Europa endurece sus medidas ante segunda ola de coronavirus

Mundo LR

larepublica_pe

10 Nov 2020 | 15:13 h
Cerrado. El panorama se vuelve incierto por la pandemia. Foto: EFE
Cerrado. El panorama se vuelve incierto por la pandemia. Foto: EFE

Gobiernos de España, Reino Unido y Francia tomaron acciones más severas para detener el recontagio.

Europa lleva varias semanas con una segunda ola de coronavirus que ha sido indetenible hasta el momento. Varios países han endurecido sus medidas mientras registran cifras récords de contagios, pero se niegan a un confinamiento absoluto.

Hasta a las 11.00 GMT de este martes 10 de noviembre, según un balance realizado por la agencia AFP, Europa tiene 311.035 fallecidos y 13 031 112 infectados, con lo cual es la región con mayor número de casos confirmados, incluso por delante de América Latina y el Caribe (11 673 023).

En España, uno de los países más golpeados por la segunda ola en Europa, el Ministerio de Sanidad informó que en las últimas 24 horas hubo 17.395 contagios y 411 muertos por la enfermedad COVID-19.

Aunque han bajado los contagios, incrementa la presión hospitalaria, especialmente en las unidades de cuidados intensivos. En cuanto a números totales, la nación ibérica tiene 1 398 613 positivos y 39.756 decesos.

El fin de semana se decidió el cierre completo de la hostelería en regiones como el País Vasco, Murcia y 60 municipios gallegos que se sumaron a Castilla y León, Cataluña, Melilla, Asturias y Navarra.

Bélgica con mayor tasa de mortalidad

Durante varios meses Bélgica tuvo la peor tasa de mortalidad por COVID-19 en el planeta, hasta que Perú lo superó el 26 de agosto pasado. No obstante, en las últimas horas volvieron a cambiar de lugares.

Bélgica registra la mayor tasa de mortalidad con 114 decesos por cada 100.000 habitantes, seguido de Perú (106), España (84), y Brasil (77). Y ya para finales de mes o principios de diciembre el país europeo aspira a realizar 100.000 análisis diarios sobre el coronavirus.

Mapa de Europa con la categorización de países según las nuevas medidas tomadas para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus. Infografía: AFP

“Los test no son la única respuesta al virus, como tampoco lo es la vacuna”, aseguró a la agencia Efe Laurent Gillet, científico del laboratorio de la Universidad de Lieja, institución que ha desarrollado los test automatizados para la detección de la COVID-19.

En Bélgica actualmente rige un toque de queda nocturno, el teletrabajo es obligatorio, se han limitado los contactos sociales y han optado por cerrar los sectores de la cultura, ocio, hostelería y los comercios no esenciales.

Crece el coronavirus en Italia

Este martes 10 el Ministerio de Sanidad italiano informó que hay 35.098 casos nuevos y 580 fallecidos, con lo cual sus números acumulados ascendieron a 995.463 infecciones y 42.330 fallecimientos.

El presidente del Instituto Superior de Sanidad, Silvio Brusaferro, afirmó que la pandemia de coronavirus sigue creciendo en Italia y que “hay cuatro regiones que presentan un alto nivel de riesgo de contagio y en las que conviene anticipar las medidas más restrictivas”.

Italia trata de evitar que la segunda ola de COVID-19 se difumine por todo el territorio. Foto: EFE

Aunque evitó mencionarlas, medios locales locales avanzan que son Emilia Romaña, Campania, Friuli Venezia Giulia y Véneto.

Por su parte, el jefe de la Federación Nacional del Colegio de Médicos, Filippo Anelli, pidió al Ejecutivo el cierre total del país ante el estado actual de los hospitales que comienzan a estar colapsados por la cantidad de pacientes.

Hasta ahora el Gobierno solo ha anunciado que desde este miércoles unas cinco regiones (Los Abruzos, Basilicata, Liguria, Toscana y Umbría) entran a la “zona naranja”, en la cual ya se encontraban Apulia y Sicilia.

En la “zona naranja”, los restaurantes y bares están cerrados durante todo el día, por el momento las tiendas permanecen abiertas y se permite la circulación dentro de un municipio, pero no salir de la localidad de residencia.

Francia ante la COVID-19

Desde el lunes 9 de noviembre Francia inició su segunda semana de confinamiento nacional. Una decisión tomada por el presidente Emmanuel Macron que lo diferencian de sus vecinos, que han omitido este paso por motivos económicos.

Jerome Salomon, director general de los servicios sanitarios, admitió que se percibe una “progresión más lenta” de las cifras de coronavirus en los lugares en los que “se aplicó medidas para frenar (la pandemia), concretamente un toque de queda”.

Hasta el lunes 9 de noviembre Francia había registrado 1,8 millones de contagios y 40.987 fallecimientos por la COVID-19.

Reino Unido en confinamiento

El primer ministro británico Boris Johnson también anunció un confinamiento nacional, que se cumple desde el jueves 5 de noviembre, en un país que totaliza 21.350 contagios y 49.238 víctimas fatales que contrajeron el SARS-CoV-2.

Tiendas no esenciales están cerradas y se recomienda hacer teletrabajo en Reino Unido. Aunque las escuelas y las universidades sí permanecen abiertas.

Aunque sus datos no son tan elevados como otros, Johnson enfatizó el lunes 9 de noviembre que “el mayor error que podríamos cometer ahora sería relajar nuestra determinación”, aún con una vacuna.

“Estamos en mitad de la segunda ola y no creo que la vacuna cambie las cosas durante esta oleada”, añadió, por su parte, el viceconsejero médico para Inglaterra, Jonathan Van-Tam.