Vraem: El difícil clima en que las Fuerzas Armadas combaten a Sendero [VIDEO]

Territorio y clima en el Vraem complica el combate de las Fuerzas Armadas a Sendero y demora el rescate a militar caído en Ayacucho, Elmer Quispe. 

Territorio y clima en el Vraem complica el combate de las Fuerzas Armadas a Sendero y demora el rescate a militar caído en Ayacucho, Elmer Quispe. 

Las condiciones climatológicas es un factor que impide a las Fuerzas Armadas desplegarse y erradicar el narcoterrorismo en el Vraem.

Al cierre de esta nota, la densa neblina en la selva alta de Ayacucho dificultó que los militares puedan rescatar a Elmer Quispe, efectivo caído el 10 de agosto Huanta luego de recibir disparos de tropas de Sendero Luminoso. 

"Estas son las difíciles condiciones geográficas y climatológicas en las que se encuentran operando nuestras Fuerzas Especiales en el Vraem en estos momentos. ¡Todo el Perú está con ellos!", informó el Twitter el Ministerio de Defensa. 

Hasta el momento 47 militares se encuentran en este territorio que comprende la zona de Canayre, en la selva de Ayacucho.

Según el experto en temas de terrorismo y narcotráfico, Pedro Yaranga, las montañas tomadas por los narcoterroristas dirigidos por el Víctor Quispe Palomino, no permite que los helicopteros desciendan a socorrer a las fuerzas del orden. 

Sobre todo, ha demorado el rescate de Elmer Quispe, quien pereció en una operación militar. 

"Los militares tienen que trasladar su cuerpo a dos kilómetros del lugar donde cayó, debido a que esa zona está tomada por Sendero. Si un helicoptero intenta aterrizar ahí, los terroristas dispararán", contó Yaranga. 

El sociólogo señala que la neblina que dificulta el aterrizaje se debe a que en esta fecha la selva de Ayacucho se encuentra en la etapa de "Luna nueva". 

"Se supone que la época más delicada para que los militares operen es entre diciembre y marzo debido a las lluvias. Pero la carga de neblina está impidiendo el aterrizaje seguro", agregó.

Un ejemplo de la tragedia, fue el sábado 4 de agosto. Ese día un helicoptero Mi - 17 fue atacado por fracontiradores senderistas. La nave tuvo que aterrizar de emergencia en la base militar de Pichari, en Cusco. 

Yaranga detalla que el lugar del enfrentamientos encuentra a 15 kilómetros de la ciudad de Canayre y que "la única forma de llegar allí es caminando durante dos días". 

La República informó que los 47 militares que patrullan en Canayre se encuentran al mando del capitán de navío Óscar Oliva Angulo. 

 

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO