Gregorio Santos: “No podemos seguir con estas reglas de juego, necesitamos un cambio constitucional”

Entrevista a Gregorio Santos. Ex gobernador regional de Cajamarca. Candidato presidencial por el MAS.

13 Feb 2018 | 6:20 h

A casi 7 meses de haber recuperado su libertad, el ex candidato presidencial Gregorio Santos se muestra seguro y entusiasmado por sus numerosas conversaciones con otros líderes de la izquierda para empujar el proyecto de la nueva Constitución. Sobre Nicolás Maduro, manifestó su respaldo a la “Revolución Bolivariana” y dijo que buscará reunirse con el presidente de Venezuela en la Cumbre de las Américas.

PUEDES VER La izquierda prepara su estrategia para próximas elecciones

Usted viene reuniéndose con varios líderes políticos y sociales; sin embargo, aún tiene más de un caso pendiente en la Fiscalía, e incluso uno relacionado a Odebrecht. ¿Cómo afecta eso a sus conversaciones?

No tengo ningún pendiente con Lava Jato. El Gobierno Regional nunca contrató con ninguna empresa ligada a Odebrecht. Todos los procesos de licitación se hicieron bajo las leyes establecidas. La presunción de inocencia es un principio universal. El único proceso que está en juicio es el caso de Prorregión. Está en la etapa final, en la etapa de pruebas. No tengo ninguna inhabilitación política por eso. Entiendo que mis derechos políticos se ejercen independientemente de la opinión que tengan las redes mediáticas en el país.

Me refiero concretamente al caso Aterpa, la empresa brasileña que habría pagado casi 3 millones de soles al Gobierno Regional de Cajamarca. ¿Acaso ese proceso ha culminado?

Ese caso está recién en investigación preparatoria. Lamentablemente hoy los procesos se inician en lo mediático y terminan reducidos a minucias en la esfera judicial.

Usted ha llamado a los colaboradores eficaces de esta investigación como “farsantes”. Es lo que dijo cuando se presentó la denuncia en Cuarto Poder en el 2016…

Lo dije porque no pueden probar lo que dicen. Para procesar a alguien es fácil conseguir a un colaborador eficaz, financiarlo y luego terminar enlodando la dignidad de las personas. Después de 4 o 5 años de que termina el proceso, acaban diciendo que no era cierto.

¿Eso es lo mismo que sucede con los colaboradores eficaces en otros casos? ¿Cómo saber a quién creerle y a quién no?

Los casos de colaboración eficaz tienen que presentar evidencias. Uno de esos casos es que si alguien ha establecido una ruta del dinero, seguramente las personas deben tener signos de diversas riquezas, ¿no? Lo que se presenta en el caso de PPK, por ejemplo, no es nuevo. Ahí tienen más que evidencias, hechos probados de que es un lobbista que nunca ha respetado el Estado. Nosotros no somos empresarios. Es una distancia larga compararse. Nosotros con mucha dignidad, honor y con la frente en alto dijimos que, en cuanto al caso Odebrecht, PPK debería ser vacado. Lo dijimos antes de las elecciones: 'No voten por PPK porque es igual que Keiko'. Ambos comparten el mismo proceso político, el mismo proceso de interferencia para privilegiar los intereses económicos y hoy los hechos nos dan la razón.

Cuando usted hizo esa aseveración se diferenció de la candidatura de Verónika Mendoza, quien decidió apoyar a PPK frente a la candidata del fujimorismo. Ahora lo vemos junto a Mendoza, ¿cómo han limado esas diferencias?

No hemos discutido ni las diferencias de haber votado por PPK, ni el caso de mi proceso, ni la vacancia presidencial. Por encima de ello hemos visto que hay un tema fundamental en el país, pues esos son temas que políticamente se irán explicando. Yo puedo atribuir a que en la primera etapa del voto por PPK, un grupo de políticos le hicieron cometer ese error a Verónika en el sentido de que el mal menor ha sido una constante en la vieja izquierda. Hay una prioridad nacional que encontramos, un sentimiento. El país ya no puede ser gobernado por estas reglas de juego y por eso es que proponemos este cambio constitucional. Ahí, más que Verónika Mendoza , Gregorio Santos, Vladimir Cerrón, Walter Aduviri y otros líderes que hablamos de la nueva Constitución, está en general una sensibilidad nacional para que la población ejerza su derecho ciudadano a construir un verdadero Estado de derecho, porque yo sigo concibiendo que esta es una dictadura. Una dictadura que vive en permanentes estados de emergencia, en permanente agresión a la ciudadanía: tenemos crisis humanitarias por todos lados, el tema de la papa, de los arroceros, de los cafetaleros, producto de las plagas, de las crisis del mercado. Un país que tiene crisis humanitaria en lo que tienen cáncer, en la desnutrición crónica, en todos estos temas que estamos viviendo. Considero que ante esa prioridad hay una salida que es el tema de la Constitución porque eso permitiría una nueva recaudación tributaria, una atención prioritaria a la educación y a la salud, que hoy comienza a ser más exclusiva de las élites.

Todos los líderes con quienes se ha reunido, incluido usted, han sido candidatos presidenciales, ¿cómo van a hacer para ponerse de acuerdo con sus pretensiones electorales? ¿Los unirá la inscripción del Partido Fonavista?

Democracia Directa tiene su propia dinámica y estructura. Nosotros seguimos con nuestra propia dinámica en el proyecto de MAS Democracia.

¿Están separados o siguen unidos?

Seguimos trabajando juntos el tema constitucional, pero en el tema programático y político tenemos una dinámica autónoma. Más allá de las aspiraciones personales, hay liderazgos que hay que reconocer que están posicionados. Yo reconozco y valoro el liderazgo de Verónika Mendoza, reconozco en el caso de Junín el liderazgo de Vladimir Cerrón, el liderazgo de Aduviri en la parte sur de la patria. Nosotros humildemente podremos tener una representación importante, pero se debe poner al servicio de los colectivos para poder construir las bases de un proyecto político. Ni Nuevo Perú, ni MAS Democracia, ni Perú Libre puede jactarse de tener una estructura nacional que es uno de los elementos fundamentales en política hoy para salir de los partidos empresa, de mercenarios, de asalariados.

¿Usted aspiraría a ser candidato presidencial compitiendo en unas primarias con algunos de estos liderazgos?

Nosotros venimos creando las condiciones para que haya primarias en una nueva coalición patriótica, democrática, descentralista. En esa confluencia, quienes deseen participar debemos contribuir a crear un solo bloque y someternos a las elecciones primarias.

Dentro de poco llegará al Perú el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y usted le ha dado palabras de aliento. ¿Cuál es su postura?

Esta es una invitación a la Cumbre de las Américas para todos y sin exclusiones ni vetos. Porque si se tratara de vetos muchas regiones declararíamos persona non grata a Donald Trump, el presidente estadounidense. Nosotros, por empresas norteamericanas, tenemos centenares de personas contaminadas con mercurio o metales pesados. No se trata de declarar persona non grata, porque son posiciones políticas en contra de un proyecto, una ideología de izquierda.

Usted estuvo preso 25 meses sin una sentencia e incluso se autodenominó un preso político. ¿No debería tener una opinión más empática con lo que sucede en Venezuela?

En cada encuentro demandamos que los países resuelvan sus problemas de acuerdo a sus constituciones y a sus leyes. Respetamos esa independencia. Gregorio Santos no es nadie para entrometerse en la autonomía de un país.

¿Va a intentar reunirse con Nicolás Maduro?

Yo he solicitado tener una reunión bilateral con el presidente Maduro y con el presidente Evo Morales. Eso no es de extrañarse. Tengo todo el derecho a saber las opiniones de otros líderes del mundo. Al señor Trump también le pediría que me reciba para explicarle lo que ha ocurrido con Yanacocha con el grupo Newmont en Cajamarca.

¿Cuál es su postura sobre nuestra permanencia en la Corte Interamericana de Derechos Humanos?

En política hay que entender que el grupo políticamente dominante va a definir de acuerdo a sus intereses. Aquí hay un interés de un grupo por retirarse del Pacto de San José y terminar diciendo que la pena de muerte se aplique. Lo que nosotros demandamos es que el Perú respete sus tratados internacionales. Considero que debemos tener organismos de derechos humanos y ahí debatir.

Se está alistando una segunda moción de vacancia contra PPK. ¿Apoyaría un pedido así?

Nosotros apoyaremos la vacancia porque fuimos los primeros en pedirla cuando estalló el caso Odebrecht. Nosotros dijimos que las pruebas están en los decretos supremos, en una ley especial que blindó la entrega a dedo de la Interoceánica. Lo único que pedimos es que las bancadas de Marco Arana y de Verónika Mendoza vuelvan a ser una bancada del Frente Amplio-Nuevo Perú para confrontar a la bancada mayoritaria y para ir juntos en la demanda de la nueva Constitución.

Buscarán acercarse a Marco Arana entonces…

En políticas nos podemos decir muchas cosas. A Marco Arana le digo que estamos dispuestos a conversar. Ahí está también el hermano Aduviri y Cerrón, así como otros líderes con los que estamos dispuestos a conversar.

Te puede interesar