Cannabis medicinal: organizaciones civiles cuestionan reglamento que regula su uso [VIDEO]

Federación Peruana de Cannabis Medicinal asegura que dicha normativa atenta contra los derechos de los pacientes

7 Ago 2018 | 15:32 h

Federación Peruana de Cannabis Medicinal asegura que dicha normativa atenta contra los derechos de los pacientes

La Federación Peruana de Cannabis Medicinal, que reúne a 11 organizaciones civiles, presentó esta mañana numerosas observaciones al proyecto del reglamento de la Ley N° 30681, que regula el uso de dicho producto y sus derivados. 

PUEDES VER Ley cannabis: piden cambios a proyecto de reglamento

Entre otros puntos, se ha denunciado que se pretende incluir a los derivados del cannabis dentro la lista II-A de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digmed), es decir, en la misma categoría de la cocaína, morfina y otros.

El químico farmacéutico Pedro Wong, investigador del Centro de Estudios del Cannabis, explicó que el reglamento elaborado por el Ministerio de Salud (Minsa) contempla candados más estrictos que los países con mayor vigilancia sanitaria, lo que limita el acceso al cannabis medicinal.

El médico Juan Lock, especialista en uso medicinal de cannabis, alertó que el reglamento solo autoriza productos cuya concentración de THC no supere el 0.5%, límite que perjudica a los pacientes con enfermedades más graves. En algunos casos, ellos requieren resinas con hasta 60% de concentración de THC.  

El abogado Mario Ríos, especialista en derechos de salud, explicó que el proyecto reglamento ha diseñado pensando en “restringir el acceso a las drogas, en lugar de garantizar el mejor tratamiento a los pacientes.

En esa línea, el experto señaló que el Estado considera "sospechosos" a los usuarios del cannabis medicinal, lo que perjudica su “derecho a recibir el mejor tratamiento, en las mejores condiciones y con la mayor calidad posible”.

Sandra Collazos, presidenta de la Federación Peruana de Cannabis Medicinal, indicó que el reglamento restringe la accesibilidad al cannabis medicinal, pues al paciente se le exige un registro con antecedentes, evaluación psicológica e incluso un historial de uso recreativo, lo que es estigmatizante y burocrático para un tratamiento médico.

Te puede interesar