Inspectoría de la PNP exculpó a 5 efectivos que aparecen en agendas de Orellana

Enlazados. Sin embargo, dichos policías fueron señalados por colaboradores eficaces de la Fiscalía de Lavado de Activos como colaboradores de la organización de Rodolfo Orellana. Los agentes libraban a este de las denuncias de los agraviados.

Agendas. En el centro de operaciones de Rodolfo Orellana en San Borja, la fiscalía encontró agendas con nombres de policías.

Agendas. En el centro de operaciones de Rodolfo Orellana en San Borja, la fiscalía encontró agendas con nombres de policías..

Doris Aguirre
Sus nombres y apellidos, sus teléfonos privados, el grado que ostentaban y la ubicación de las dependencias donde laboraban; todo estaba escrito en las agendas personales de Rodolfo Orellana Rengifo. Se trataba de efectivos que estaban al servicio de la organización del abogado Orellana. Cuando la Inspectoría General de la institución policial se enteró del caso, pidió al Ministerio Público la información de las agendas de Orellana e inició una investigación sobre el personal policial implicado en el caso.
 
 
Interesada en el resultado de dichas pesquisas, la fiscal de Lavado de Activos, Marita Barreto Rivera, solicitó copia del informe a la Dirección General de la Policía Nacional. En respuesta, le indicaron que la Inspectoría había archivado el caso de los policías que aparecían en las agendas de Orellana.
 
Según el informe elaborado por el jefe del Equipo 1 de la División de Investigaciones de la Inspectoría General, coronel PNP Edgard Aybar Canales, los policías que aparecían en las agendas de Orellana no tenían ninguna vinculación con la organización que encabezaba el abogado.
 

Operación limpieza

“No hay mérito para iniciar procedimiento administrativo disciplinario contra el personal policial cuyos datos obran en la forma y circunstancias descritas en la agenda personal que fuera incautada durante el registro del inmueble ubicado en la avenida Guardia Civil 835 en San Isidro, donde funcionaba el estudio jurídico de Orellana Rengifo y la Revista Juez Justo”, concluyó Aybar.
 
A continuación recomendó archivar definitivamente el caso contra los policías vinculados con la red de Orellana.
 
A la fiscal Marita Barreto le llamó la atención que la Inspectoría de la Policía Nacional no encontrara ninguna evidencia contra los efectivos relacionados con Orellana. Así que, con la ayuda de dos colaboradores eficaces de la mafia de Orellana, que estaban a cargo del pago de los sobornos, la fiscal Barreto identificó uno por uno a los policías que supuestamente recibían pagos ilegales para beneficiar a los miembros de la organización criminal.
 
Ellos son el comandante PNP César Conde Cárdenas y los suboficiales Juan Purihuamán Paredes, Wagner Morales Bautista, Reynaldo Champi Loayza y Hermes Tantaleán Chávez. Todos en algún momento se encargaron de investigar denuncias formuladas contra Orellana y sus cómplices por la apropiación de inmuebles y terrenos con documentación fraudulenta.
 
En las agendas de Orellana estaba apuntado lo siguiente: “Cmdte César Conde Cárdenas Divincri Puente Piedra”. En efecto, Conde prestó servicios en la División de Investigación Criminal de Puente Piedra, en 2014.
 

Verdad o mentira

Sin embargo, cuando el comandante César Conde fue citado por la Inspectoría para que explicara por qué aparecían todos sus datos personales en las agendas de Orellana, respondió que no conocía al abogado y que mucho menos intervino en alguna investigación en contra de este.
 
Conde no dijo la verdad.
 
De acuerdo con la fiscalía, entre 2009 y 2010 dicho oficial trabajó en la División de Investigación de Lavado de Activos de la Dirección Antidrogas (Dirandro) y se hizo cargo de las investigaciones contra los denunciados Carlos López Noriega, Wilmer Arrieta Vega y César Ferré Sinonetti, entre otros miembros de la organización de Orellana, por apropiación ilícita de terrenos del Ministerio de Educación.
 
De acuerdo con el informe elaborado por la fiscal Marita Barreto Rivera, el comandante César Conde Cárdenas ha sido reconocido por los colaboradores eficaces, quienes afirmaron que este dilataba las investigaciones a favor de la red de Rodolfo Orellana a cambio de dinero.
 
En una carta dirigida a este diario, el comandante César Conde manifestó que se limitó a cumplir con sus funciones señaladas por ley.
 
“Como oficial actué dentro de mis facultades y obligaciones, habiendo cumplido con los plazos establecidos por el Ministerio Público”, señaló.
 
Añadió el comandante Conde que llegó a denunciar a los integrantes de la organización criminal, pero que luego la fiscalía no imputó a nadie ningún delito
 
Lo cierto es que el caso ha pasado a manos del fiscal anticorrupción, Walter Delgado Tovar, a quien le corresponde identificar a la totalidad de oficiales y subalternos de la Policía Nacional que aparecen en las agendas de Rodolfo Orellana. No son pocos.

Síguenos en Facebook