Fiscalía imputa a candidato electo de FP delitos de colusión y peculado

Enredado. Cuando ejercía como gerente general de la compañía de limpieza del municipio del Callao, Víctor Albrecht contrató sin licitación a dos empresas proveedoras que ni siquiera tenían personal, maquinarias ni cuentas bancarias.

No responde. El fujimorista Víctor Albrecht Rodríguez fue elegido con la más alta votación en el Callao a pesar de arrastrar una grave acusación

No responde. El fujimorista Víctor Albrecht Rodríguez fue elegido con la más alta votación en el Callao a pesar de arrastrar una grave acusación. Foto: David Huamaní.

Servicio. Eslimp-Callao contrató a empresas que no cumplieron con el servicio

Servicio. Eslimp-Callao contrató a empresas que no cumplieron con el servicio.

Conclusión. Según la acusación de la fiscalía, Víctor Albrecht Rodríguez se apropió de fondos públicos mediante la contratación de proveedores sin proceso de licitación

Conclusión. Según la acusación de la fiscalía, Víctor Albrecht Rodríguez se apropió de fondos públicos mediante la contratación de proveedores sin proceso de licitación.

Escribe: María Elena Hidalgo
 
El candidato fujimorista más votado en el Callao es también el que afronta la más grave imputación de la Fiscalía Especializada en Corrupción de Funcionarios del puerto chalaco. Víctor Albrecht Rodríguez consiguió un escaño en el próximo Congreso –lo que representa el retorno a la función pública–, a pesar de que se le atribuyen los presuntos delitos de peculado y colusión agravada en perjuicio del Estado.
 
 
Para suerte de Albrecht, como suele ocurrir con ex funcionarios públicos que se lanzan al Congreso, su caso ha tardado lo suficiente como para que no representara un obstáculo para su candidatura y elección.
 
Albrecht no respondió las llamadas de este periódico y cuando se le buscó en las viviendas que consignó como sus domicilios en La Perla y en Surco dijeron que no vivía en dichas direcciones.
 
Los hechos que se endilgan a Albrecht se registraron en el periodo en el que actuaba como gerente general de la Empresa de Servicio de Limpieza Municipal Pública del Callao (Eslimp-Callao), entre los años 2004 y 2005.
 
Diez años después, recién la Fiscalía Especializada en Corrupción de Funcionarios inició una investigación preliminar que concluyó el 27 de febrero del 2015. La fiscalía encontró responsabilidad en Víctor Albrecht, lo que no impidió pocos meses después que este se lanzara como candidato número uno de la lista de Fuerza Popular en el Callao.

Los Chavales

De acuerdo con el expediente del caso al que tuvo acceso La República, Albrecht hizo uso de recursos públicos para su propio beneficio.
"Respecto a Víctor Albrecht Rodríguez, se le imputa el hecho de que en condición de funcionario público –como gerente general de Eslimp-Callao– se apropió para sí de dinero que estaba bajo su administración y que provenía de un servicio que no se prestó", según lo señalado por el fiscal especializado en delitos de corrupción de funcionarios, Wils Gonzales Morales.
 
La investigación fiscal determinó que Víctor Albrecht contrató directamente, sin licitación como ordena la ley, a las empresas "El Chaval" y "El Chavalillo" para que realizaran labores de recojo de desmonte y basura, pero estas compañías no se dedicaban a dicha actividad.
 
"Dichas empresas no tenían experiencia en el rubro de limpieza y recojo de desmonte. Además, no contaban con maquinaria propia y personal sujeto a planilla", indicó el fiscal Wils Gonzales.
 
Los representantes de "El Chaval", Julián Cortez Sánchez, y "El Chavalillo", Alberto Ydrogo Pablo, alegaron que sí cumplieron con los servicios, pero ante la fiscalía no pudieron documentar los contratos del personal ni de las maquinarias.
 
Las empresas "El Chaval" y "El Chavalillo" fueron contratadas en cuatro ocasiones por una suma superior a 1 millón 200 mil soles.

Ni para el pan

Para consumar la operación, Albrecht contó con la participación del gerente de Administración, Joaquín Cochella Maldonado; del gerente de Abastecimiento, Felipe Gálvez Morán; y del gerente de Operaciones, Elar Danielli Manzanares.
 
Se organizaron para favorecer a las dos empresas otorgándoles cuatro contratos sin informar a la Contraloría General de la República ni al Consejo Superior de Contrataciones y Adjudicaciones del Estado (Consucode).
 
Otra evidencia del acto de corrupción apareció cuando la fiscalía requirió a la Sunat que informase si las compañías "El Chaval" y "El Chavalillo" habían declarado los ingresos por la prestación de servicios a Eslimp-Callao. La respuesta fue negativa.
 
Para precisar si los representantes de las empresas eran personas solventes, la fiscalía también solicitó a las entidades bancarias información sobre Julián Cortez Sánchez y Alberto Ydrogo Pablo.
 
Los bancos reportaron que Cortez e Ydrogo no mantenían cuentas, fondos ni registraban operaciones. No tenían el perfil de empresarios estos señores contratados por Albrecht.
 
Este diario intentó varias veces más ubicar a Albrecht, quien en anteriores ocasiones prometió responder, pero al final no lo hizo. 

El caso está en Investigación Preparatoria

Específicamente, la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios atribuye a Víctor Albrecht Rodríguez los presuntos delitos de peculado doloso y colusión agravada. 
 
Por el primer delito, podría recibir una condena de entre 2 y 8 años. Y por el segundo, entre 3 y 15 años. 
 
La fiscalía señala a Víctor Albrecht y Joaquín Cochella como autores de los presuntos delitos. Y a Felipe Gálvez Morán, Marcelo Merediz Hohagen, Elar Danielli Manzanares, Julián Cortez Sánchez y Alberto Ydrogo Pablo como cómplices primarios. 
 
El caso se encuentra en la Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios del Callao y está en fase de Investigación Preparatoria para formular denuncia penal.

Síguenos en Facebook