Conflictos en el sur, nuevo frente para Ollanta Humala

lo que viene. Gobernador de Cusco, Roberto Rojas Oviedo, confirma movilización social en tres provincias cusqueñas. No descarta coordinación con dirigentes nacionales. Amenazan protestas contra Tía Ma

 

Cecilia Mendoza C.
Arequipa

 

La convulsión social y descontento no solo se concentra en Cajamarca que rechaza a Yanacocha. Arequipa, Cusco, Moquegua y Tacna, que tienen conflictos latentes, podrían contagiarse con este espíritu beligerante.

El gobernador de Cusco, Roberto Rojas Oviedo, lanzó la alerta ayer. Advirtió que en las provincias de Canchis, Chumbivilcas y La Convención podrían cristalizarse los reclamos, pero en las calles. 

Canchis rechaza la construcción de la central hidroeléctrica de Salcca Pucara, temen que su funcionamiento deje sin agua a los poblados adyacentes. En Chumbivilcas, las organizaciones de base exigen a las mineras ANABI (en explotación) Ares y Azuca (en exploración) para que se retiren de la zona por temor  a la contaminación del agua. También los cocaleros de La Convención, Lares y Yanatile reclaman mejores precios por la hoja de coca.

La autoridad política del Cusco no descartó que los dirigentes de la región vengan coordinando con líderes de otras regiones para protestas en cadena.

En Arequipa, Aquiles Ancco  Quispe, miembro de la Federación Provincial de Campesinos de Canchis, no descarta una medida de fuerza para oponerse al proyecto Majes Siguas II, aunque el Tribunal Constitucional haya fallado a favor de su viabilidad, ordenando un nuevo  Balance Hídrico. 

"No nos interesa (ese fallo), no queremos el proyecto de Arequipa porque afectará la disponibilidad de agua en Espinar, es injusto que en esta zona solo se cuente con una hora de agua al día”, indicó. Asimismo calificó como mecida las promesas de obras de afianzamiento hídrico.

Otras voces en  Espinar hablan de acciones de protesta para el próximo año.

NO QUEREMOS  MINERÍA

El vicepresidente del Frente Amplio del Valle de Tambo, Jaime de la Cruz, advirtió que no hay marcha atrás sobre Tía María o Quellaveco, proyectos mineros que Southern Perú quiere instalar en Arequipa y Anglo American en Moquegua, respectivamente. Por ello solicitan una mesa de trabajo con el Ejecutivo, que defina una posición contra las minas. 

El gobierno tiene que tomar nota. Está avisado para esquivar salidas violentas en el sur peruano. ?

Síguenos en Facebook