RESULTADOS DE ONPE EN VIVO AL 97,5% - Rafael López Aliaga supera a Daniel Urresti por la alcaldía de Lima
Economía

Luis Miguel Castilla: “El presidente quiere una agenda redistributiva y el requisito es que haya crecimiento en el país”

Entrevista al exministro de Economía, quien hace poco participó en una reunión con Pedro Castillo, a quién notó “muy receptivo” ante críticas. Asegura que no sirve “una reforma tributaria en el papel si no hay una actividad económica que gravar”.

Exministro. Luis Miguel Castilla señala que el foco debe ser fomentar la inversión. Foto: La República
Exministro. Luis Miguel Castilla señala que el foco debe ser fomentar la inversión. Foto: La República
Rumi Cevallos

Hay un cúmulo inmenso de obras públicas paralizadas. Suman más de S/ 20 mil millones y es una de las maldiciones del efecto Odebrecht, del Club de la Construcción, entre otros. ¿Qué hacer para destrabarlas?

Es un tema muy complicado, y no solo es por actos de corrupción sino hubo una parálisis en la toma de decisiones de los actores políticos que no firman adendas o que no otorgan buenas pros por temor a sanciones de la Contraloría, etc. A lo que se suma la inestabilidad política que sufre el país y lo que detona es que hay una gran rotación de cargos públicos, no hay continuidad, y se suma la falta de idoneidad en cargos trascendentales. Hay presupuestos millonarios que los maneja personal que no está capacitado. El avance de estos implica encapsular los proyectos que tienen problemas de corrupción, ver la entrada de nuevos actores, tratar de mejorar la calidad del servicio civil, y algo fundamental, tener un marco de estabilidad. Si estamos con actores que duran pocos meses en el cargo será muy difícil que los proyectos se den. Finalmente, tiene que haber acuerdo entre el Estado, por un lado, los contratistas y concesionarios, por el otro. Si hay tanta rotación, tanta inestabilidad política como hemos visto en los últimos años, será difícil avanzar. Esa es la tarea más importante del Gobierno.

Hay denuncia contra el presidente Castillo por una presunta reunión previa a la entrega de una licitación para comprar biodiésel. Usted lo vio en Palacio y se reunió con él junto a los exministros Waldo Mendoza, Alonso Segura y Claudia Cooper. ¿Cree que el mandatario cayó en corrupción?

No depende de mí determinar eso. Hay las instancias, está la Fiscalía, el Poder Judicial. Nuestra conversación fue en temas económicos y no políticos. Lo que quedó claro es que el presidente quiere tener una agenda redistributiva y una agenda de mayor justicia social.

¿Y qué se requiere para ello?

Requisito fundamental es que haya crecimiento económico. Sin ello, si es que se comienza a enfriar la generación de empleo y la actividad productiva, va a ser poco lo que él va a poder redistribuir. Para eso se requiere un norte claro y tener estabilidad mínima en las reglas del juego. Eso fue lo que los cuatro exministros convocados le transmitimos.

¿Estuvo el ministro Francke en la reunión?

No quiero ser infidente. Fue una reunión privada a la que nos convocó el presidente. El ministro no participó.

¿Cuál fue la receptividad del mandatario?

Quería saber, y escuchar, visiones críticas y con mucho respeto y constructivas. No solo decir esto está mal en esto y otro, sino qué se podría hacer para mejorar la economía. El presidente se mostró muy receptivo a los comentarios que fueron bastante crudos, no fueron edulcorados, y el presidente se mostró abierto e incluso dejó abierta la invitación para seguir conversando a futuro.

Seguro el exministro Waldo Mendoza insistió en que el presidente Castillo tiene buena suerte por el buen momento de los precios de los minerales. ¿Se habló de aplicar algún tipo de impuesto a las sobreganancias de las mineras?

No hablamos de ese tema, porque se venía discutiendo en el Congreso. Lo que sí dijimos con claridad es que lo que se requiere es luchar contra los altos niveles de incumplimiento que existe en el país, que es un problema estructural por la alta evasión y elusión. Y para poder tener más recursos hay que incentivar más inversiones, en particular en el sector minero donde hay una cartera muy grande que se ha puesto en stand by ante la conflictividad social y cambios en el marco regulatorio incluido el tributario. La tarea es generar mayor crecimiento. De nada sirve una reforma tributaria en el papel si no hay una actividad económica que gravar. El foco debe estar en fomentar la inversión y que la economía no caiga en una medianía o en una meseta o que comience a perder la atracción que hemos visto este año, la recuperación estadística luego de la cuarentena que vivimos en el país.

Jefe del Estado se reunió con cuatro extitulares del MEF en Palacio de Gobierno. Pedro Francke no participó en dicho encuentro. Foto: Presidencia de la República

¿Cuáles son las principales recomendaciones que le daría al presidente para generar inversión, empleo y aminorar pobreza en el país?

Una de ellas es destrabar los distintos proyectos que estén paralizados porque no solo tenemos problema de ejecución y eficiencia en el gasto, sino que tenemos un stock de proyectos que están en arbitrajes o con expedientes técnicos deficientes, y que hace que tengamos el 50% de la inversión pública paralizada. Lo segundo, tratar de tener una intervención más proactiva para evitar que conflictos sociales en torno a la minería se salgan de las manos, y esto pasa porque la autoridad no debe permitir bloqueos y que haya presencia activa del Estado en los procesos de conflicto entre la mina y la comunidad. Lo tercero, y sumamente importante, es tratar de dar claridad respecto a las reglas del juego. Si es que va a haber cambios disruptivos o si es que se dota de estabilidad y se eliminan fuentes de zozobra que hay en los agentes económicos, que prevén, según encuesta del Banco Central, una perspectiva más pesimista hacia los próximos meses. Lo cuarto, y cuando estamos entrando al año 2022, cuando se van a renovar cuadros importantes como presidentes de organismos reguladores y otros cargos que son de nombramiento del Ejecutivo, se cumplan por concurso público y se vele por la meritocracia para la idoneidad de la economía. Hay más recomendaciones, pero si se puede sintetizar, hay que tener claridad en el norte y que sin economía creciendo se van a generar pocos ingresos para una política redistributiva, y lo más importante, no se va a generar empleo de calidad. La población no pide dádivas, ni asistencialismo, ni subsidios, lo que pide es empleo y hacia eso se debe dedicar la acción del Gobierno.

¿Qué recomienda para evitar polarización política?

He sido más crítico del Congreso que del Ejecutivo porque muchas de las normas del Congreso terminaron en acciones de inconstitucionalidad. El Congreso tiene que actuar con prudencia, con mesura. Estar en un ambiente de inestabilidad política, de tratar de reducir mandatos presidenciales o disoluciones del Parlamento no abonan a la estabilidad que tanto se reclama. Un país no se puede desarrollar en un marco de inestabilidad crónica como es el caso del Perú. Que el Congreso legisle, que ejerza control político interno que es lo que la ley le permite, pero que a su vez haga que el Gobierno cumpla sus planes de gobierno sin ningún tipo de obstrucción.