Noticias de Patricia Montero

“Nos muestran una escalofriante realidad: 14 mujeres desaparecen cada día, es decir, más de una denuncia cada dos horas...”.

“Entre 1984 y 1998 ocurrieron 5.048 violaciones sexuales durante el conflicto armado, el 83% de violadores fueron agentes del estado y 11% terroristas”.

“Mi familia no se libró de esa pesadilla, en cuestión de días perdí a un tío, una tía y una prima...”.

“Veo conocidos, ‘defensores’ de la lucha feminista hasta que el acusado es un amigo...”.

”Sigamos vigilantes, exigiendo cuidado, educación, prevención y, sobre todo, justicia”.

”Sentí pánico, la posibilidad de haber contagiado a mi madre me daba terror”.

"La capacitación para tratar la noticia sin prejuicios y evitando los vicios recurrentes en las redacciones es urgente y el compromiso debe partir de quienes dirigen los medios."

“Estamos en manos, no de congresistas, sino de chantajistas que solo defienden sus intereses”.

“El Perú es una suma de ciudades inhóspitas donde los niños mueren dentro de un pozo”.

”He soportado preguntas impertinentes, críticas y rupturas por no seguir el manual”.

“Se desconoce el paradero de 2.457 mujeres, de ellas, 1.720 son menores de edad”.

“Vivimos en círculo vicioso y con un congreso que es, desde hace mucho, una pandemia”.

“Lo ocurrido con las clínicas privadas, entre ellas la San Pablo, no se borra ni perdona con comunicados ni mea culpas”.

“Esto se trata de mirar al mundo con otros ojos, uno donde no representemos a nadie con caricaturas e imágenes para ridiculizarlos”.

“Movida por el relato busqué las imágenes en las redes sociales. Al encontrarlas me detuve, varias veces, a mirarlas con atención y tristeza”.

“No me cabe duda de que hay más Mazzettis y Ugartes trabajando con honestidad, tal vez en lugares más discretos, pero con enorme influencia sobre las vidas”.

“Lo que nos diferencia con Estados Unidos no es que seamos menos racistas, es que negamos nuestro prejuicio”.

“En la ‘nueva normalidad’, a la que nos debería haber obligado la pandemia, las cosas no parecen tan diferentes a la vida antes del COVID-19”.

“Desde entonces, cada vez que reviso las redes, encuentro más historias de que alguien querido murió. Ya siento miedo de mirar”.

“Todo periodista sabe que esa es la naturaleza del trabajo, nadie pretende ser un mártir, pero todos queremos el registro de la historia”.

“Desde este lado, la discusión sobre el delivery resulta vana. Solo queda ir al mercado, ese foco infeccioso que las autoridades ni miran”.

“La atención está puesta sobre las víctimas de la pandemia, pero no desamparemos a estas otras víctimas, porque el violador está en casa”.

“Quizás ese desamparo y esa herencia de corrupción explique la desidia con la que estos peruanos tomaron las medidas sanitarias”.

“El aislamiento obligado, sumado a la incertidumbre, nos sumerge en horas de reflexión sobre cómo serán nuestras vidas en adelante”.

sabado 26 de septiembre del 2020Carlincatura