Arequipa: Nevado Coropuna pierde 18 metros de nieve perpetua al año

Peligro. Mientras en otros glaciares la pérdida es menor, en este volcán se ha acelerado. De continuar la tendencia, podrían quedarse sin agua hasta tres provincias de Arequipa.

Peligro. Mientras en otros glaciares la pérdida es menor, en este volcán se ha acelerado. De continuar la tendencia, podrían quedarse sin agua hasta tres provincias de Arequipa.

Del nevado Coropuna dependen más de 50 000 pobladores en las provincias de Camaná, Condesuyos y Castilla. Es fuente de vida de dos de los valles más importantes del sur: Majes y Ocoña. Sin embargo, hace diez años, los glaciares de este volcán, ubicado a 6425 metros sobre el nivel del mar, están en franca retirada. Pierde un promedio de 18 metros lineales al año. Esto a consecuencia del calentamiento global de la tierra, que aumentó en un grado su temperatura, y también por la presencia constante del fenómeno de El Niño.

En comparación con otros nevados del país, el deshielo del Coropuna es más acelerado. En 2007, el metraje desde la cima era de casi un kilómetro de hielo, hoy es de 800 metros. Esto es más rápido que en los últimos 60 años. Un estudio, presentado por el Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (Inaigem), arrojó que 47% de la superficie glaciar se perdió en ese tiempo. Pero a este nuevo ritmo, podríamos olvidarnos del Coropuna en 45 años. Treinta mil familias que viven de la agricultura están en riesgo y, por consiguiente, la seguridad alimentaria de la región.

"Es algo no previsto. En suma, se han retirado 180 metros en la zona de ablación —hielo blando ubicado en las faldas— y hemos notado que la línea de equilibrio también tiende a ascender, restando hielo al grueso del nevado que se encuentra en la cima", explica Rolando Cruz, ingeniero de la Unidad de Glaciología y Recursos Hídricos de la Autoridad Nacional del Agua (ANA).

Expedición

Los datos del especialista fueron obtenidos gracias a las expediciones que realiza la Unidad de Glaciología del ANA desde el 2007. Este año ascendieron al Coropuna seis especialistas. La semana pasada, permanecieron cinco días realizando estudios glaciológicos y de topografía. 

"Perforamos el hielo y extrajimos muestras que nos permiten también medir la profundidad del glaciar. Calculamos que, en la lengua del glaciar (en las faldas), hay entre uno y tres metros de profundidad. Mientras que en la cima hay algo más de 50 metros", explica Cruz.

La expedición también se ocupó de instalar balizas codificadas. Estas son estacas que se instalan en la zona de ablación y que sirven para medir la velocidad del flujo glaciar. "También nos ayudan a calcular la velocidad con que se derrite el hielo", agrega el especialista. Esas balizas serán revisadas el próximo año y se conocerán los nuevos datos de deglaciación del 2018.

Cruz indica que la principal causa de esta deglaciación es el calentamiento global. "Al estar ubicados en la cabecera del desierto del Atacama, la humedad es mucho menor. Esto provoca que los nevados se calienten más rápido. El principal afectado es el Coropuna", agrega.

Nevados en el sur

Cruz, además, explicó que los estudios que hace la Unidad de Glaciología no se limitan al Coropuna. Ellos hacen estudios en Huaraz. "Nuestra base se encuentra allí, porque es donde se concentra el 70% de los nevados del país. Pero también viajamos a Arequipa y Cusco", indica.

En Cusco se estudian tres nevados: Quisoquipina, Suyuparina e Incachiriaska. "En todos la deglaciación es de 10 metros por año. Es el promedio nacional, pero lo ideal es que sea cero", apunta. 

Nivel del deshielo del Coropuma

Se necesitan estudios para predecir futuro

Otra necesidad en torno al Coropuna es la de realizar estudios bioquímicos de la superficie del volcán. Para esto, se necesitan equipos especializados y también expertos.

El objetivo de un estudio bioquímico es conocer mejor la historia paleoclimatológica del glaciar. De esta forma, se podrá tener una visión del futuro del Coropuna.

Otra opción, apunta el especialista del ANA, es reducir al mínimo la contaminación en las ciudades. En esto entran a tallar el gobierno regional, el Ministerio de Salud y el Ministerio del Ambiente.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO