Planilla del Congreso creció en 754 personas en gestión fujimorista

Presupuesto. Este año, el Parlamento maneja un presupuesto de 709 millones de soles. El monto es mayor en comparación a otras entidades nacionales como la Contraloría o los ministerios del Ambiente, Cultura, Comercio Exterior y Trabajo.

Presupuesto. Este año, el Parlamento maneja un presupuesto de 709 millones de soles. El monto es mayor en comparación a otras entidades nacionales como la Contraloría o los ministerios del Ambiente, Cultura, Comercio Exterior y Trabajo.

El dispendio de recursos desde el Congreso no solo se da en las adquisiciones frívolas de televisores y frigobares y la anunciada adquisición de 130 iPads para cada parlamentario. Hay todavía mucho pan por rebanar en el rubro de los gastos llamados por actividades: dinero de todos los peruanos que se va en la compra de uniformes por cerca de tres millones de soles o el crecimiento sostenido de una planilla que sirve para dar empleo, sin concurso público, principalmente a los allegados de los congresistas.

Vamos por partes. El Congreso tiene para este año un presupuesto total de S/ 709'777.837. De ese monto, S/ 13'800.000 está destinado a proyectos (obras mínimas) y la mayor parte está destinado a los gastos corrientes y pago de planillas: S/ 695'977.837.

De este último monto, 255 millones de soles se van en prestaciones sociales y otros gastos, mientras que S/ 440'490.516 queda principalmente para el pago de las planillas del personal actual, además de las llamadas "otras retribuciones".

Esta cifra representa un incremento de 61 millones 658 mil soles, en comparación con lo que se había presupuestado el año pasado (S/ 378'832.351), tal como anotó Luis Davelouis en una columna de opinión.

Es decir, solamente en la gestión del fujimorista Luis Galarreta al frente del Congreso se ha optado por incrementar los gastos en planillas y retribuciones adicionales en más de 61 millones de soles.

Uniformes y aguinaldos

En el 2016, el Parlamento había presupuestado la suma de S/ 1'800.000 para la compra o confección de uniformes. Sin embargo, aquel año solo gastó el 44,5% de ese dinero. Para este año, con Luis Galarreta en la presidencia del Parlamento, nuevamente se decidió presupuestar S/ 2'854.956 para uniformes para los trabajadores. Dicho gasto aún se encuentra en proceso de ejecución.

Este año, el Congreso también ha decidido destinar S/ 35'160.600 para el pago de gratificaciones de su personal. A ello se suma S/ 12'915.458 por concepto de escolaridad. Adicionalmente, hay un monto de S/ 12'125.518 en el rubro de otros gastos, lo cual incluye el pago de “bonificación adicional por vacaciones”.

La planilla aumenta

Ahora bien, regresando al tema de las planillas, una revisión en detalle, mes por mes, desde agosto del 2016, ayuda a advertir que existe un notorio y progresivo incremento del número de trabajadores del Congreso, bajo la presidencia de la bancada de Fuerza Popular; esto es, Luz Salgado y Luis Galarreta.

La fujimorista Luz Salgado inició su gestión en agosto del 2016, con una planilla de 3.145 trabajadores. Cada mes la cifra se ha ido incrementando. Así, en setiembre había 3.429 trabajadores. Luego, en octubre, 3.466; y el año cerró con 3.528 personas.

Hasta julio del 2017, la gestión de Luz Salgado cerró con un total de 3.628 trabajadores; es decir, 483 empleados más en comparación a cuando inició su gestión.

Luego llegó al cargo Luis Galarreta y la planilla de personal en el Congreso siguió en aumento. Hasta abril de este año, su gestión ya cuenta con 3.899 empleados. Un incremento nada menos que de 271 trabajadores.

En total, hablamos de un incremento de 754 personas, en comparación a agosto del 2016, cuando el fujimorismo empezó a manejar la administración del Parlamento.

Las comisiones

Pregunta: ¿en qué se va el dinero destinado a las planillas? En los pasillos del Parlamento, entre los trabajadores llamados de planta, es conocido el malestar que existe con respecto a los nuevos trabajadores que llegan sin concurso público y que ganan sueldos nada despreciables que pueden superar los 14 mil soles.

Hay quienes, por ejemplo, ven como una agencia de empleos la Oficina de Participación, Proyección y Enlace con el Ciudadano. Al inicio de la gestión del fujimorismo había en esta oficina 47 trabajadores. En la actualidad, la cifra se ha incrementado a 65 empleados.

Otro incremento significativo se da en las comisiones no ordinarias. El caso más notorio que se cuenta en este diario es la llamada comisión Lava Jato, que preside la fujimorista Rosa Bartra, y que es acusada que actuar de manera parcializada y maneja una agenda orientada a blindar a Keiko Fujimori, no obstante la revelación que ya hizo Jorge Barata en el sentido de que la constructora Odebrecht aportó al menos un millón de dólares para su campaña presidencial en el 2011, a través de Jaime Yoshiyama.

