Caylloma, primero fue el sismo y ahora es el volcán. El alcalde nos ha pedido mascarillas y lentes y mañana (hoy) estarán llegando 10,500", dijo Osorio.

En la Institución Educativa Primaria 40376 Achoma, los alumnos se han ido ausentando por problemas estomacales y molestias en la vista. En el salón de quinto de primaria, de los que quedan la mayoría está con sus mascarillas, excepto un niño llamado Fernando.

La profesora Maribel Achahui explica que hace una semana los estudiantes no pueden salir a jugar al patio del colegio porque está lleno de ceniza.  "Si comienzan a patear la pelota, la ceniza se levanta y es peor para ellos", dijo.

Pero si no son los menores que juegan, es le viento que levanta la ceniza del suelo y el olor a azufre se apodera del ambiente. Es mediodía y el cielo se torna oscuro.

Las cenizas del volcán afectan a más de 10 mil pobladores del primer destino turístico de la región. El alcalde provincial Rómulo Tinta dijo que los pueblos de Chivay, Achoma, Maca, Cabanaconde, Huanca, Lluta, Taya, Tapay, Lari, Madrigal, Ichupampa y Corporaque están en riesgo.

"Son unos 2,500 estudiantes en toda la región que están en peligro por las cenizas del volcán", señaló.

Síguenos en Facebook