José Luis Gil Becerra: “Yo interrogué a Abimael Guzmán cuando todos los peruanos querían matarlo”

José Luis Gil Becerra. Mayor PNP e integrante del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN). afirmó que el Abimael Guzmán le dijo que si Sendero Luminoso hubiera ganado la guerra, ustedes solo habrían tenido dos opciones: morir fusilados o ser parte del partido; estaban desarrollando un plan estratégico de construir la conquista del poder

 

16 Sep 2018 | 6:01 h

José Luis Gil Becerra. Mayor PNP e integrante del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN). afirmó que el Abimael Guzmán le dijo que si Sendero Luminoso hubiera ganado la guerra, ustedes solo habrían tenido dos opciones: morir fusilados o ser parte del partido; estaban desarrollando un plan estratégico de construir la conquista del poder

 

¿Hubo algún momento crítico en el que se creyó que fracasaría la captura de Abimael Guzmán?

La operación pudo haber fracasado si cometíamos un error y se daban cuenta de la vigilancia el “Zorro” (Zenón Vargas Cárdenas) o Maritza Garrido Lecca, a quienes estábamos siguiendo. Sus medidas de contravigilancia podrían haber detectado nuestra presencia. Eso era el riesgo real. Además, si pasaba más tiempo podía haber fracasado la captura. En un principio se planificó para el 15 de setiembre porque la operación ya estaba madura y porque era una fecha para celebrar el día de la PIP (Policía de Investigaciones del Perú). Además, porque no se podía correr el riesgo de que Abimael Guzmán se escapara otra vez.

¿Usted tuvo la oportunidad de interrogarlo?

Sí, tuve esa oportunidad.

¿En qué circunstancias ocurrió?

La preparación que habíamos recibido junto con el comandante Guillermo Bonilla Arévalo de parte del coronel Benedicto Jiménez Bacca era leer todo lo que había escrito Abimael Guzmán y escuchar todo lo que ellos grababan de sus eventos partidarios. La densa documentación comunista era pan de cada día nuestro y era la única forma de entender a Sendero Luminoso. Llegó un momento determinado de la noche en que Jiménez, Bonilla y yo estábamos inmersos en una montaña de documentos, leyendo. Esa capacidad de lectura y comprensión del fenómeno en los aspectos ideológico, político y militar, y algunas habilidades particulares que habíamos demostrado en los interrogatorios a otros terroristas, llevó al convencimiento de Benedicto Jiménez de decir que uno de los jóvenes oficiales se hiciera cargo del interrogarlo. En este caso recayó en mí.

¿Qué es lo que conversó con Abimael Guzmán?

Para mi fue un reto, el mayor reto de mi vida enfrentar al criminal más grande de la historia que tenía las manos ensangrentadas con más de 130 mil muertos en su haber y no tener que matarlo, sino que conversar con él. Fue una decisión muy difícil, muy dura, porque yo cargaba con el rencor de todos los peruanos de tenerlo cerca y no poder hacer lo que todos los peruanos querían hacer: matarlo, y eso fue un gran conflicto. Sí, interrogué a Abimael en un momento en que los peruanos querían matarlo. Fue una gran responsabilidad.

¿Cómo lo trató a usted?

Me subestimó porque yo era muy joven. Me decía que no iba a entender su estrategia, pero se equivocó porque lo confronté dura y abiertamente. Le dije que en la sala de interrogatorios donde estábamos el único que hacía las preguntas era yo. Él optó por mantener una buena relación. Al final del interrogatorio Abimael Guzmán nos dijo: “Si Sendero Luminoso hubiera ganado la guerra, ustedes solo habrían tenido dos opciones: morir fusilados o ser parte del partido”.

¿Surgió alguna polémica o controversia?

En el interrogatorio ocurrió algo importante. El abogado Alfredo Crespo orientó la manifestación por lo que tuvimos un choque muy fuerte debido a que sugirió a Abimael Guzmán solo reconociera la autoría ideológica y política, pero no la autoría militar. Esa estrategia nació en el interrogatorio de Abimael. Sin embargo, nosotros demostramos que lo ideológico y lo militar tienen una relación indesligable. Todos los hechos y documentos demuestran que lo militar no podría ser tal si es que no contaba con un fundamento ideológico. Y de eso se encargó Abimael Guzmán, de amarrar con lazos de acero lo ideológico, político y militar. Y 26 años después, en el juicio por el atentado de Tarata, trataron de hacer lo mismo, pero no se salieron con la suya.

Golpe Certero

Sendero Luminoso desarrollaba sus acciones en función de planes. ¿En qué momento de su estrategia se encontraba cuando el GEIN lo atrapó?

Sendero estaba desarrollando un plan estratégico de construir la conquista del poder. Estaba desarrollando la Tercera Sesión Plenaria que significaba la evaluación sobre el nivel en que se encontraba la denominada “guerra popular”. Es decir, se preparaban para iniciar el Sexto Gran Plan para agudizar las acciones criminales. Para ellos, la única forma de tomar el poder era destruyendo a las Fuerzas Armadas y a las autoridades para instaurar su nuevo poder.

¿Es cierto que Guzmán creía en 1992 que el "centro de la guerra" se había trasladado del campo a la ciudad?

Si bien es cierto, la guerra se originó en el campo y se agudizó con sus acciones militares. La siguiente fase era la ciudad. Por esa razón Abimael enfocó sus acciones en la capital.

¿El ataque a la calle Tarata estaba planificado para golpear a la población civil? Durante el juicio a la cúpula terrorista la defensa arguyó que el verdadero objetivo era el Banco de la Nación, ubicado en la esquina de la avenida Larco con la calle Schell. ¿Es cierto?

Alfredo Crespo ha dicho que fue un error el atentado a Tarata, pero no fue un error conceptualmente hablando, y por eso el partido estaba pidiendo perdón, sino que fue un error de cálculo. El objetivo era el banco, pero fallaron. Sendero tenía en su plan golpear el sistema económico capitalista y los bancos representaban un símbolo de capitalismo. No estaba dirigido contra la población sino el objetivo era golpear al sistema económico y eso responde a un objetivo político y militar

¿Alguno de los autores materiales declaró que la acción contra Tarata fue una orden de la dirigencia de Sendero Luminoso?

Bueno, está demostrado que toda acción de gran envergadura como lo de Tarata -que responde a planes- siempre era aprobada por dos niveles: uno, por el aparato de Socorro Popular, y el otro, por el Buró Político, que presidía el propio Abimael Guzmán. Un ejemplo claro es el caso de la matanza de Lucanamarca. Abimael Guzmán reconoció que tuvieron que intervenir para dar “una lección al pueblo”. Para mí eso significa que la Dirección Central intervino tanto en Lucanamarca como en Tarata.

¿La captura de Guzmán fue planificada por el Servicio de Inteligencia Nacional y Vladimiro Montesinos?

Jamás. Nunca lo he dicho, ni por Twitter ni públicamente. Es probable que Alberto Fujimori y Vladimiro Montesimos tenían seguramente una estrategia contra el terrorismo. Sin embargo, sobre la captura de Guzmán jamás tuvieron conocimiento. Por que si Montesinos se enteraba de que estábamos en esa operación, hubiera tomado el control y lo hubiera manejado a su antojo y ponía en riesgo al país. Porque si Montesinos -que era tan bruto para esas cosas- metía la mano, no se capturaba a Guzmán y la llamada “guerra popular” iba a continuar. Imagínese, nosotros como GEIN corríamos muchos riesgos, por lo que tuvimos que adelantar la operación. ¿Cómo hubiera sido si Montesinos hubiera intervenido? Por eso, Benedicto Jiménez decidió no informar a nadie específicamente de la operación de captura. Nosotros guardamos el secreto. Así fue la historia.

El Hombre Molotov

Pero, ¿el GEIN dependía o tenía relación con el SIN?

Ninguna, quisieron tomarlo, quisieron penetrarlo. Es más, mandaron a un grupo de militares que estuvieron dentro del GEIN, pero nunca intervinieron en ninguna acción con nosotros. Montesinos ordenó la incorporación de 5 oficiales del Ejército y Benedicto los puso a la calle, pero como ellos trabajaban en horario de oficina y no estaban a nuestro ritmo, no aguantaron ni un mes y finalmente Montesinos los retiró del GEIN.

¿Las acciones del Destacamento Colina expresaban la verdadera estrategia antiterrorista del gobierno?

Expresaban la ignorancia en estrategias contra el terrorismo. Primero, porque eliminaban al blanco objetivo de bajo valor y no de alto valor. Segundo, porque truncaban las investigaciones, no había una continuidad porque asesinaban a los objetivos. La diferencia entre la inteligencia militar y policial era abismal, porque la inteligencia policial busca tres cosas: preservar la prueba, identificar al delincuente y establecer el nivel organizativo del delincuente y ponerlo a disposición de las autoridades. Mientras que la inteligencia militar los asesinaba. Eso era la diferencia. Ningún blanco objetivo que asesinó el Grupo Colina tuvo un valor estratégico. Por último, todos los blancos capturados por el GEIN fueron estratégicos.

¿Por qué Sendero Luminoso no sobrevivió a la captura de Abimael Guzmán?

Por su fragilidad ideológica, por su fragilidad política y su fragilidad humana. Esto significa que no todos han internacionalizado el comunismo sino solamente eran seguidores de una idea mesiánica. No cumplían con politizar primero para tomar el poder después y porque fracasaron por sus errores humanos como indisciplinados y tenían vicios y esos errores los llevó a la captura.

¿Existe la posibilidad de que surja un líder terrorista de las características de Guzmán?

Según Lenin todo partido comunista genera dirigentes y genera jefes. Abimael Guzmán designó a 3 jefes que estaban por encima de los dirigentes. Solo Abimael sabe quién de los tres jefes será su sucesor después de su muerte. Es un secreto.

¿La personalidad de Abimael Guzmán se parece más a la de Osama bin Laden o de Pol Pot?

La personalidad de Abimael Guzmán tiene rasgos de polpotianos, hitlerianos y de Bin Laden. Es una combinación de todos los criminales que he podido conocer en la historia y es demostrable. Todos piensan que son enviados por Dios o por la Historia y se creen que son los salvadores y los mesías. Abimael Guzmán es un molotov humano y algo de bestia.

“Fue grave error de Fujimori desarmar el GEIN”

¿Por qué sobrevivió a la destrucción de Sendero Luminoso el grupo terrorista que encabezan los hermanos Quispe Palomino en el Vraem?

Sobrevivió por el error estratégico del Estado de creer que con la captura de “Feliciano” se había acabado todo el problema del terrorismo en el lugar. Es como el error del Estado en creer que con la captura de “Artemio” se acabó el terrorismo en el Huallaga y eso no es así. Es cierto que se ha capturado a uno de los cabecillas terroristas, pero no se ha destruido al aparato. Eso fue el error con la captura de “Feliciano”. Las fuerzas del orden se relajaron y se olvidaron. Por eso surgieron los Quispe Palomino. El Estado por triunfalismo es el responsable del rebrote del terrorismo desde el gobierno de Fujimori hasta el de Vizcarra. La Policía Nacional tiene expertos contra el terrorismo, pero el Estado prefiere a las Fuerzas Armadas y eso es un error. Las Fuerzas Armadas no tienen un récord de capturas de cuadros importantes, eso es la diferencia con nuestra Policía.

El 2 de octubre de 1999, los Quispe Palomino por primera vez destruyeron un helicóptero militar durante un operativo antiterrorista del SIN. ¿La continuidad de dicha organización criminal en el Vraem no es la demostración de que no es cierto que el gobierno de Fujimori acabó por completo con el terrorismo?

Si ellos dicen que tuvieron una estrategia, no lo dudo, pero no resultó porque el terrorismo aún continúa. Para mí es una antiestrategia porque ¿cómo se puede concebir que en pleno gobierno de Fujimori, donde un grupo especial había capturado a Abimael, el presidente permitiera que Montesinos desarmara y desintegrara al GEIN para que no continúe con esta estrategia positiva de inteligencia operativa policial? Eso fue un gravísimo error de Fujimori.

Te puede interesar