Ledesma: “Me hubiera gustado dejar zanjado el tema de la vacancia presidencial”

La extitular del Tribunal Constitucional consideró que la incapacidad moral debe estar “orientada a la conducta que afecta la voluntad de quien dirige” y no a temas relacionados con delitos.

Marianella Ledesma indicó que el concepto de la causal para vacancia se puede determinar de varias formas. Video: Canal N
Política LR

La expresidenta del Tribunal Constitucional (TC) Marianella Ledesma manifestó que la definición de incapacidad moral permanente como causal para la vacancia presidencial es un tema que tendría que haber sido ejecutado, pero no pudo cambiarlo durante su gestión.

“En el ámbito político, me hubiera gustado dejar por lo menos zanjado el contenido de la vacancia por incapacidad moral (...). Espero que, en otras conformaciones, nuevos magistrados puedan darle un contenido a esta causal de la incapacidad moral permanente”, dijo en entrevista a Canal N.

En ese sentido, indicó que el concepto de la causal en mención se puede determinar de varias formas, como una corriente clásica “que habla de la persona o el mandatario que se trastornó y se volvió demente”. No obstante, precisó que ella asociaría el término con “afectación mental” que “rompe valores éticos”.

PUEDES VER: Pedro Castillo: 12 ministros dejaron el cargo en 6 meses de gobierno

“Lo he plasmado en el voto que di sobre la vacancia. Ahí claramente he señalado que la vacancia por incapacidad moral no puede asemejarse a temas vinculados a delitos y a temas vinculados a la infracción constitucional porque para eso la propia Constitución ha señalado un mecanismo”, acotó Ledesma.

Sobre ello, informó que en el artículo 99 y 100 de la carta magna se mencionan delitos para presidentes, incluso es vinculado con la infracción constitucional por parte del mandatario.

“Entonces, por lo tanto, por exclusión, asumiríamos que es un tema de que la vacancia está orientada a la conducta que afecta la voluntad de quien dirige y, a la vez, que genere con esa conducta un reproche social que hagan insostenible que un mandatario lidere un Estado así”, explicó.

Lazy loaded component
PUEDES VER: ¿Cuál es el futuro del Partido Morado hacia 2022 tras la gestión de Sagasti y el alejamiento de Guzmán?

Ledesma: Un presidente que pierde legitimidad es débil

Marianella Ledesma también se refirió al presidente Pedro Castillo y a los últimos actos que han empañado su Gobierno por estar envuelto en presuntos casos de corrupción.

“(Un presidente que pierde legitimidad) es un presidente débil políticamente hablando, es un presidente cuya credibilidad comienza a debilitarse y cuyo liderazgo se va menoscabando. Es un presidente cuyas expectativas de los electores tal vez puede llevar a un desengaño”, comentó.