España podría cancelar más celebraciones culturales por temor al coronavirus

Al igual que las fiestas de las Fallas, la Batalla del Vino de Haro y la Feria de Abril de Sevilla podrían suspenderse por el brote de COVID-19.

La cancelación de estas celebraciones podría tener repercusión en el PIB de las ciudades. (Foto: Álvaro Barrientos/AP)
La cancelación de estas celebraciones podría tener repercusión en el PIB de las ciudades. (Foto: Álvaro Barrientos/AP)
Mundo LR

Ximo Piug, presidente del Gobierno de la Comunidad Valenciana anunció este martes la suspensión de las fiestas de las Fallas 2020 que estaban planificadas desde el 11 al 19 de marzo. La medida fue adoptada con el fin de evitar la propagación del coronavirus en esta autonomía que registra 65 casos.

Esta directriz fue acatada luego de que en la Comunidad de Madrid, que es la zona que alberga la mayor cantidad de positivos de COVID-19, y en Vitoria, Labastida y La Rioja se cancelaran las clases. Otra medida para España fue la prohibición de vuelos directos entre el país e Italia.

Asimismo, otra de las directrices es la de evitar que haya actividades colectivas en espacios cerrados que congreguen a más de mil personas, sobre todo en las zonas de alta transmisión como Madrid, País Vasco, La Rioja y Cataluña.

PUEDES VER Coronavirus en España EN DIRECTO: hasta el momento se registran más de 2000 casos y 47 muertes

Dada la expansión del coronavirus en España, cabe la posibilidad de que otros eventos se vean aplazados o cancelados, lo cual implicaría una gran pérdida económica para el sector turístico que ya se viene viendo afectado por esta epidemia.

Una de las conmemoraciones que podría tener inconvenientes es la Semana Santa, que va del 5 al 12 de abril. Esta tradición se celebra en casi todas las comunidades autónomas y congrega a cientos de personas en oficios religiosos, como procesiones. Andalucía es la autonomía que mayor afluencia tiene en esta celebración.

Semana Santa en Andalucía. (Foto: Jorge Guerrero/AFP)

En abril también tiene lugar la festividad de los Moros y Cristianos de Alcoy, que representa la lucha entre musulmanes y cristianos durante el siglo XIII. Esta celebración ha sido declarada de ‘Interés turístico internacional’, y congrega a multitudes en las calles.

PUEDES VER Elevan los precios de las pruebas de descarte del coronavirus en España

La Feria de Abril de Sevilla que se llevaría a cabo entre el 26 de abril y 2 de mayo podría ser una de las festividades canceladas por el COVID-19. Para esta ocasión, la capital andaluza se viste de gala y reúne a ciudadanos vestidos de trajes típicos.

Feria de Abril en Sevilla. (Foto: Marcelo del Pozo/Reuters)

Esta feria generó un impacto económico de 890 millones de euros en el 2019, lo que representó alrededor del 2% del PIB de la ciudad. Se estima que durante el tiempo que dura la celebración son 4 millones de personas las que asisten.

Otra de las fiestas que se podrían ver afectadas es la del Paso del Fuego en San Pedro Manrique, en la provincia de Soria. Esta celebración, planeada para iniciar el 23 de mayo, consta de un rito que involucra hogueras y brasas por las que las personas pasan descalzas.

PUEDES VER Vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados da positivo al coronavirus

En junio se celebra la Batalla del vino de Haro, en La Rioja. Esta convoca cada año a los ciudadanos a arrojar vino tinto a sus pares hasta que las vestimentas queden teñidas de color morado. La celebración podría verse cancelada, pues en Haro se ha detectado gran cantidad de casos de coronavirus.

Batalla del Vino en Haro. (Foto: Vincent West/Reuters)

Las Fiestas de San Fermín de Pamplona, que se celebran entre el 6 y 14 de julio, también podría ser de las festividades canceladas en España por el coronavirus. A esta celebración acuden miles de personas de diversos países.

La Semana Grande de Bilbao podría ser aplazada, dado que esta mañana Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias señaló que el COVID-19 podría estar vigente hasta dentro de 5 meses más. Es así que esta celebración que rige desde 22 al 30 de agosto se vería afectada.

En el mismo mes, se celebra también la Tomatina de Buñol, en la que miles de personas y la prensa acuden para ver la batalla de tomates en la localidad valenciana. Solo el año pasado, 22 000 personas fueron parte de esta festividad.

Tomatina de Buñol. (Foto: Juan Medina/Reuters)