Debate municipal 2022 - Sigue aquí EN VIVO la exposición de los candidatos
Ciencia

Estudio mundial afirma que 1.500 idiomas podrían desaparecer a final de siglo

Factores como la escolarización sin orientación bilingüe y el aumento de carreteras entre ciudades y aldeas pueden estar repercutiendo en la variedad lingüística.

La pérdida de un idioma equivale a la pérdida de una gran parte de nuestra diversidad cultural humana. Foto: UNICEF
La pérdida de un idioma equivale a la pérdida de una gran parte de nuestra diversidad cultural humana. Foto: UNICEF
Agencia  Europa Press

Una investigación mundial pionera dirigida por científicos de la Australian National University advierte que 1.500 idiomas en riesgo de extinción puede que ya no se hablen a finales de este siglo. Además, detallan que entre los 7.000 idiomas reconocidos en el mundo, alrededor de la mitad están actualmente en peligro.

“Descubrimos que, sin una intervención inmediata, la pérdida de idiomas podría triplicarse en los próximos 40 años. Y para fines de este siglo, 1.500 idiomas podrían dejar de hablarse”, explicó en un comunicado el autor principal del estudio, el profesor Lindell Bromham.

Publicado en Nature Ecology and Evolution, la investigación traza la gama más amplia hasta ahora de factores que ponen a las lenguas en peligro de extinción bajo presión. Entre ellas incluyen variables como la “población, documentación, reconocimiento legal, política educativa, indicadores socioeconómicos y características ambientales”.

Uno de los hallazgos es que más años de escolarización aumentaron el nivel de peligro del lenguaje. Dicha revelación muestra que necesitamos construir planes de estudio que apoyen la educación bilingüe para fomentar tanto el dominio del idioma indígena como el uso de los idiomas dominantes en la región.

Además, también se encontró conexiones inesperadas como la densidad de carreteras. Si bien precisan que el contacto con otros idiomas locales no es el problema, “cuantas más carreteras hay que conectan el campo con la ciudad, y las aldeas con las ciudades, mayor es el riesgo de que las lenguas estén en peligro” sostuvo el profesor Bromham.

“Es como si las carreteras estuvieran ayudando a los idiomas dominantes a ‘aplastar’ a los idiomas más pequeños”, menciona.

Bromham también destacó que “cuando un idioma se pierde, o está ‘durmiendo’, como decimos en el caso de los idiomas que ya no se hablan, perdemos gran parte de nuestra diversidad cultural humana. Cada idioma es brillante a su manera”.

“Muchos de los idiomas que se prevé que se perderán en este siglo todavía tienen hablantes fluidos, por lo que todavía existe la posibilidad de invertir en el apoyo a las comunidades para revitalizar los idiomas indígenas y mantenerlos fuertes para las generaciones futuras”.