RESULTADOS ONPE: - ¿quiénes serían los nuevos alcaldes de los distritos de Lima?
Sociedad

Implican a más a policías en cobro de cupos a dueños de discotecas de Chiclayo

Suboficial Ray Velásquez declaró que empresarios le aseguraron que ya venían pagando cupo de 1.000 soles a policías de Lambayeque. También se implicó a personal de municipio chiclayano.

García Esquivel y Velásquez Calsín afrontan investigación por presuntos ilícitos. Foto: Clinton Medina/ La República
García Esquivel y Velásquez Calsín afrontan investigación por presuntos ilícitos. Foto: Clinton Medina/ La República
Carlos Vásquez

La declaración del suboficial Ray Rolf Velásquez Calsín ante fiscales y policías anticorrupción es clave para conocer el papel que ha tenido la Policía Nacional en la región Lambayeque respecto a su función de salvaguardar la seguridad ciudadana y el orden público, así como descartar si la acusación contra el general PNP Max García Esquivel, exjefe de la II Macro Región Policial Lambayeque, es solo el destape de una caja de pandora con muchas sorpresas.

La República accedió a este testimonio brindado el martes 2 de agosto, en el que suboficial señala que se reunió con dueños de dos discotecas en una cevichería ubicada en la carretera que une los distritos de Chiclayo - San José. Allí, según su versión, los empresarios le revelaron que ya venían dando una cuota de 1.000 soles mensuales y que estas se dieron a altos mandos de la Comisaría del Norte.

Velásquez Calsín- hoy con una orden de prisión preventiva de 15 meses- aseguró que los empresarios buscaban tener un acercamiento con el general PNP García Esquivel y que estaban dispuestos a seguir entregando el mismo cupo de 1.000 soles. En este contexto, el suboficial les respondió que ese monto no iba ser aceptado por García Esquivel y que la propuesta era de 3.000 soles semanales.

Seguidamente, uno de los empresarios le precisó a Velásquez Calsín que le entregarían 500 soles a él y 2.5000 soles al general Max García, en una de las últimas propuestas de los negociantes por fijar una tarifa con el entonces mano derecha del jefe de la II Macro Región Policial Lambayeque.

“(...) les mencioné que que les iba a dar una respuesta, ya que de todas las propuestas que me puedan hacer la decisión la toma el general, y es cuando él me dice que sean 2.500 soles” detalló Ray Velásquez , según la declaración a la que accedió este diario.

El policía también precisó que los empresarios aceptaron pagar la cuota mensual de S/2.500 y que este monto sería entregado todos los martes de cada semana. Uno de estos negociantes también le comentó a Ray Velásquez que el dueño de otra discoteca buscaba contactarse con él para “alinearse” a las exigencias del general PNP.

Cabe precisar que, en su testimonio revelador, Fray Velásquez detalló que su contacto con los empresarios se dio a través de personal de ayudantía de la Policía Nacional, quienes recibieron el mensaje del alférez Gonzales, quien labora en la Comisaría de Mórrope, respecto a que los negociantes buscaban llegar al entorno de Max García Esquivel.

El suboficial reveló que el último 9 de julio de 2022 se llegó a reunir con un tercer propietario de una discoteca de Chiclayo en el interior de un vehículo en inmediaciones de la iglesia Basílica San Antonio. En dicho encuentro, el empresario le mencionó que ya pagaban una “tarifa” a personal de la Policía y Municipalidad de Chiclayo y que, por lo tanto, el nuevo cupo a favor de García Esquivel debía ser bajo.

En esa misma línea, Velásquez Calsín afirmó que con este último empresario quedaron en el pago de una cuota de 1.000 soles mensuales, de los cuales 250 serían para él y 750 serían para Max García. La primera entrega de la tarifa ilícita se dio el 10 de julio de 2022, en inmediaciones de la Casa Comunal de la Juventud.

De igual forma, el policía investigado narró que el propietario de una discoteca ubicada en Pimentel le confesó que obsequian licor a oficiales de la Policía Nacional a cambio de ser favorecidos en operativos.

Habla de funcionarios

En un momento del interrogatorio, las autoridades preguntaron a Velásquez Calsín cómo era la forma en que debían realizar los cobros a los dueños de las discotecas y cuál era su finalidad, por supuestas órdenes del general Max García Esquivel.

Al respecto, el suboficial refirió que el alto mando policial le exhortó que debían hacer operativos en las discotecas más concurridas de la ciudad de Chiclayo, donde asistían menores de edad y personas extranjeras. Además, Max García le comentó que tenía conocimiento que un comandante PNP ya realizaba cobro de cupos a empresarios de discotecas del distrito de Pimentel.

Medida

El último jueves 3 de abril, el Poder Judicial ordenó 15 meses de prisión preventiva contra Max García Esquivel y Ray Velásquez Calsín, por el presunto delito de cohecho pasivo impropio en el ejercicio de la función policial. Ambos ya se encuentran en el penal de Chiclayo.

Cabe precisar que este diario buscó obtener la versión del general PNP Zenón Loayza Díaz, sin embargo, representantes de la II Macro Región Policial Lambayeque indicaron que se necesita una autorización de altos mandos policiales de la ciudad de Lima.

La República cumplió con enviar una solicitud de entrevista para conocer el descargo de las autoridades, y se espera obtener los descargos de la Policía Nacional.