TOKIO 2021 - Los momentos más destacados de la inauguración de los Juegos Olímpicos
EN VIVO - Congresistas electos juran para el período 2021-2026

Bolsonaro: “No tengo prisa en gastar $ 4.000 millones para comprar vacunas”

Mundo LR

El presidente brasileño ha cuestionado en diversas ocasiones los inmunizantes por sus posibles efectos secundarios y la gravedad de la pandemia. Foto: AFP
El presidente brasileño ha cuestionado en diversas ocasiones los inmunizantes por sus posibles efectos secundarios y la gravedad de la pandemia. Foto: AFP

El mandatario brasileño sostuvo que la vacuna contra la COVID-19 no puede ser colocada en el mercado hasta que no sea autorizada por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria.

Publicidad

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró el sábado pasado que la prisa por la compra de la vacuna contra el nuevo coronavirus y su distribución no se justifica y reiteró que la pandemia está llegando a su fin en el país, pese a que las cifras de los últimos días demuestran una segunda ola más mortal.

“La pandemia realmente está llegando a su fin. Los números han mostrado eso. Estamos con una pequeña subida ahora, pero se trata de un pequeño repique, que es previsible”, afirmó el líder ultraderechista en una entrevista que concedió para una transmisión en vivo por las redes sociales de uno de sus hijos, el diputado Eduardo Bolsonaro.

Pero la prisa por la vacuna no se justifica, porque es algo (el inmunizante) que afecta la vida de las personas. Cuando uno se inocula algo, el sistema inmunológico puede reaccionar de forma imprevista”, añadió el jefe de Estado, uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la crisis sanitaria.

Asimismo, el gobernante del gigante sudamericano sostuvo que el fármaco no puede ser puesto en el mercado hasta que no sea aprobada por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), entidad reguladora de la nación carioca.

Bolsonaro, que el miércoles firmó un decreto ejecutivo que permite al Gobierno contraer una deuda de 20.000 millones de reales (unos 4.000 millones de dólares) para comprar vacunas contra el SARS-CoV-2, señaló lo siguiente: “No estoy con prisa para gastar ese dinero”.

“No estamos politizando (la pandemia). No tengo prisa en gastar. No estamos con prisa en gastar dinero. Nuestra prisa es con salvar vidas. No quiero hacer juicios anticipados de nadie, pero es muy sospechosa esa prisa para que gastemos los 20.000 millones de reales comprando la vacuna”, expresó el mandatario.

La administración brasileña anunció el miércoles las líneas a seguir de su futuro plan de inmunización contra el virus, que prevé inyectar a los 210 millones de habitantes en unos 16 meses, pero todavía no determinó una fecha de inicio del proceso.

Por su parte, el Ministerio de Salud argumenta que tan solo definirá la fecha de comienzo de la campaña de inoculación cuando la Anvisa apruebe alguna de los medicamentos, que ya son aplicadas en varios países.

Cabe mencionar que, el último jueves, la Corte Suprema de Justicia de Brasil decidió por amplia mayoría que la vacunación será obligatoria pero no forzosa, por lo que autorizó a las gestiones regionales y municipales a imponer sanciones a quienes no se vacunen, como vetar la matrícula en los colegios a menores sin vacuna.