Experto en salud pública: “Corresponde levantar todo tipo de confinamiento en Iquitos”

El médico Marco Almerí sostiene que, tras sobrepasarse el porcentaje exigido para hablar de inmunidad de rebaño, no hay razón para continuar con la cuarentena en la ciudad de Iquitos. Con ello, los adultos podrían volver a sus labores libremente y los niños retomar sus clases presenciales.

(Foto: composición / Cesar Von Bancels / La República)
(Foto: composición / Cesar Von Bancels / La República)
Alexis Revollé

El último lunes, un informe de la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Loreto dio a conocer que, en Iquitos, 7 de cada 10 personas han contraído la COVID-19 (71 % de la población se contagió). La estadística fue resultado de un estudio elaborado por el Ministerio de Salud en conjunto con la Diresa, dos universidades locales y la Organización Panamericana de la Salud. Ante ello, el experto en salud pública Marco Almerí afirma que, a la luz de las cifras, corresponde levantar todo tipo de confinamiento en Iquitos.

De acuerdo al especialista, esto sería factible debido a que en dicha ciudad se ha sobrepasado el porcentaje exigido para hablar de inmunidad de rebaño, que es de 60 %. Almerí sostiene, además, que los hallazgos del informe conducen a la conclusión de que, en Iquitos, no habrá una segunda ola de contagios y, por el contrario, en los siguientes meses habrá apenas un “goteo” de pacientes COVID-19.

PUEDES VER “Sin un ventilador no resistirá”, hijos viven calvario al no conseguir cama UCI para su padre

“Este estudio lo que revela es que el virus ya no tiene la capacidad de generar una segunda ola y ya no puede diseminarse a la velocidad en que lo hacía antes. Porque el virus lo que necesita es un paciente sano para enfermarlo, y luego este paciente enfermo contagiar a otro. Pero resulta que este virus atacaría a una persona que está ya con anticuerpos. Cuando una población alcanza lo que se llama la inmunidad de rebaño, 60 % o más de habitantes infectados, entonces no hay posibilidad de que el virus avance o se provoque un rebrote”, explicó el médico en declaraciones a La República.

En tanto, Almerí anotó además que la falta de camas UCI no es motivo para descartar el desconfinamiento en Iquitos, en contra de lo expuesto por autoridades de la Diresa Loreto. De acuerdo a su visión, la carencia de unidades de cuidados intensivos no representa un criterio para definir la continuidad de la cuarentena o el toque de queda.

PUEDES VER Iquitos: 7 de cada 10 personas se contagiaron de COVID-19

“Ellos no están de acuerdo en levantar el confinamiento porque la UCI del hospital de Loreto está cerrada, no tienen una sola cama más para atender a un solo paciente más, y dicen que no hay forma de dar atención a cualquiera que se contagie de coronavirus hoy. Creo que esa no es la razón para decidir si levantamos o no las medidas restrictivas. Entiendo que hay un problema logístico, pero la UCI no solo ha sido diseñada para la COVID-19, sino para muchas otras enfermedades. Entonces, son temas que van por puertas separadas”, añadió.

Desconfinamiento sin descuido

Asimismo, para Almerí, si bien esta nueva situación abriría las puertas para que la ciudadanía en Iquitos retome las actividades que dejó debido a la emergencia sanitaria, el desconfinamiento no implicaría un abandono de las medidas sanitarias. Significaría, en cambio, consolidar otra manera de afrontar las rutinas diarias.

“Corresponde levantar todo tipo de confinamiento en Iquitos, lo que no significa que tengan que abandonar el uso de las mascarillas o la higiene, que es algo que debería durar para siempre. Pero, por ejemplo, los chicos podrían perfectamente regresar a las clases presenciales, porque están en formación y ellos lo que necesitan justamente es sociabilizar, estar en actividad y en movimiento”, indicó.

En ese sentido, el experto en salud pública asevera también que el estudio de seroprevalencia en Iquitos corrobora que no hay justificación para mantener la cuarentena de los menores de 14 años, y que, más bien, esta medida podría convertirse en una afectación a la salud mental de los más jóvenes.

“Los chicos están en pleno desarrollo. Creo, y con mucho respeto lo digo, que los sometemos a un confinamiento innecesario. Ellos deben conformar lo que se llama la unidad biopsicosocial, y esta situación conlleva a que en el futuro presenten algún tipo de complicación psicológica porque estamos rompiendo, ahora ya por más de 120 días, su desarrollo normal”, manifestó Almerí.

Un estudio que debe repetirse

El estudio llevado a cabo por el Minsa y la Diresa Loreto ha presentado hallazgos muy importantes que dan luces sobre el desarrollo de la pandemia, por lo que debería repetirse en otras ciudades del Perú, según el médico Marco Almerí. Revelaciones como una menor presencia sintomática de la COVID-19 en mujeres o que Iquitos se haya convertido en la primera ciudad en el mundo en alcanzar la inmunidad de rebaño han sido facilitadas en el informe.

“Lo que va a ocurrir es que, de acá a diciembre, los pacientes van a llegar a manera de goteo a los establecimientos de salud, como llegan por la malaria, el dengue o la tuberculosis. Otra cosa sorprendente que revela este estudio es que las personas más infectadas en nuestro país son las mujeres. Sin embargo, los que hicieron más enfermedad y murieron más son hombres. Esto abonaría la teoría de que la respuesta inmunológica de la mujer es muy potente, lo que podría deberse a hormonas como los estrógenos y las progesteronas”, señaló el especialista.