18 de Septiembre de 2011 | 7:18 h

La última cruzada del cardenal Cipriani

Una vez más, el Arzobispo de Lima pretende meter su cuchara en los asuntos de Estado. Ha emplazado públicamente a la ministra de la Muje r a que no apoye el protocolo del aborto terapéutico, mientras sus activistas ultraconservadores piden la cabeza de las funcionarias que se ocupan de las políticas de género.

Su ofensiva ya dio su primer fruto: el ministro de Salud no aprobará el referido protocolo, al menos por el momento. ¿Cederá el gobierno a las presiones del jerarca de la Iglesia Católica ?

Por Óscar Miranda

“Eso no está en la agenda prioritaria”. Esa fue la respuesta que el ministro de Salud, Alberto Tejada , le dio el miércoles a la reportera de La República que le preguntó, a su salida del Congreso, cuándo sería aprobado el protocolo del aborto terapéutico, la reclamada guía a la que los médicos peruanos deberían recurrir cuando la vida de una mujer embarazada esté en grave peligro.

El documento quedó listo en el gobierno anterior y su aprobación fue un compromiso de campaña de Gana Perú . Según el Colegio Médico , cerca del 25% de las muertes de gestantes se podrían evitar si el protocolo estuviese vigente. Pese a todo ello, para Tejada el tema no es prioritario. Y, en teoría, debería serlo. Se trata de un médico con una visión moderna, que ha trabajado en métodos de reproducción asistida en el sector privado.

¿Por qué, entonces, no sacarlo?

La respuesta quizás tenga que ver con las críticas que lanzó el cardenal Juan Luis Cipriani, el sábado 10, en su programa radial. Unos días antes, la ministra de la Mujer, Aída García Naranjo , había dicho que apoyaría la salida del protocolo. Cipriani se valió de esa declaración para lanzar algo parecido a un grito de guerra. El inicio de una ofensiva contra cualquier intento del gobierno de fijar una política de salud reproductiva moderna y liberal. A García Naranjo le dijo que esperaba, “con toda franqueza, que defienda la vida”. A Ollanta Humala le advirtió que se había comprometido a hacer lo mismo cuando ambos se reunieron durante la campaña. Por supuesto, atacó a las ONG feministas que impulsan la aprobación del protocolo. “Hace tiempo que están con ese asunto de que hay una ley que no tiene protocolo, que es donde les dicen a los médicos ‘estas son las instrucciones para eliminar la vida humana en el vientre de la madre’”, dijo. Luego, remató ante los micrófonos: “¡No al asesinato!”.

La cautela de Tejada quizás también tenga que ver con las portadas que sacaron el domingo algunos diarios recogiendo las flamígeras palabras del cardenal (uno de ellos publicó un montaje de una pistola amenazando un vientre embarazado).

Y no es insospechado pensar que haya influido en la decisión del ministro el plantón que el viernes 9, un día antes del discurso de Cipriani, realizó ante el Ministerio de Salud (Minsa) un grupo de activistas ultraconservadores liderados por Carol Maraví , presidenta de la coordinadora Unidos por la Vida y la Familia. El grupo, que no superaba la treintena, había llegado a la cuadra ocho de la avenida Salaverry con el propósito de rechazar cualquier posibilidad de sacar el protocolo.

Pero su principal objetivo, más allá del documento, era exigir la destitución de Susana Chávez Alvarado . La actual asesora de la alta dirección del Minsa fue, hasta hace poco, directora de la ONG Promsex y es una de las más conocidas promotoras de los derechos sexuales y reproductivos. Y ha sido declarada por la extrema derecha católica como su mayor enemiga.

Feministas en la mira

Aunque Chávez es el principal blanco de los ultraconservadores, no es el único. En la página web Perú defiende la vida (mencionada por esta revista hace un par de semanas por sus ataques a catedráticos de la PUCP ) se pueden leer desde mediados de agosto virulentos artículos en contra de la ex directora de Promsex y de otras tres lideresas feministas que ahora desempeñan cargos de gran responsabilidad en el Mimdes: Rocío Villanueva, ex abogada del Movimiento Manuela Ramos, hoy viceministra; Diana Miloslavich, ex directiva de Flora Tristán, hoy jefa del gabinete de asesores; y María Ysabel Cedano, ex directora de Demus, hoy directora general de ese portafolio.

Los autores de Perú defiende la vida señalan que, con estas designaciones en el Mimdes, García Naranjo “hace evidente lo que de palabra quiere ocultar: se va a impulsar la despenalización del aborto y la agenda gay desde ese ministerio”.

Funcionaria “aterrada”

Las críticas desde púlpitos, radios y páginas web se materializarán, eventualmente, en presiones directas. Según una versión, el arzobispo de Arequipa, Javier del Río –el mismo que le envió una carta al rector de la PUCP quejándose de un grupo de profesores de esa universidad–, le habría pedido, hace unos días, una reunión al ministro de Salud. La fuente que proporcionó el dato cree que del Río quiere pedir la cabeza de Susana Chávez . Al cierre de esta edición, esta revista no había podido confirmar esta versión con funcionarios del Minsa ni con el propio arzobispo.

Cuando Domingo contactó a Chávez , el miércoles, ella confesó que estaba “aterrada” por la campaña en su contra. “Me han llamado tres veces los de ACI Prensa”, contó, en referencia a la ultraconservadora agencia de noticias católica. Acto seguido, explicó que no estaba prestando declaraciones a los medios y colgó. ACI Prensa , vocero oficioso del Sodalicio, es donde se publican las noticias sobre los ultraconservadores que hacen campaña contra los “pro aborto”. Precisamente, un video del plantón contra Chávez apareció el lunes en la página web de ACI Prensa.

Es evidente que a las funcionarias contra quienes se dirige esta ofensiva no les resulta grato hablar del tema. Esta semana se vio a la ministra de la Mujer en varias entrevistas tratando de torear las preguntas sobre las críticas lanzadas por Cipriani y evitando generar una controversia con el jerarca de la Iglesia católica. Pero los enfrentamientos, quiérase o no, llegarán.

Promesa de campaña


El protocolo del aborto terapéutico es un compromiso que figura en el Plan de Gobierno de Gana Perú . También lo son la distribución del Anticonceptivo Oral de Emergencia (AOE) y, pecado de pecados, el aborto, así, a secas. Los dos primeros temas son de competencia del Minsa. Rossina Guerrero, directiva de Promsex, sostiene que aunque la distribución de la AOE fue prohibida por una sentencia del Tribunal Constitucional, en el 2009, se puede recurrir a la entrega de tabletas del Método Yuzpe, otro método anticonceptivo de emergencia. “El protocolo, por otra parte, tiene que salir, de todas maneras”, afirma.

La despenalización del aborto sigue otro camino: el cambio del Código Penal . Lo que hay hasta ahora es un informe de la Comisión Revisora del Código Penal del Congreso , aprobado en el 2009, que despenaliza el aborto eugenésico (cuando el feto tiene graves malformaciones congénitas) y el llamado ‘aborto sentimental’ (en caso de embarazos producto de violaciones). El informe –que, por cierto, implicó cambios en muchos otros asuntos del Derecho Penal– nunca fue aprobado por el anterior Parlamento. Ahora, el nuevo debe crear una comisión que revise todo lo actuado.

Diagnóstico médico

“Este gobierno puede ser una oportunidad para avanzar en estos temas”, dice Rossina Guerrero , de Promsex. “Esta alianza ( Gana Perú ) fue la única que propuso temas concretos en salud reproductiva. El reto es que lo que está en papel se traduzca en medidas concretas”.

Miguel Gutiérrez , presidente de la Comisión de Salud Sexual y Reproductiva del Colegio Médico del Perú , dice que la aprobación del protocolo del aborto terapéutico es urgente. “ El año pasado, el 25% de la mortalidad materna se debió a causas indirectas ; eran mujeres que tenían enfermedades como tuberculosis, insuficiencia respiratoria o cáncer que se agravaron con el embarazo y les provocaron la muerte. La mayoría de ellas se hubiese salvado si se hubiese interrumpido su embarazo”. El galeno señala que el ministro de Salud conoce esta situación . Por el momento, Tejada prefiere evitarse problemas. El primer pulseo entre Cipriani y el Estado ha sido ganado, con claridad, por el cardenal.

Las causas políticas de monseñor

Desde sus ataques a los organismos de DDHH hasta sus intromisiones en la última campaña, Juan Luis Cipriani siempre se ha caracterizado por meterse en política, un asunto ajeno a su labor pastoral. Aquí algunas de sus perlas.

ALEJANDRO TOLEDO. “No es un hombre fiable (...). Los que quieren matar niños no están listos para gobernar”, dijo, en enero de este año, luego de que Toledo deslizó la posibilidad de apoyar la despenalización del aborto.

LOURDES FLORES. “Resulta que hay un grupo de gente que ya se compró la máquina, en la que dice ‘yo soy decente, incorrupto, transparente, honesto y bueno’ y ‘tú eres corrupto, mentiroso, tramposo y deshonesto’”, dijo cuando la ex candidata planteó en esos términos la pelea con Álex Kouri.

SUSANA VILLARÁN. “Espero que la señora alcaldesa se ocupe de cosas más importantes (...). Sería bueno que se ocupe de los problemas del tráfico, del orden público”, manifestó cuando se elaboró la ordenanza contra la discriminación a los homosexuales. También la llamó “Chilindrina”.

MARIO VARGAS LLOSA.
Se peleó con el escritor y el Arzobispado de Lima mandó leer un comunicado en su contra en varias iglesias. Le recordó sus simpatías por Fidel Castro.

ALBERTO FUJIMORI. Su simpatía por el fujimorismo ha perdurado con los años. En junio, dijo que Alan García y Ollanta Humala “deberían tener el coraje espiritual” para indultar al ex dictador. También ha defendido a Alan García.

Síguenos en Facebook