Pues bien, solamente esta comisión tiene hasta abril 32 trabajadores. Eso nos cuesta a los peruanos la suma de S/ 222.647 cada mes, con sueldos que oscilan entre los 2.500 soles hasta los 14.200 soles. Todos, desde luego, contratados sin concurso público.

La República reveló en su momento que al menos 25 de estos trabajadores dependen directamente de la fujimorista Bartra. Es más, legisladores de la misma comisión, como Víctor Andrés García Belaunde o Humberto Morales, ni siquiera sabían de la existencia de tantísimos trabajadores dependiendo directamente de Rosa Bartra.

De hecho, aparte de la comisión Lava Jato, Rosa María Bartra tiene a su cargo a otros siete trabajadores que dependen directamente de su despacho parlamentario. Hablamos, entonces, de una partida adicional de S/ 20.845 por cada mes.

Pero la comisión Lava Jato no es la única que cuenta con personal adicional. Héctor Becerril tiene actualmente a su cargo la comisión Madre Mía. En este grupo trabajan nueve personas y a los peruanos nos cuesta S/ 62.061 al mes.

Entre los trabajadores de esta comisión investigadora hay, por ejemplo, un empleado que S/ 5.390 al mes y que, según el portal de Sunedu, apenas tiene el grado bachiller en Comunicación por la Universidad San Martín.

Por lo demás, en términos de resultados, esta comisión tenía que entregar su informe final en marzo, pero como no lo hicieron, les ampliaron el plazo por 120 días adicionales.

Hay otro grupo de trabajo de pomposo nombre: Comisión Especial de Seguimiento de Incorporación del Perú a la OCDE. Lo preside la fujimorista Cecilia Chacón y tiene a su cargo cuatro trabajadores, con un gasto mensual de S/ 29.387.

En su despacho como parlamentaria, Chacón tiene, además, a otros ocho trabajadores.

Por otro lado, hay una comisión multipartidaria encargada de dar seguimiento al proceso de la reconstrucción en el norte y lo preside la también fujimorista Karla Schaefer, con diez trabajadores que, al mes, suman honorarios por S/ 58.467. Adicionalmente, Schaefer tiene ocho trabajadores en su despacho.

Ahora bien, los cuatros congresistas que integran la Mesa Directiva, Luis Galarreta, Mario Mantilla, Richard Acuña y Mauricio Mulder también tienen empleados adicionalmente a los asignados en sus respectivos despachos. Galarreta, Acuña y Mulder tienen seis cada uno y Mantilla, nueve. Cuánto nos cuesta todo eso: S/ 153.400 al mes.

Con tamaña planilla y cantidad de asesores, los resultados, sin embargo, distan de ser auspiciosos en este Congreso.

Solamente al culminar su gestión, la expresidenta del Congreso Luz Salgado declaró ante los medios que se había aprobado un promedio de 200 leyes en favor del país.

La República demostró en los días siguientes que en esas 200 leyes había poca sustancia. Más de la mitad eran resoluciones legislativas o autógrafas no promulgadas u observadas. Había también muchas leyes declarativas o decisiones de control político. Solo 37 leyes tenían una connotación de política pública.

El presupuesto del Congreso de la República comparado con las partidas de otros sectores

-El Congreso de la República maneja para el presente año una partida presupuestal de S/ 709'777.837. Se trata de un monto que supera a muchos otros sectores que también son relevantes.

-Es el caso del Ministerio del Ambiente o los ministerios de Cultura o Comercio Exterior y Turismo (ver tabla). Incluso, hay sectores como Trabajo que demanda, por ejemplo, de un mayor número de supervisores para hacer cumplir las normas laborales: esta cartera clave maneja una partida de S/ 547'477.175; de lejos, una cifra inferior a la del Parlamento de la República.

-En tiempos de necesidad del fortalecimiento de políticas públicas y mecanismos para la atención y prevención de situaciones de violencia contra las mujeres, el país tiene un Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables con una partida aún inferior a todas las instituciones antes mencionadas: S/ 467'969.079.

-La misma Contraloría, que tiene oficinas y personal a nivel nacional para el control de la ejecución del gasto público, tiene un presupuesto inferior al del Congreso: S/ 624'735.745.

-De hecho, de todos los sectores y entidades que mencionamos en el cuadro que acompaña este texto, el Parlamento es la única instancia cuyo personal de control interno no es designado por la Contraloría, sino directamente por la gestión de turno.

-Precisamente, en la agenda pública volvió a surgir la demanda para que la Contraloría tenga mejores mecanismos de fiscalización al interior del Congreso.

Planillas en el Congreso

OPINIONES

Verónika Mendoza (Nuevo Perú): “Es preocupante este despilfarro abusivo que hay en el Congreso. Tiene que haber una voluntad de recortar los gastos superfluos”.

Nelson Shack (Contralor):“A partir de las denuncias, hemos acreditado de inmediato una comisión de control para ver el tema de compras (de televisores y frigobares)”.

Guido Lombardi (Congresista oficialista):“Yo creo que fue un error la promulgación en Palacio (de la ley que impide a la Contraloría designar al personal de control al interior del Congreso)”.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO