Rospigliosi: Majes Siguas II en riesgo de no reactivarse este año por politización

Controversia. El jefe del proyecto culpa a congresistas por trabar aprobación de Adenda 13 sobre cambio tecnológico. Parlamentarios piden no confundir fiscalización con politización.

Controversia. El jefe del proyecto culpa a congresistas por trabar aprobación de Adenda 13 sobre cambio tecnológico. Parlamentarios piden no confundir fiscalización con politización.

El proyecto Majes Siguas II corre el riesgo de no reactivarse este año. Según el encargado de Majes, Javier Rospigliosi, el peligro de que continué paralizado obedece a la "politización" que ha sufrido en los últimos meses de parte de los congresistas por Arequipa.

"Habíamos previsto el reinicio para agosto, pero no sucederá así. No sabemos cuándo se destrabaría. Si sigue demorando, la concesionaria podría interponer un arbitraje que terminaría costando más al Estado", agregó.

Rospigliosi explicó que, a principios de agosto, estaban a punto de conseguir la aprobación de la Adenda 13 de US$ 107 millones adicionales para el cambio tecnológico. Según el funcionario, todo se truncó por los cuestionamientos de los parlamentarios y las comisiones investigadoras que se formaron tanto en el Congreso como en el Consejo Regional. 

Para suscribir la Adenda 13, se requiere la aprobación del Ministerio de Economía y de la Contraloría. Además, el Ministerio de Agricultura debe elevar un informe al presidente Martín Vizcarra, con el fin de tener más opiniones. 

Fue para esto que el titular de esta cartera, Gustavo Mostajo, se reunió con los técnicos de Autodema el martes por la noche. Rospigliosi indicó que expusieron los argumentos para que se firme la Adenda 13.

La justificación de más peso es que habría una disminución del volumen de agua de 86 hectómetros cúbicos (hm3). De esa cantidad, 60 hm3 pertenecen al afluente del río Apurímac y 26 hm3 a las "inevitables" filtraciones que habría con el uso de canales de regadío convencionales (abiertos).

Además que el uso de esta tecnología permitiría ahorrar costos de hasta US$ 2 millones a los agricultores.

Para el congresista Justiniano Apaza, estos argumentos son palabras de la empresa para hacerse de dinero. "Rospigliosi es el vocero de la empresa. No interpondrán un arbitraje porque tampoco han cumplido con el cierre financiero". Además, señaló que se está confundiendo fiscalización con politización.

"Nosotros no queremos que se trabe el proyecto; solo que salga lo mejor posible y comprobar si en verdad se justifica o no el cambio tecnológico", agregó el parlamentario Miguel Román.

Por su parte, el consejero por Camaná, Carlos Dongo, aseveró que la empresa tiene segura la Adenda 13 porque el grupo oficialista, que involucra a cinco consejeros, votará a favor de la suscripción pese a cualquier informe. 

En Tambo anuncian huelga

En el valle de Tambo, las juntas de usuarios anunciaron el reinicio de las protestas contra los proyectos mineros Tía María y Quellaveco. Reclaman por la nueva demora que tendría la construcción de una represa que les asegure el recurso hídrico. 

El presidente del Frente de Defensa de Punta de Bombón, José Blanco, manifestó su desazón con el anuncio del ministro de Agricultura, quien dijo que por su alto costo, Quebrada Honda no es viable y se deben centrar los esfuerzos en destrabar Paltuture. Blanco indicó que no pueden esperar más, pues las minas les quitarán agua para sus cultivos.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO