‘Avi’ Dan On también fue enlace en otros negocios de Toledo y Maiman en su gobierno

Agente secreto. Ex jefe de seguridad personal del ex presidente fue sorprendido como intermediario de grandes corporaciones israelíes vinculadas con el millonario Josef Maiman, una actuación que repitió cuando participó en la formación de la “offshore” Ecoteva para captar parte de los presuntos sobornos de Odebrecht.

Patrón. Maiman infiltró en el entorno de Toledo a Dan On

Patrón. Maiman infiltró en el entorno de Toledo a Dan On.

Ángel Páez

La descripción que hizo el representante de la constructora Odebrecht, Jorge Barata, del papel que cumplió el israelí Avraham “Avi” Dan On como intermediario del ex presidente Alejandro Toledo y de su amigo el empresario Josef Maiman, se ajusta al perfil que tuvo el ex jefe de seguridad durante el gobierno toledista. En aquella gestión, Dan On promovió empresas privadas, especialmente de Israel, en coordinación con Toledo y Maiman.

Bajo el pretexto de la desconfianza hacia los militares por su implicación con el gobierno corrupto de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos, Toledo le pidió a Maiman que le recomendara a un experto en la seguridad. Maiman le ofreció a 'Avi' Dan On, a quien no solo conocía sino que había sido su empleado. Como lo revelaron investigaciones de La República publicadas en el gobierno toledista, Dan On actuó como doble agente: públicamente fue el responsable de la seguridad personal del mandatario, pero en la sombra era el facilitador de acuerdos bajo la mesa que confabulaban Toledo y Maiman.

PUEDES VER: Exprocurador Vargas Valdivia ve difícil que algún país otorgue asilo a Toledo

Ni bien consiguió la Presidencia de la República, Toledo, Maiman y Dan On no tardaron en poner manos a la obra.

En junio del 2001, arribó a Lima el presidente de la poderosa compañía israelí Gilat Satellite Network, Yoel Gat, amigo tanto de Maiman como de Dan On. Yoel Gat llegó para intentar recuperar un contrato del Ministerio de Transportes y Comunicaciones por 20 millones de dólares para la instalación de un sistema de telefonía rural, que le había sido arrebatada por la estadounidense STM Wireless. Como ocurrió efectivamente, el gobierno de Toledo despojó a STM Wireless de la concesión y se la otorgó a Gilar Satellite Network, una empresa que estaba relacionada con el traficante de armas Moshe Rothschild, el corrupto vendedor de los aviones de guerra MiG-29 y Sukhoi-25 durante el gobierno de Fujimori y Toledo.

Lo sabe todo

Para asegurarse de que no existiera ninguna infiltración en el entorno de Toledo, Maiman y Dan On y el presidente acordaron la necesidad de contar con personal de extrema confianza que estuviera al mando del jefe de Seguridad de Palacio de Gobierno –el propio Dan On–, y no de los oficiales de las Fuerzas Armadas ni de la Policía Nacional. Con esa finalidad, en 2003, sin mediar concurso alguno, Maiman y Dan On consiguieron que el gobierno toledista contratara a la empresa israelí Point Trading Group, una subsidiaria de la transnacional Industrias Militares de Irael (IMI), manejada a su vez por los amigos de Yossi y Avi. Por supuesto, el representante de Point Trading, Avner Klein, era amigo de Maiman y Dan On.

El gerente de Seguridad de Personal de Palacio de Gobierno, coronel EP Jorge Sánchez Olivares, y el gerente de Seguridad de Instalaciones, coronel PNP Ricardo Benavides Ramírez, cuyos efectivos habían sido seleccionados por Dan On para el entrenamiento especializado, no sabían nada del contrato con la compañía israelí.

También desconocía el contrato el jefe de la Casa Militar, el general EP Rafael Hoyos de Vinatea. Contra viento y marea, los instructores israelíes Gabriel Shai y Schlomo Eshed llegaron al país y entrenaron al equipo elegido por Dan On. En adelante, si una mosca se posaba sobre el vaso de Toledo, Maiman y Dan On lo sabrían de inmediato.

Entrevistado por La República, Dan On no tuvo reparos en reconocer su amistad con los ex militares israelíes.

“¿Usted es amigo de Abner Klein, el gerente de “Point Trading”, o de Gabriel Shai y Shlomo Eshed (los adiestradores israelíes que llegaron a Perú)?”, le preguntamos.

“Los conozco a todos a nivel profesional. Todos estuvieron en los servicios secretos (Mossad) de Israel y están dedicados a ese sector, es así que nos conocemos. Abner es más joven que yo, no es de mi promoción, pero lo conozco por su profesionalismo”, los alabó.

Que Toledo estaba implicado en la fraudulenta contratación de Point Trading lo confirmó el ex ministro del Interior general PNP (r) Félix Murazzo, quien recibió la llamada telefónica apremiante del ex jefe del Estado para que autorice el pago ilegal a la empresa de sus amigos Maiman y Dan On.

La República también documentó una flagrante intromisión de 'Avi' Dan On, direccionado otra vez por Maiman, a favor de la poderosa corporación de telecomunicaciones Elta Systems, cuando estaba bajo la conducción de Paul Porat, en 2004, y actual gerente de Industrias Aeronáuticas de Israel (IAI). Porat, por supuesto, era amigo de Maiman y Dan On.

Grandes cifras

Este diario descubrió un documento suscrito por Porat el 7 de diciembre del 2004, despachado a nombre de Dan On, pidiéndole al jefe de seguridad de Toledo información sobre una licitación para la compra de radares por 58 millones de dólares que había convocado la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación comercial (Córpac). Dan On, atribuyéndose facultades que no le correspondían, entregó la propuesta de Elta Systems a Córpac. Por si fuera poco, abogó por esta empresa ante el presidente de Córpac, Freddy Otárola, antes que este viajara al exterior en busca de dichos equipos.

En esa oportunidad, Dan On, quien todavía ejercía como responsable de Toledo, confirmó a La República su participación en la triangulación a favor de Elta Systems.

“¿Recomendó usted ante el presidente de Córpac, Freddy Otárola, a la empresa ELTA Systems, subsidiaria de Israel Aircraft Industries (IAI)?”, interrogamos a Dan On.

“Me preguntaron si conocía empresas en Israel que venden radares. Creo que fue cuando (Otárola) se iba de comisión a Alemania a visitar una empresa. Lo que dije fue que la única que ve ese tema (los radares) es IAI. Después me preguntaron (los de IAI): ¿Qué tipo de radares están buscando? Yo no lo sabía, así que les pasé la pregunta (a los de Córpac), se contactaron y conversaron”, contestó.

“Pero su tarea como consejero de seguridad presidencial no es relacionar a empresas israelíes con entidades estatales del Perú”, le precisamos.

“Sólo fue una consulta a nivel personal. Como israelí conozco IAI. Es verdad, tal vez debieron consultar a la embajada”, alegó.

Ese fue siempre el perfil de 'Avi' Dan On, empleado de Maiman y Toledo para la consumación de negocios sospechosos. Un perfil que coincide con la descripción que hizo el ex representante de Odebrecht en el Perú, el brasileño Jorge Barata, quien ha confesado que el ex mandatario Toledo envió a Dan On como emisario para pedir un soborno a cambio de la adjudicación de la Interoceánica. 

Síguenos en Facebook