EN VIVO - Noche Blanquiazul 2022: sigue aquí la presentación de Alianza Lima

Presidentes de China y Rusia piden que reconozcan sus vacunas en el G20

“Algunos Estados, en particular los del G20, no están dispuestos a reconocer mutuamente las vacunas y los certificados de vacunación”, criticó Putin, aunque Rusia y China no reconocen ningún inmunizante extranjero.

Vladimir Putin, al igual que Xi Jinping, participó en la cumbre del G20 por videoconferencia. Foto: Sputnik/AFP
Vladimir Putin, al igual que Xi Jinping, participó en la cumbre del G20 por videoconferencia. Foto: Sputnik/AFP
Agencia AFP

Xi Jinping y Vladimir Putin abogaron el sábado 30 de octubre en la cumbre del G20 por el reconocimiento mutuo de las diferentes vacunas disponibles contra el coronavirus, en particular entre los países miembros del grupo de las 20 principales naciones industrializadas, entre las que se encuentran China y Rusia.

Los presidentes chino y ruso son los dos grandes ausentes de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G20, celebrada este fin de semana en Roma. Sus discursos se transmitieron por videoconferencia.

“A pesar de las decisiones del G20, no todos los países que lo necesitan tienen acceso a las vacunas” anti-COVID-19, señaló Vladimir Putin, cuya declaración fue transmitida por la televisión pública rusa.

PUEDES VER: La LGTBIfobia de Putin: invisibiliza la niñez trans y anula derechos de la comunidad

“Esto se debe, entre otras cosas, a la competencia desleal, al proteccionismo” y al hecho de que “algunos Estados, en particular los del G20, no están dispuestos a reconocer mutuamente las vacunas y los certificados de vacunación”, lamentó.

En su opinión, Rusia “fue el primer país del mundo en registrar una vacuna contra la COVID-19, la Sputnik V”, que ya fue aprobada en 70 países, y “demostró un alto nivel de seguridad y eficacia”.

Desde Pekín, el presidente Xi también pidió “el reconocimiento mutuo de las vacunas”, según sus declaraciones recogidas por la televisión estatal CCTV.

PUEDES VER: Torturas de la CIA: primer testimonio de un preso de Guantánamo, prisión militar de alta seguridad

Las vacunas chinas Sinopharm y Sinovac se utilizan en decenas de países y territorios, entre ellos varios países de América Latina, África y Asia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó con carácter urgente a principios de junio la Sinopharm, pero ni Estados Unidos ni la Agencia Europea de Medicamentos homologaron las vacunas chinas ni la rusa.

Por su parte, Rusia y China no reconocen ninguna vacuna extranjera.