Facebook: abuela acusa a hospital por entregarle a su nieto decapitado

Vía Facebook. Los médicos del hospital de Tijuana explicaron que la decapitación del bebé no fue negligencia médica sino por la maceración del feto.
 

Vía Facebook. Los médicos del hospital de Tijuana explicaron que la decapitación del bebé no fue negligencia médica sino por la maceración del feto.
 

Abuela denunció el caso. María Rosales Castro denunció al Hospital General de Tijuana por haber tratado mal a su hija y a su nieto durante el parto. Según relató la mujer, los médicos se negaron a dejarla ingresar durante el parte y cuando el bebé fue entregado ella notó que su pequeña cabeza estaba cosida al cuello.

Según la madre, antes de mostrarle al bebé, los médicos le advirtieron que estaba muerto y que presentaba una "leve lesión", sin embargo, la madre Iris Arleth, de 16 años, asegura que existen evidencias de que la cabeza del recién nacido fue cosida al cuello.

Además le contaron que durante el nacimiento, tuvieron que someter a cesárea a la joven madre -quien tenía 37 semanas- y que el bebé ya tenía 3 días de "muerto y mutilado". Versión que no coincide con la primera ya que María señala que los especialistas le dijeron que su nieto nació por parto natural.

Hospital hizo descargo por Facebook

Tras la denuncia pública de María Rosales, dos médicos del Hospital General de Tijuana se unieron a una transmisión de Facebook en la que reconocieron el decapitamiento del bebé, sin embargo, añadieron que no era producto de una negligencia médica del centro sino de el tiempo de "maceración del feto". También añadieron que el desmembramiento de un cuerpo no es un caso común.

Según los médicos, la joven llegó al centro médico de urgencia y que al momento de la expulsión del bebé, la cabeza del recién nacido se desprendió debido al estado de maceración del cuerpo.

Cuestionada sobre la razón por la que no se le había realizado una cesárea a la madre (16) al saber que el bebé ya no presentaba frecuencia cardíaca, la doctora, respondió que debido a que la paciente presentaba trabajo de parto, se continuó la supervisión para su evolución a un parto normal.

Ahora la menor permanece internada y bajo vigilancia de los especialistas del centro médico.

 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO