Millennials serán el 50% de la fuerza de trabajo en dos años

Estas son las acciones que deberían tomar las empresas para adaptarse a los cambios.

Estas son las acciones que deberían tomar las empresas para adaptarse a los cambios.

Debido a que los jóvenes de ahora son muy distintos a los de otras generaciones, se estima que en dos años el 50% de la fuerza de trabajo activa en nuestro país serán millennials, es decir, personas nacidas desde 1981.      

Esto tendrá un impacto frente a las pymes. Según Helga Hernández, manager de PagePersonnel Perú, hay al menos siete acciones que las empresas pueden tomar para lograr este objetivo.

Employer Branding: Ahora son los candidatos quienes marcan sus expectativas y obligan a las empresas a invertir mayores esfuerzos en construir una imagen atractiva, que despierte el interés de los potenciales colaboradores y así poder seleccionar a los mejores.

Uso de las nuevas tecnologías:  La digitalización ha revolucionado las medidas de identificación y selección de talentos a nivel global, pues las redes sociales ligadas a la búsqueda de empleo, tales como LinkedIn, están ayudando a localizar de manera inmediata al candidato ideal que necesita la empresa.

Flexibilidad: La búsqueda de una vida equilibrada seguirá siendo un valor al alza a lo largo de este 2018. Los candidatos demandan mayor flexibilidad horaria, horas de entrada y salida variables, así como la posibilidad de trabajar desde casa, teniendo mayor autonomía y flexibilidad.

No pensar en la fidelidad: La tendencia de asumir que el empleado desarrollará toda su carrera profesional en la misma compañía pierde sentido con los millennials. Se prevé que los millennials cambiarán de empleo más de 10 veces a lo largo de su trayectoria laboral mientras que la generación Z (nacidos entre el 1994 y 2010), lo hará 7 veces.

Más beneficios: La incorporación de generaciones más exigentes ha obligado a las empresas ofrecer a sus trabajadores un abanico de beneficios sociales. Los más valorados son: los seguros médicos para el empleado, su familia y aquellos relacionados con la salud (gimnasio, fruta en la oficina, etc).

Ocio: En la misma línea que la tendencia anterior, incluir zonas de ocio en la oficina, supone un incremento del bienestar del empleado, proporcionando así momentos de relajación y desconexión a sus trabajadores para que vuelvan a sus tareas más centrados y creativos. Además, es una manera de conseguir un ambiente de oficina más saludable y dinámico.

RSE: Si las empresas quieren encontrar y retener talento, deben incorporar políticas de Responsabilidad Social Empresarial, ya que los nuevos perfiles apuestan cada vez más por compañías socialmente responsables. Si los empleados se identifican con la filosofía de la empresa, su sentimiento de pertenencia se verá mucho más reforzado.

Te puede interesar