¿Por qué debemos evitar ser NN digitales y gestionar nuestra presencia digital?

Por: Renato Chumbiauca, especialista en Marketing Digital y Reputación.

29 Nov 2017 | 12:12 h

No importa el cargo que desempeñes o si te encuentras en búsqueda laboral activa, hoy en día no podemos ser unos NN digitales. ¿Qué son los NN digitales? Cualquier usuario cuyo nombre al ser buscado en Google no genera ningún resultado ni información. No se puede permitir que un ejecutivo, asistente, gerente, lo que sea… no cuente con contenido que evidencie su trayectoria profesional en buscadores.

Leí hace algún tiempo, en un artículo de Inés Temple (LHH DBM Perú) que el 71% de los ejecutivos de RRHH utiliza las redes sociales para la búsqueda de talento e incluso el 54% afirma haber contratado a alguien que contactó por una red social. Destaco otro aprendizaje: “Hoy en día no contar con presencia online puede verse incluso poco profesional y ser potencialmente dañino para nuestra imagen”. No podría estar más de acuerdo con eso.

La ausencia de presencia digital sepulta a las empresas y a los profesionales, si no logramos ser parte de la transformación digital y adaptarnos a este cambio latente, corremos el riesgo de terminar como Kodak o Blockbuster, grandes empresas que no supieron aprovechar el cambio y desaparecieron.

Decidí hacer este artículo para orientar y demostrar que hoy, en el año 2017 ya no podemos ser NN digitales y simplemente no existir. La pregunta relevante acá es… ¿Buscaste tu nombre y apellidos en Google alguna vez? Antes de que respondas, analiza (y aplica) estas 5 claves para gestionar tu presencia digital:

  1. Evalúa. El primer paso para gestionar correctamente tu presencia es hacer una búsqueda simple por nombre y apellido, para luego conocer qué información ofrece la red acerca de ti. ¿Qué fotos hay? ¿Qué dicen los artículos? ¿Tienes el control de todos los artículos que hablan de ti (si es que existen)? En caso no haya contenido relacionado a ti o no salgan tus redes sociales que den un brief sobre quién eres, deberías empezar a hacer algo. Abre un blog, actualiza tu LinkedIn, Crea una cuenta de Twitter, No todo el contenido que generes tiene que girar en torno a tu trabajo, puedes escribir o compartir contenido acerca de tus hobbies y pasiones, en mi caso tengo un blog que habla de música.
  2. Publica contenido acerca de ti. Todos necesitamos contar con un párrafo que explique quiénes somos y un espacio donde ese párrafo encaje. ¿Quién eres? ¿Qué haces? ¿Cómo lo haces? ¿Por qué lo haces? ¿Hace cuánto tiempo lo haces? En mi caso, si alguien desea escribir sobre mí o identificar información relevante sobre lo que hago sería: “Soy Licenciado en Ciencias de la Comunicación, con especialización Marketing Digital, Relaciones Públicas, Comunicación Interna y Publicidad. Cuento con 8 años de experiencia en la creación y ejecución de estrategias enfocadas en marketing y reputación digital. A lo largo de mi carrera he trabajado realizando consultorías de comunicación y maximizando la performance digital de empresas mineras, tecnológicas, banca, seguros, medio ambiente, entre otras. Me gusta salir a correr, tocar la guitarra, conocer nueva música y el arte en general. Actualmente trabajo liderando el Marketing Digital en la empresa Libélula“. Estoy usando palabras clave relacionadas a mi expertise, facilitando una reseña sobre mí, lo que hago a nivel profesional y personal. Este tipo de contenido va perfecto en la zona “Bio” de los perfiles tipo LinkedIn o Twitter y le da una visión inicial sobre nosotros a quienes busquen información en Google.
  3. Todo entra por los ojos. Vamos a hablar acerca de nuestras fotos en internet. Es un tema serio, porque todo lo que hacemos, deja huella en las redes. Etiqueta tus fotos (en situaciones positivas: conferencias, sobre tus aficiones, eventos, un concierto, etc.) y coloca tu nombre al archivo cuando las subas a Twitter, Facebook, Flickr o a tu blog. Así le facilitarás el trabajo a Mr. Google, posicionarás correctamente y obtendrás resultados positivos generando contenido gráfico que la gente encontrará sobre ti. La foto de LinkedIn debe ser como del CV, nunca entenderé como hay gente que pone fotos en la playa, en ropa de baño, entrenando en el gimnasio o haciendo “Duck Face”. Recuerda que las fotos que aparecen de ti en internet son tu carta de presentación para cerrar un negocio o tu próximo empleo.
  4. Conversa. Vivimos en una era en la que todos estamos interconectados con millones de usuarios. Encuentra comunidades que generen contenido relacionado a tus intereses y conversa, aporta, brinda información de valor y comparte tu conocimiento. Es importante debatir, intercambiar conocimiento, dejar que fluya. Una forma interesante de hacerlo es comentando y aportando algo nuevo que le sirva a otras personas, todos y cada uno de nosotros tenemos algo para aportar a las miles de comunidades que existen.
  5. No alimentes al troll. Finalmente, y como en todos los espacios del universo, hay personajes buenos y malos. No faltan los usuarios que critican y no tienen tino para expresar sus opiniones a través de insultos, comentarios de odio y ofensivos que solo tienen la finalidad de molestar. “Palomillas de ventana, que tiran la piedra y esconden la mano”, esas que abundan y están presentes entre los comentarios de las redes sociales de los diarios peruanos y que aparecen cuando hay un escándalo de farándula y/o partido de fútbol. El problema es que son personas enfocadas en buscar conflictos y si se te pegan, encontrarán algún motivo para criticar tu trabajo o publicaciones; casi siempre para darse notar y “demostrar” que saben mucho. Recomiendo no perder el tiempo, ni gastar energía peleado con estas personas, no es necesario rebajarnos a su nivel. Un protocolo de respuesta en nuestras redes siempre servirá y dirá mucho acerca de nuestra forma de proceder para abordar este tipo de conductas.

Empezar a gestionar tu reputación a través de la optimización de la presencia digital y dejar de ser un NN digital no es fácil, pero con mucha dedicación lo podemos lograr. Recuerda que si necesitas hacerlo de una forma más sencilla, puedes contactarme y contar con mi experiencia.

Fuente: Mercado Negro.

Te puede interesar