Ciencia

Mujer se infectó con delta y ómicron en 20 días: la reinfección por COVID-19 más rápida

La trabajadora de salud se contagió con delta y luego con ómicron, la variante que evade parte de la inmunidad inducida por las vacunas y la infección previa.

"Las personas que han padecido COVID-19 no pueden dar por sentado que están protegidas contra la reinfección, aunque se hayan vacunado completamente", señaló la autora del estudio. Foto: EFE / Marcial Guillén
"Las personas que han padecido COVID-19 no pueden dar por sentado que están protegidas contra la reinfección, aunque se hayan vacunado completamente", señaló la autora del estudio. Foto: EFE / Marcial Guillén
Ciencia LR

Científicos españoles han informado de la reinfección más rápida por COVID-19 conocida hasta la fecha: una mujer que se contagió con la variante ómicron seguida de delta en el transcurso 20 días.

La paciente, de 31 años y con vacuna de refuerzo, era una trabajadora de salud que había dado positivo a una prueba PCR el 20 de diciembre de 2021 en una prueba de rutina de su institución. Con dicho resultado, se autoaisló por diez días y, en ese lapso, no experimentó ningún síntoma.

Al vigésimo día, sin embargo, el 10 de enero de 2022, la mujer comenzó a sentir síntomas de tos, fiebre y malestar general, por lo que se sometió a otra prueba para detectar el genoma del patógeno. El resultado arrojó presencia del coronavirus.

Tras los análisis del laboratorio, se pudo identificar que la paciente se había contagiado con dos variantes distintas del coronavirus SARS-CoV-2: primero con delta y luego con ómicron.

En otras palabras, la mujer se contagió dos veces de coronavirus en solo tres semanas.

Para Gemma Recio, autora del estudio y doctora del Institut Català de Salut, en España, “este caso pone de manifiesto el potencial de la variante ómicron para evadir la inmunidad previa adquirida, ya sea por una infección natural con otras variantes o por las vacunas”, tal como se había demostrado desde su detección en Sudáfrica en noviembre de 2021.

Dicha característica, también ocasionó que ómicron sea catalogado, en un tiempo muy corto, como una variante de preocupación por la Organización Mundial de la Salud.

“En otras palabras, las personas que han padecido COVID-19 no pueden dar por sentado que están protegidas contra la reinfección, aunque se hayan vacunado completamente”.

Los investigadores rescatan la buena noticia de que las vacunas “parecen proteger parcialmente contra la enfermedad grave y la hospitalización por ómicron”, así como por variantes antecesores.

El singular contagio ha sido reportado en un informe de la Sociedad Europea de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas presentado ante un congreso en Lisboa, Portugal.