EN VIVO - Ministros de Estado informan acciones del Ejecutivo frente a la pandemia

Detectan una potente señal de radio que proviene de nuestra propia galaxia

Se trataría de la primera detección de un ráfaga rápida de radio (FRB) que proviene de la Vía Láctea. Imagen referencial: Great Spacing.
Se trataría de la primera detección de un ráfaga rápida de radio (FRB) que proviene de la Vía Láctea. Imagen referencial: Great Spacing.

Es la primera vez que los científicos detectan este tipo de emisión dentro de la Vía Láctea.

El pasado 28 de abril, un equipo de astrónomos revisaba los datos recogidos por radiotelescopio canadiense CHIME. De pronto, distinguieron una sorprendente señal con milisegundos de duración: una fuerte explosión de ondas de radio proveniente de la Vía Láctea.

Los investigadores creen que están ante la primera ráfaga rápida de radio (FRB, por su sigla en inglés) detectada dentro de nuestra propia galaxia. Antes de este acontecimiento, esos fenómenos solo se habían rastreado a millones o miles de millones de años luz de la Tierra.

PUEDES VER Una estrella se está convirtiendo en planeta tras acercarse a un agujero negro

Los FRB son pulsos rápidos de potentes ondas de radio que han sido detectados por los radiotelescopios de todo el mundo. El primero se registró en 2007 y, desde entonces, se han captado muchos más, la mayoría no repetitivos. Los científicos no han podido explicar qué los ocasiona, por lo que se especulado en gran medida sobre su origen: desde poderosos fenómenos cósmicos, como agujeros negros o estrellas de neutrones, hasta emisiones de civilizaciones avanzadas.

Sin embargo, la nueva y potente ráfaga de radio tiene una fuente identificable. Se trata de un extraordinario objeto nombrado SGR 1935 + 2154, un magnetar.

En los últimos años, muchos científicos habían propuesto que estas señales de radio eran generadas por magnetares, un tipo de estrella de neutrones con el campo magnético más fuerte del universo. Los investigadores sugirieron que estos cuerpos pueden generar FRB cuando la lucha entre su propia gravedad (que intenta comprimirlo) y su campo magnético (que empuja hacia afuera) ocasiona ‘terremotos’ estelares, seguidos de gigantescos destellos.

Representación de un magnetar. Crédito: ESO.

PUEDES VER Descubren la supernova más poderosa jamás detectada en el universo

La reciente señal se detectó lo suficientemente cerca como para que los investigadores de los observatorios de radio también midieran la explosión en rayos X, algo que antes era imposible con los FRB.

Según el reciente reporte en The Astronomer’s Telegram, los informes iniciales —procedentes del radiotelescopio canadiense CHIME— sugieren que la intensidad del estallido de radio fue lo suficientemente fuerte como para tratarse de un FRB. Las emanaciones de rayos X no fueron particularmente fuertes, pero su existencia sugiere que puede haber más información para estudiar en otros FRB previamente registrados.

Los investigadores tendrán que analizar su espectro antes de que pueda compararse adecuadamente con los FRB y determinar si los magnetares son un tipo de fuente común para estas misteriosas señales.

Con información de Europa Press.