LO ÚLTIMO - Barcelona destituyó a Ronald Koeman tras caída ante Rayo Vallecano LO ÚLTIMO - Vacunación de menores de 12 a 17 años iniciará el martes 2 de noviembre, confirmó ministro Cevallos

Día de la Igualdad Salarial: ¿por qué las mujeres ganan menos que los hombres por hacer el mismo trabajo?

Las mujeres tendrían que nacer en el año 2255 para recibir un salario igual al que perciben los varones por realizar el mismo trabajo, según proyecciones del Foro Económico Mundial.

Plan Internacional estima que las peruanas ganan 500 soles menos que los hombres. (Foto: Composición La Reppublica/InfoLibre y Onamiap)
Plan Internacional estima que las peruanas ganan 500 soles menos que los hombres. (Foto: Composición La Reppublica/InfoLibre y Onamiap)
Gloria Purizaca

Las mujeres trabajan más, pero aún ganan menos con respecto a los hombres. Para visibilizar esta brecha en los ingresos económicos, se creó el Día de la Igualdad Salarial, fecha que se conmemorará, desde este 2020, todos los 18 de setiembre.

Al año 2017, se registró que en el Perú aún persisten las brechas de género en ingresos entre peruanos y peruanas: solo durante ese año se alcanzaron valores entre 67% al 55% de brecha salarial, la cual se agudiza en los grupos de menores ingresos, según un informe de la Defensoría del Pueblo.

Asimismo, la organización Plan Internacional estimó que los hombres en nuestro país ganan un promedio de 1.566 soles, mientras, las mujeres ganan 1.107 soles, lo que da una diferencia de aproximadamente 500 soles.

PUEDES VER Contra el ‘techo de cristal’: Carmen Velarde Koechlin se convierte en la primera mujer en liderar el Reniec

La brechas de género, incluidas las salariales, tienen sus raíces sobre quiénes recaen las labores del cuidado, de acuerdo a lo indicado a este diario por la economista y activista feminista, Catherine Eyzaguirre. “Las mujeres suelen asumir este trabajo y, a su vez, salen al mercado laboral. Mientras que los varones solo realizan trabajos remunerados, lo que genera una desigualdad”, detalla.

En efecto, estas labores han sido asignadas a las mujeres debido a la división sexual del trabajo y los patrones culturales discriminatorios por género. Estos son los principales nudos estructurales que mantienen esa inequidad, como indica la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

División sexual de labores

La histórica división sexual de labores determinó que los hombres deben encargarse de las tareas productivas y públicas (trabajo), mientras que las mujeres de aquellas reproductivas y privadas (cuidado).

La Cepal manifiesta que esto trajo como resultado relaciones jerárquicas de poder entre el sexo femenino y masculino. Por ello, la mayoría de mujeres quedan relegadas a ejercer tareas invisibilizadas y sin reconocimiento social y económico como las labores de cuidado dentro del hogar.

La única encuesta de uso de tiempo que se elaboró en el Perú en el 2010 arroja que las mujeres le dedican 39,7 horas a la semana al trabajo no remunerado, es decir, casi una jornada laboral de tiempo completo. Mientras tanto, los varones le dedican 15,8 horas semanales, pero 44,5 horas a las labores remuneradas.

“Por ese constante trade off entre las labores de cuidado en la casa y aquel fuera del hogar, ellas suelen asumir trabajos más precarios, como aquellos en el sector informal”, sostiene la economista. Los datos de la Defensoría lo demuestran: el 74% de las mujeres que trabajan pertenecen al sector informal.

La activista acota que, por estar sumergidas en trabajos informales, las peruanas suelen percibir sueldos más bajos y gozan de menos derechos laborales. “Esto genera una relación de dependencia económica con sus parejas”, sostiene y hace énfasis en que la pandemia del nuevo coronavirus profundizará aún más estas brechas.

El porcentaje de féminas que asume la mayor parte de tareas en el hogar pasó de 13 a 31%; es decir, esta cifra se ha triplicado, según un informe de GenderLab. (Foto: Andina)

Discriminación por género

La Defensoría del Pueblo explica que hay una conexión entre el trabajo doméstico no remunerado y la brecha salarial. Ello, a su vez, está asociado a “los diferentes roles que cumplen tanto hombres como mujeres en el hogar en base a los estereotipos de género en los que están inmersos”.

Es justamente por estos estereotipos que se puede hablar de una discriminación por género en el mercado laboral. El mismo órgano estatal determina que el 60% de la brecha de ingresos se debe a esta problemática.

La discriminación de los empleadores se basa en estereotipos que giran en torno a la maternidad. “Las empresas piensan que la mujer, cuando ya tiene hijos, está mucho más enfocada en las labores de cuidado que en su trabajo”, por lo que deducen que no brindarán la atención adecuada a sus funciones, como manifestó en una entrevista pasada Pilar Olea, directora de Consultorías de GenderLab, a la República.

De acuerdo a una publicación del Consorcio de Investigación Económica y Social, las peruanas que no tienen hijos pueden ganar hasta 16% más que las que sí los tienen. La Encuesta Nacional de Hogares (Enaho) del 2016, la cual recogen en la publicación, determina que una mujer sin hijos recibe 8,8 soles la hora en promedio en ingresos, mientras que una con hijos recibe 7,59.

Las labores de cuidado no remuneradas y la brecha salarial se retroalimentan, perpetuando la desigualdad de género. (Foto: Expansión)

PUEDES VER No más brecha salarial: Brasil igualó los ingresos de hombres y mujeres en sus selecciones de fútbol

Las mujeres tendrían que nacer en el año 2255 para recibir un salario igual al que perciben los varones por realizar el mismo trabajo, según el Foro Económico Mundial.

Las organizaciones mencionadas concuerdan en que las labores de cuidado no remuneradas y la brecha salarial se retroalimentan, lo que perpetúa la condición de desventaja del género femenino frente a sus pares masculinos.

Una de las soluciones que propone Catherine Eyzaguirre es que se apunte a un sistema nacional de cuidado, donde la responsabilidad de las labores de cuidado no recaiga solo en las mujeres, sino que se puedan repartir equitativamente con los varones. En la misma línea, sugiere que se empiece a dar derechos y reconocimiento económico al trabajo que se realiza dentro del hogar.

Brecha de género, últimas noticias: