Gobierno aprobó su Política de Competitividad sin consenso ni diálogo en lo laboral

Reformas. Medida no se debatió en el pleno del Consejo Nacional de Trabajo. Documento del MEF busca impulsar el crecimiento y tiene vigencia hasta el 2030.

Reformas. Medida no se debatió en el pleno del Consejo Nacional de Trabajo. Documento del MEF busca impulsar el crecimiento y tiene vigencia hasta el 2030.

En el último día del 2018, el Gobierno aprobó su Política Nacional de Competitividad y Productividad, documento que pretende reformas laborales lesivas para los derechos del trabajador.

Fue durante la última CADE que el presidente Martín Vizcarra dijo que dicha política solo sería oficial cuando logre el consenso entre todos los actores del país. Sin embargo, la aprobación tomó por sorpresa a las centrales sindicales, quienes rechazan la actitud del Gobierno.

Gustavo Minaya, secretario nacional de defensa de la CGTP, dijo que el documento no se llegó a consultar con la parte laboral. “No se cumplen los compromisos asumidos de que esto se iba a someter al diálogo social a través del Consejo Nacional de Trabajo (CNT)”, resaltó.

Minaya recordó que en diciembre y “a pedido del Ejecutivo”, hubo una sesión del CNT, donde se acordó que la Política de Competitividad pasaría el próximo 9 de enero a una subcomisión para ser debatida de forma técnica.

Recordó que la última vez que se pretendieron reformas sin consenso fue en la gestión del exministro Alfonso Grados y, en señal de protesta, los sindicatos se retiraron del CNT.

La misma postura tuvo la Central Unitaria de Trabajadores del Perú (CUT), que también participa del CNT.

“Cuando nos reunimos con la PCM se nos dijo que la política no debería salir sin el diálogo y la consulta con las organizaciones sindicales. Y eso no se ha dado. Queda claro que el empresariado está imponiendo sus criterios, y el presidente y su entorno básicamente no tiene la mínima intención de respetar los derechos de los trabajadores”, dijo Julio César Bazán, presidente de la CUT.

Cuestionó también la posición de la ministra de Trabajo, Silvia Cáceres, al permitir la aprobación de esta medida. “No sacó adelante el Plan Nacional de Inspecciones cuando era de Sunafil, mantuvo el bloqueo de las negociaciones colectivas cuando fue viceministra. La conocemos como una personalidad sin ninguna convicción para llevar adelante un proyecto de desarrollo del mundo del trabajo”, agregó.

La Política de Competitividad es un documento elaborado por el Ministerio de Economía que busca impulsar el crecimiento económico alto y sostenido en función a reformas en 9 ejes. “Contiene la visión del país para aumentar los niveles de competitividad y productividad en los próximos años, colocando al ciudadano en el centro del esfuerzo del diseño de las políticas públicas”, se lee en el documento.

Dicha política estará vigente hasta el 2030 y dará paso a un Plan Nacional de Competitividad, el cual concreta las reformas.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO